"Soy perfecto exactamente tal como soy". Por Louise Hay

No eres ni demasiado ni tan poco. ¡Eres perfecto tal como eres!

Hay muchos de nosotros preocupados por la perfección. Pasamos mucho tiempo constantemente tratando de hacer las cosas perfectamente y de ser perfectos que no nos permitimos realmente aprender nada nuevo. Sólo porque no haces algo perfectamente la primera vez, no significa que no eres lo suficientemente bueno. No importa lo que algún otro te diga.

No eres ni demasiado ni tan poco. Eres perfecto tal como eres. No tienes que probar nada a nadie en ningún lado. Eres perfecto como eres, aquí y ahora. No hay necesidad de luchar para ser mejor. Todo lo que necesitas hacer es amarte más y más cada día. El resto vendrá.

El propio amor es toda la nutrición que necesitas para realizarte y sentirte grandioso. Tratar de ser perfecto en cada parte de ti mismo basado en los estándares de algún otro solo creará más dificultades para ti cada día. Este ciclo sinfín solo trae más dolor y más daño a tu vida. Cuanto más nos amamos, más tenemos. Cuanto más nos amamos, más sanamos nuestro mundo exterior y las personas en él. Con felicidad y amor, nos damos cuenta de nuestra perfección y la perfección de la Vida. Nos damos cuenta que ya somos perfectos como siempre lo hemos sido. Simplemente pudimos no haberlo visto al principio.

Sé que esta no es una tarea fácil verte a ti mismo como perfecto, pero con tu práctica del propio amor, llegarás a ver que todas tus amorosas perfecciones cobran vida.
Cada experiencia que tienes es perfecta para tu crecimiento. No hay bueno o malo, solo experiencias. Esto no te hace menos perfecto un día o más perfecto el siguiente. Siempre eres una expresión perfecta de la Unidad de la Vida.

Debemos disfrutar el viaje de crecimiento tanto como el resultado. Cuando reaccionamos desde un lugar positivo y amoroso hacia nosotros mismos y los otros es que encontramos la perfección saludable. Debemos operar desde un lugar de propio valor en todo lo que hacemos para sobrellevar este pensamiento de que no somos suficientemente buenos. Siempre eres lo suficientemente bueno. Espero que todos tengan el coraje de verse a si mismos como verdaderamente son. Porque yo te veo tan fuerte y capaz en todo lo que experimentas.

Recuerda, está bien ser lo suficientemente bueno. Tienes el derecho a la felicidad y el derecho a cometer errores. Tienes el derecho de ser lo suficientemente bueno. Deseo que practiques estas afirmaciones tanto en el espejo o periódicamente a lo largo del día.

Me perdono a mí mismo por no ser perfecto. Estoy siendo de la mejor manera que sé ser. Hoy es el peldaño hacia el descubrimiento de quien soy y lo que me trae alegría.
Me doy permiso para ser todo lo que puedo ser, y me merezco lo mejor de la vida.
Amo quien soy, y me recompenso con pensamientos de alabanza.

Este es un nuevo día. Yo soy un nuevo yo.

Con Amor, 
Louise L. Hay


👉 Ayúdanos a COMPARTIR lo positivo {+} en tu red social favorita: Google +, Facebook, Pinterest, Twitter o la aplicación WhatsApp

0 comments