Los Científicos descubren que esta oración cura muchas enfermedades

Los especialistas en programación neurolingüística, siempre han afirmado con absoluta certeza, que el poder de la palabra es milagroso.
El tan solo hecho de decir algo, afirmarlo y repetirlo de manera segura, hará que tal hecho suceda casi milagrosamente, siempre y cuando la palabra sea dicha con mucha fe. El mundo de la ciencia se ha visto paralizado frente a esta poderosa oración que cura enfermedades; tanto ha sido así, que los mismos científicos se arrodillan ante dicha oración.

Sin duda alguna, para muchos está comprobado que el poder de la fe es milagroso. El hecho de pedir algo y confiar en que dicho pedido se materializará en nuestra vida, es el primer paso para conseguir todo lo que queremos y necesitamos. Así lo dicen la misma Ley de Atracción y el reconocido dicho “Pide y se te dará”.

Mira a continuación, cual es la poderosa oración que cura enfermedades, ante la cual tanto religiosos como científicos han quedado totalmente cautivados debido a su alto nivel de efectividad.

Poderosa oración que cura enfermedades

Esta oración que cura enfermedades ha cautivado a millones de fieles alrededor del mundo debido a su enorme efectividad, y es por esto que la ciencia también se arrodilla ante las palabras que te mostraremos a continuación.

Hace tan solo unos pocos meses, el Dr. Andrew Newberg, especialista en investigación del Hospital Thomas Jefferson en Pennsylvania, ha revelado un prometedor estudio que ha realizado de manera secreta.

El Dr. Newberg, ha estudiado detalladamente durante mucho tiempo, las imágenes de resonancias magnéticas de aquellas personas que oran o meditan y los resultados han sido sorprendentes:

“Cuando miramos el funcionamiento del cerebro, todo apunta a que es fácilmente capaz de ajustarse a las prácticas religiosas y espirituales… Sólo tiene sentido si Dios está allá arriba y nosotros acá abajo, que tengamos un cerebro que sea capaz de comunicarse con Dios, orándole y haciendo las cosas que Él necesita que hagamos”, dice el doctor.
El Dr. Andrew, cristiano y científico, recomienda a todas las personas que no creen en ninguna deidad y a las que creen, que cada noche hagan esta poderosa oración que cura enfermedades, con mucha fe y total esperanza, tanto si el enfermo es uno, como también si se trata de ayudar a alguna otra persona cercana.



Mi buen Jesús, te alabo y adoro,

te amo con todo mi corazón

y agradezco tu entrega por nosotros en la Cruz,

acudo ante Ti sabiendo que estás siempre a nuestro lado

que todo lo ves, todo lo sabes y nunca abandonas.

Tú que concedes vida en abundancia

y eres medico verdadero y dador de salud,

Tú que eres el Buen Pastor y cuidas de tu rebaño

te ruego que desciendas y concedas tu protección y amparo

a este ser querido que tanto padece por su enfermedad,

apelo a tu infinito Amor, a tu bondad y clemencia,

y solicito la gracia de la salud para ……. (nombre del enfermo).

Tu que dijisteis:

“Yo soy la Resurrección y la Vida”,

que recibiendo y llevando en Ti mismo nuestras enfermedades,

curabas las dolencias y males de cuantos se te acercaban;

a Ti acudo lleno de esperanza, lleno de seguridad,

para implorar de tu Sagrado y Divino Corazón.

Señor Jesús compasivo, que al ciego de Jericó,

que sentado junto al camino te decía en alta voz:

“Jesús, Hijo de David, ten piedad de mí”,

le respondiste: “Recupera tu vista, tu fe te ha salvado”,

y al momento pudo ver,

te pido con toda mi fe: Señor, devuelve la salud a (Nombre del Enfermo).

Omnipotente y sempiterno Dios,

eterna salud de los que creen,

escúchanos en bien de tus siervos enfermos,

por quienes imploramos el auxilio de tu Misericordia;

a fin de que recobrada la salud, te den en tu Iglesia

ferviente acción de gracias. Por Cristo Nuestro Señor. Así sea (AMEN).

El Dr. Andrew afirma que la oración y la meditación son capaces de curar cualquier tipo de enfermedad dentro de nuestro organismo.

👉 Eres libre de COMPARTIR a través de tus redes sociales favorita, o vía Whatsapp mediante los botones de la derecha de tu monitor o la parte inferior de tu dispositivo móvil

Fuente: viviendoensalud.com

0 comments