domingo, 24 de abril de 2016

{Test} Dime cómo comes y te diré como eres

Uno de los momentos más bonitos del día, es aquel en que nos juntamos a compartir con la familia o los amigos alrededor de una mesa. Pero, ¿sabías que algo tan simple como la velocidad o forma en la que comes revela parte de tu personalidad?

No es lo que come, sino cómo se come; de acuerdo a Phil Mutz; experto en comidas; quien compiló una lista de nueve de las más populares formas de consumir alimentos, revelando exactamente lo que cada una dice acerca de ti como persona.

Es por esta razón que te dejamos un listado que muestra las características que tenemos durante nuestras comidas. ¿Con cuál te identificas? ¿Te animas a tomarlo?

1.- Come lento


Se caracterizan por pasar su tiempo disfrutando la comida y no tiene apuro en terminarla. Las personas que comen así disfrutan de cada momento de su vida. En el entorno laboral nada te apura, porque crees en las cosas bien hechas y no a la rápida. En las relaciones siempre vives en el presente. Esto hace que las peleas sean más intensas, pero también que los buenos momentos sean más placenteros.

Te suelte faltar algo de “reloj interno”, lo que hace que los demás se pongan algo nerviosos. Pero no dejes que esto te desanime: sigue disfrutando cada momento, sin dejar que la vida pase volando ante tus ojos.

2.- Come rápido

Eres el tipo de persona que intenta comerse la comida lo más rápido posible, sin masticarlo todo por completo si es necesario. Te gusta ser puntual con tu trabajo y tus jefes aman esto. Eres excelente realizando distintas actividades y eres saludablemente competitiva. Tu cerebro siempre va 10 pasos más adelante de tu posición. En las relaciones sueles poner las necesidades de los demás antes de las tuyas.

Pero ojo, que correr con cosas con las comidas implica que no tienes suficiente tiempo para ti. Asegúrate de crear los espacios para tus propias necesidades y ten cuidado de no apresurarte en los buenos tiempos. Baja la intensidad y disfrútalos.

3.- Organizador

Eres tan organizada para comer, que ni siquiera quieres mezclar distintos tipos de comida en el mismo plato. Te gusta mantener las cosas pulcras y bien hechas, por lo que evitas las situaciones complicadas. En el trabajo, tus habilidades organizando te ayudan a tener las tareas en la palma de tu mano.

Mientras que en el hogar es probable que luches para mantener la limpieza y los platos fuera del lavamanos. Pero si eres capaz de armar compromisos, puedes organizar cada actividad de la casa para compartir responsabilidades. Ten cuidado de que tus listas de cosas por hacer no te estresen demasiado. Aprende a ser flexible para disfrutar más la vida.

4.- Aventurero

Si te encanta probar comida exótica, este es tu tipo. Jamás te acusarán de ser aburrido o aburrida. Te gusta tomar riesgos y muchas veces esto tiene su recompensa. En el trabajo no te da miedo proponer una idea importante. Tu espíritu aventurero te lleva a tener muchos amigos que admiran tu valentía y que buscan ser más atrevidos más como tú.

Tu forma única de vivir la vida es algo que nunca deberías cambiar. Sólo ten cuidado de no poner presión en los demás para que actúen igual que tú: no todos están destinados a ser un explorador.

5.- Aislador

Sueles comer sólo un tipo de comida por turno y te aseguras de terminar cada alimento antes de seguir con el siguiente. Esto es típico de alguien detallista. Si bien a algunos les extrañan tus métodos, en el fondo eres alguien muy cuidadoso que suele ser aplaudido en el entorno laboral por su minucioso trabajo.

Ten cuidado de no empujar a las otras personas a ser tan rígidos con las cosas. Aunque tú conozcas la forma correcta de proceder, no todos lo ven así. Intenta ser paciente y flexible y ya verás cómo mejoran tus relaciones.

6.- El mezclador

Te encanta mezclar toda tu comida junta y conseguir un poco de cada cosa en cada bocado. Es típico de las personas fuertes y capaces de soportar mucho. En el trabajo, tus jefes aman que seas capaz de tomar tanta responsabilidad en tus manos. Como eres una persona extrovertida y amigable, tienes relaciones sanas y no tienes miedo de hacer tiempo para la gente importante de tu vida.

A veces, te comprometes demasiado. Te suele costar decidir qué tarea completar primero. Practica la priorización y descubrirás que tu trabajo duro tiene recompensa.

7.- El ruidoso

¿Te gusta sorbetear la sopa y masticar la comida ruidosamente y con ganas?. Esto significa que eres un espíritu libre y te da lo mismo lo que los demás piensen de ti. Marchas a tu propio ritmo y la gente admira eso de ti. No te da miedo mostrarte cómo eres ni que la gente conozca lo que quieres. Eres una persona directa y abierta, lo cual puede molestar a algunos. Pero no dejes que nadie te cambie y continúa a tu propio paso.

8- El preparador

Te gusta cortar y preparar toda tu comida antes de comenzar a comerla. Siempre lo piensas todo por adelantado y evalúas cómo cada movimiento te llevará al siguiente. En el trabajo, es común que sueñes a lo grande y que trabajes  duro para escalar. En tus relaciones, te gusta ir adelante programando las citas y siempre buscas una pareja que dé para largo. Ten cuidado de no matar las sorpresas de la vida con tu excesiva preparación y recuerda disfrutar el presente.

9.- El selectivo

Cuando se trata de comida, siempre tienes una serie de requerimientos. Cada vez que sales a comer tienes mil preguntas y especificaciones para el pobre mesero.

Eres alguien que le gusta estar en su zona de confort. Te gusta ese cálido sentimiento de estar cerca de tus seres queridos por muchos años. Pero también eres una persona muy inquisitva y no tienes miedo a preguntar o a buscar más conocimiento. No hay nada malo con que sepas lo que te gusta, pero no dejes que eso te mate las sorpresas y nuevas aventuras. Necesitas probar cosas nuevas de vez en cuando.
¿Qué tipo de comensal eres? ¿Los resultaron fueron exactos como el mío? 

Puede compartir en los botenes de la detecha de su pantalla, para que compare con sus amigos y familiares qué tipo de comensal son.

Fuente Original en Inglés:  Little Things
Imágenes: Littlethings / Maya Borenstein

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: