martes, 19 de abril de 2016

Cómo ser usted mismo gracias al zodiaco Budista

Saber cuáles son nuestras fortalezas éticas y espirituales, así como la responsabilidad kármica que debemos asumir frente a nuestro destino personal nos ayuda a realizarnos a nosotros mismos.

En el budismo tibetano se utiliza la Astrología y sus interpretaciones como claves útiles que pueden ser utilizadas para nuestro desenvolvimiento personal. Afirma que las posiciones de los cuerpos celestes en un Horóscopo reflejan una porción de los potenciales kármicos con los que nacemos, entendiendo por tales los resultados que podemos obtener a partir de las acciones que realizamos, las cuales dependerán de cómo sepamos aprovechar nuestras capacidades.
De acuerdo con estas ideas, nuestro signo solar indica una suma de características y de posibilidades que nos convendrá conocer, aceptar y validar con nuestros actos, para así alcanzar un estado de paz, rectitud y amor.

A través de nuestro potencial kármico, podremos alcanzar nuestra realización personal y liberarnos, pues ése es el fin concreto para el budismo: que logremos realizarnos y desprendernos de todo aquello que coarta en nuestro desarrollo personal.

Aries

Características: individualismo, acción, coraje, sinceridad.

Aries representa la chispa de la vida en sus comienzos, cuando todo es potencia sin sustancia. Kármicamente, dispone de una gran capacidad para iniciar cosas nuevas, para adelantarse a otras personas y sacar ventajas. Sus cualidades hacedoras, su dinamismo e impulsos vitales abrirán caminos que otros transitarán. Su misión no consiste en terminar lo que Ud. mismo ha comenzado. Su vida es la acción directa, en el aquí y ahora. Dar el paso inicial favorece su autorrealización. Para mantener vivo su espíritu guerrero, necesitará siempre de algún desafío o riesgo.

Tauro

Características: estabilidad, lealtad, persistencia.

Tauro tiene la misión de transformar la semilla que ha sembrado Aries en materia viva. Kármicamente, dispone de paciencia y determinación para extraer lo mejor de cualquier situación y hacer que las cosas perduren.

Aprendiendo a refinarse en el goce de los sentidos favorecerá también su autorrealización. No cambiar de ideas a mitad del camino y sostener por sí mismo un estado de cosas estable y duradero en los aspectos vitales más significativos será una señal de que está conectándose con su ser esencial.
Para mantener encendida su llama interior, necesitará solidez material y un amor duradero en su vida.

Géminis

Características: movimiento, adaptabilidad, habilidades múltiples.

Géminis proporciona a sus nacidos la luz del entendimiento, diferentes habilidades y la capacidad de comunicación como potencial kármico de autorrealización. Dispone de inteligencia, comprensión y curiosidad inagotables para desarrollar su ser esencial. Aprender y enseñar, narrar historias, viajar y leer serán los caminos por los que transitará para descubrir su verdadero ser.

Asimismo, el diálogo y la divulgación de información serán las actividades que se relacionarán con su proceso de iluminación personal. La expresión es esencial para su felicidad.

Cáncer

Características: emoción, protección, sentimiento, empatía, sensibilidad.

Las risas y las lágrimas, así como el humor y las emociones en general serán sus vehículos de autorrealización. Su plenitud se desenvolverá desde su interioridad hacia el mundo. Tendrá como don o gracia ser jefe o jefa de un clan, de una familia. La pertenencia, el hogar, la crianza de otros seres y la alimentación re- presentarán experiencias luminosas y estimulantes para que alcance su propio centro de energía y autoconciencia. Aprenderá a conectarse con los arquetipos femeninos, especialmente, con la madre, para encontrarse con un camino verdadero.

Leo

Características: alegría, dignidad, generosidad, extroversión.

El máximo esplendor de la naturaleza tiene lugar en el verano, estación que se relaciona directamente con la naturaleza pletórica de este signo de Fuego. A los nacidos bajo el signo del León, se les ha concedido como potencial kármico la capacidad de brillar con luz propia en algún ámbito. Parangonándose a un pequeño dios, verá que su capacidad creativa le permitirá engendrar hijos físicos o de su mente, a los que les insuflará vida y alegría. El amor, la música, el arte, el reconocimiento  y el aplauso estarán presentes indicándole que va por un buen camino.

Virgo

Características: humildad, perfección, inteligencia, crítica, austeridad.

Virgo concede como potencial kármico el don de la búsqueda de la perfección, por lo que de algún modo emprenderá un camino de autoexamen y perfeccionamiento propios, destacando y descartando los errores e ideas superfluas que no apunten a un resultado concreto y verificable. Su intelecto quirúrgico tendrá como finalidad que la creación divina pueda ser perfeccionada y depurada, lo que lo conectará profundamente con su propia naturaleza. La perspicacia y severidad utilizadas en su permanente búsqueda de pureza asegurarán su progreso continuo.

Libra

Características: búsqueda del otro, sociabilidad, buen juicio, elegancia, equilibrio.

El signo que inicia el otoño en el Hemisferio Norte tiene la misión de celebrar la magia del encuentro con el tú, que no es más ni menos que otro yo que nos refleja. La cooperación y todo tipo de relaciones que no involucren directamente al parentesco de sangre serán sus vehículos para encontrarse consigo mismo. Se le ha concedido belleza para que exponga seductoramente a los demás durante toda su vida la armonía y el equilibrio naturales de la creación. Su potencial kármico reside en su capacidad de relación y en la afectividad espiritualizada.

Escorpio

Características: conocimiento instintivo del ser humano, intensidad, entrega.

Se le ha concedido el don de la finalidad, es decir, de la conciencia lúcida de que todo va a perecer y morir. Los extremos pasionales, los instintos y los poderosos deseos provienen de esta experiencia básica que vuelve a este nativo consciente de la mortalidad de la vida. Su potencial kármico se relaciona con capacidades relacionadas con la resistencia física y mental, así como con la facultad regenerativa tras muertes simbólicas o graves crisis. Tiene la misión de alcanzar la más alta espiritualidad venciendo los instintos y los estados de conciencia infernales.

Sagitario

Características: expresividad, fe, comprensión profunda, intuición.

Llevar la luz a todas partes, encender las conciencias para que vislumbren una realidad mayor a las tinieblas de los propios egos: ésa es la misión básica de este signo.

Como potencial kármico, dispone de optimismo y de suerte para alcanzar sus amplios y luminosos objetivos. Como don, ha recibido la conciencia, lúcida o no, de su inmortalidad, que puede llegar de la mano de alguna religión, o bien, por haber cultivado su intelecto a través de viajes o estudios superiores.Aventurarse en lo desconocido lo conectará con su esencia.

Capricornio

Características: persistencia, tenacidad, rectitud, responsabilidad, disciplina.

Ser los guardianes del orden establecido y responder con sus vidas por un rol que los subyugue, es la misión del signo que representa la última caída del espíritu en la materia. El frío invierno comienza en el Hemisferio Norte cuando el sol transita el signo, representando la naturaleza desapasionada, áspera y conservadora de su energía. Dispone como potencial kármico de un sentido de la responsabilidad mayor a otras personas, así como de gran seriedad de propósitos y una conexión natural con las más alta filosofía.

Acuario

Características: originalidad, creatividad, humanismo, libertad.

Ser visionario, intuir el futuro y ser capaz de despersonalizar el amor en forma de amistad universal son dones que ha recibido quien ha nacido bajo este signo. Su misión consistirá en descubrir por sí mismo una nueva visión que construirá una humanidad más honesta y justa. También, se le ha concedido el don de la libertad, además de contar con un intelecto poderoso y creativo. El desapego y la honestidad son también parte del potencial kármico con los que alcanzará su esencia.

Piscis

Características: sensibilidad, amor universal, misticismo, sentido poético de la vida.

Reunir todas las tristezas de los hombres y experimentarlas en sí mismo es la misión de este signo. Brindar amparo y amor a quienes sufren padecimientos lo colocará en un camino cierto. La más profunda comprensión intuitiva acerca de la naturaleza divina del hombre y de todos los seres es el don recibido. Su potencial kármico consiste en su habilidad para crear mundos mágicos, transitar diferentes estados de conciencia y disolver los límites de la materialidad, de modo de lograr así una fusión con la totalidad.


Fuente: Revistas Predicciones. com

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: