miércoles, 10 de febrero de 2016

Identifica si eres una persona susceptible a sufrir ataques energéticos

Identifica si eres susceptible a sufrir ataques energéticos

Todos absorbemos energías negativas o de baja vibración de otras personas, como así de lugares que vamos transitando. A veces llega un momento en que nos sentimos totalmente desgastados y solemos relacionarlo solo y exclusivamente con el estrés que vivimos diariamente.

Si bien el estrés y el ritmo de vida que llevamos pueden agotar nuestras energías no es solamente esa la causa de nuestra baja vibración energética.

Hay quienes tienen más facilidad para absorber las energías negativas de los otros, y esto se debe a personas que son más sutiles, más susceptibles a cumplir la función de “esponja emocional”

Como bien sabemos, existen los llamados “vampiros energéticos”, ellos necesitan nutrirse de las energías de los demás, se reconocen por ser quejosos, negativos, envidiosos, se nutren criticando a los demás, siempre ocupan el papel de víctimas, son controladores y narcisistas etc. Vienen, descargan en nosotros su baja vibra, se alimentan de la nuestra para poder continuar, generalmente se van livianitos y nosotros quedamos sin fuerzas, desganados, deprimidos, y con mal humor.


Identifica si eres una persona susceptible a sufrir esos ataques energéticos

  • Eres muy sensible
  • Canalizas los problemas de los demás con dolores y molestias físicas (ej: dolor de cabeza, de cervicales, de estómago)
  • No toleras los ruidos fuertes, ni los lugares con multitudes (Ej. Shopping)
  • Necesitas tomar tiempo en soledad para recargar tus energías
  • Las personas muy conversadoras te quitan las fuerzas
  • Suelen elegirte para contarte sus problemas
  • Te sietes invadido cuando no respetan tu límite de espacio personal (cuando las personas se acercan demasiado para hablarte)
  • Te produce ansiedad y nerviosismo interno cuando esas personas se alejan luego de haber hablado contigo
Si te has identificado con estos síntomas es momento de alejarte de quien te produce estas emociones negativas en ti, deja de absorber sus problemas y quejas, cuida tu propia energía, ya que de lo contrario ese malestar negativo va a ir dañando tu aura y llegarás a manifestarlo en tu cuerpo con síntomas de enfermedad.

Rodéate de personas que estén en la misma sintonía energética que tú, que gusten de la armonía, que eviten hablar como una constante de sus emociones negativas y quejas.

No importa cuál sea la relación que compartas con estas personas, (familia, amistad, relación de pareja o laboral) tienes derecho a cuidarte, tu campo energético es la barrera que impide que las energías nocivas lleguen a tu cuerpo físico manifestando enfermedad, por lo que, es necesario que evites esas grietas en tu aura que se van formando con las emociones negativas y ataques energéticos de los demás.

Por Florencia Lozada
Universoshanti.com

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: