martes, 22 de diciembre de 2015

Árbol de Navidad: Significado Mental, Emocional y Espiritual

¿Qué representa el árbol de Navidad?



A nivel micro:

Representa a una célula y a nuestro organismo físico, y nos invita a reflexionar acerca de cómo, cuanto y con qué los adornamos. ¿Cuál es la calidad de las sustancias que crean y dan vida a nuestras células? Si no ponemos en nuestro árbol navideño adornos dañados, descoloridos o peligrosos: ¿Por qué lo hacemos con nuestras propias células al alimentarlas sin consciencia de lo que ingerimos? Reflexionemos en adornar nuestro interior físico de la misma forma que adornamos el árbol, poniendo el mismo cuidado, amor y alegría.

En el plano emocional:

El árbol representa nuestra estructura emocional. Cada adorno representa un sentimiento. Nos invita a meditar acerca de cuánto tiempo alimentamos sentimientos brillantes y positivos, y cuánto tiempo al día alimentamos sentimientos negativos de miedo, desconfianza, odio, y queja. Si no elegimos los adornos oscuros que nos generan miedo o depresión para el árbol ¿Por qué elegimos enganchar en nuestro sentir durante todo el año, el odio, el descontento y el recelo?

De la misma forma que elegimos con cuidado cada adorno y su disposición en el árbol para que se vea hermoso e inspire alegría, propongámonos este nuevo período, elegir a consciencia cada sentimiento en nuestro interior para poder inspirar confianza y alegría, convirtiéndonos en agentes constructores y conscientes de un mundo mejor. Hagámonos verdaderos arquitectos de nuestra vida (del árbol de la vida) al elegir adornar nuestros sentimientos con el color y el brillo de lo bueno y bello.

En el plano mental:

El árbol representa nuestra maravillosa mente, magnánima como el árbol de la vida, CREADORA desde el origen de los tiempos. Meditemos acerca de con qué elegimos día a día adornar nuestra mente, la constructora de nuestro destino. ¿Pondríamos en nuestro árbol adornos que digan “está todo mal”, “ la humanidad está perdida”, “no puedes” , “son todos malos”, “violencia, violencia, violencia” y demás insultos? Pues entonces ¿Por qué elegimos adornar nuestra mente con esos pensamientos? Elegir conscientemente lo que ingresa y sale de la mente abre el espacio interno para percibir el poder de la creación que habita en nosotros. “Nuestra vida es el fruto de nuestros pensamientos”.

En el plano espiritual:

Cada adorno representa una virtud interna, meditemos acerca de cuáles deseamos cultivar este año en nuestro interior (empatía, tolerancia, respeto, compasión, comprensión, paciencia, paz, sabiduría ). Que no sean sólo palabras vacías sino que conectemos con el genuino deseo y compromiso de cultivarlas en este nuevo período que comienza.

Que las luces que iluminen el árbol representen la luz del conocimiento interior, que enciende el alma y convierten la vida en existencia brillante y luminosa.

A nivel macro:

El árbol representa también a la humanidad. Elevemos pues la consciencia para compartir en el árbol de la humanidad, los adornos de las virtudes que nos hacen verdaderamente Seres Humanos. “El árbol no soy solo yo, el árbol es el mundo”. Compartamos simbólicamente con él, el encendido de las virtudes humanas en el corazón de la humanidad. “Como es arriba es abajo, como es adentro es afuera.” Si lo logramos en nuestro interior, ayudamos a que el mundo lo también lo logre.

Conclusión:

Tomar consciencia del armado del árbol de navidad, es tomar consciencia del armado de nuestra propia vida. Hacerlo de forma automática o de forma consiente solo es reflejo de cómo creamos nuestra propia existencia. Adornar el árbol de navidad a consciencia ayuda a generar el espacio interno para darnos cuenta qué necesitamos realmente para ser más felices. Colocar cada adorno sintiendo que esa materia externa y colorida es una energía interior que da color a la existencia, permite tomar consciencia del ÁRBOL DE LA VIDA.

Tomar consciencia del árbol de la vida es tomar consciencia de nuestro verdadero Ser. Conocer nuestro nuestro verdadero Ser nos revela los misterios del Universo, Creación y Creador. Tomar consciencia de esto nos vuelve más humildes, compasivos, pacientes, amorosos y POSITIVOS, transformándonos en Nuevos Seres Humanos, más libres, sabios, abundantes y pacíficos, auténticos creadores de nuestro destino, como cultivadores cuidadosos de los propios sentimientos, pensamientos y acciones.

Les deseamos a todos una etapa de introspección y conexión con lo sagrado dentro suyo.

Que la Vida, la Luz, el Amor, la belleza, la fuerza y la sabiduría, se enciendan en el corazón de toda la humanidad.



Fuente: Universo Shanti


Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: