martes, 18 de febrero de 2014

MAMAS: (Conflictos emocionales que pueden afectarles)

El seno es el símbolo que representa la feminidad, la maternidad y la responsabilidad en la familia. La función materna está basada en alimentar, proteger y educar el niño y en su responsabilidad en el nido real (casa, apartamento, edificio) o simbólico (el calor del hogar, el ambiente familiar, las fiestas familiares). Por consiguiente, la mayor parte de las enfermedades de los senos están dominadas por un sentimiento de preocupación general en el nido, en la que intervienen todos los habitantes del nido (niños, padres, abuelos, tíos, primos, amigos de la familia, animales domésticos) y en particular, la mayoría de las veces, el hijo o el marido, real o simbólico.


Entre las fuentes de conflictos más importantes que pueden causar un “drama en el nido”, se encuentran:

Respecto al niño: accidente, enfermedad, muerte, malas compañías que nos causan preocupación, no tener noticias suyas, incomprensión, pérdida del trabajo, etc.

Respecto al marido: depresión, alcoholismo, ausencia, desempleo, enfermedad, accidente, muerte, etc.

Respecto al nido: separación, divorcio, violencia, problemas económicos que dificultan un buen sustento en la familia, sentirse amenazada o en peligro, falta de contacto y/o de protección, etc.

¿Qué mama está afectada? ¿Por qué se afecta el seno izquierdo y no el derecho o los dos?

La afectación de una mama u otra depende de si el drama vivido corresponde a un conflicto de nido “estricto” o de nido “ampliado”. En el primer caso concierne a un problema exclusivamente con el hijo, sea éste real o simbólico (el cónyuge, si es considerado como un hijo u otra persona, animal o cosa que lo considere y lo cuide como a un hijo) por ejemplo: “conflicto madre/hijo”.  En el segundo caso el conflicto puede estar relacionado con otros miembros del nido, por ejemplo: el marido, la pareja, el amante, los padres, abuelos, tíos, primos, amigos, etc.

¿Cómo podemos determinar si se trata de un conflicto de “nido estricto” o de “nido ampliado”?


Basándonos en la lateralidad biológica (diestra o zurda) de la persona afectada. Para la diestra biológica, la afección de la mama izquierda corresponde al nido estricto y la afección de la mama derecha incumbe al nido ampliado.

Para la zurda biológica, la afección del seno derecho atañe a un conflicto del nido estricto y la afección de la mama izquierda concierne al nido ampliado.

Localización de la afección dentro de cuatro cuadrantes de la mama. ¿Dónde está ubicado el problema? Si dividimos la mama en cuatro partes con dos líneas que pasen por el pezón, una horizontal y otra vertical, estableceríamos el cuadrante superior externo y el interno y debajo el cuadrante inferior interno y externo.

La parte superior representa lo que yo puedo dar, lo que doy a otro, lo que yo me ocupo del otro.

La parte inferior simboliza lo que yo necesito del otro.

La parte externa representa los conflictos que tengo con otras personas.

La parte interna personaliza los conflictos que tengo para ocuparme de mi mismo. “Soy yo la que necesito a mi madre”.

El pezón significa: “Estoy totalmente centrada en mi”.

La mayoría de las afecciones en la mama se ubican en el cuadrante superior externo (CSE), cerca de la axila.

¿A qué tejido afecta?

En función de los tejidos presentes en la mama, pueden producirse cinco conflictos diferentes:

Las glándulas mamarias: Tienen la función de fabricar y segregar la leche.

Conflicto: drama en el nido con una noción de peligro. Cáncer benigno del tipo adenofibroma o adenocarcinoma, uno de los tipos de cáncer más frecuente.

En una mujer diestra:
Mama Izquierda: Conflicto madre/hijo o conflicto en el nido “estricto”. “Todo aquello de lo que nos sentimos responsables, allí donde se tiene una necesidad absoluta de nosotros”. Protección. Conflicto relativo al hijo. Preocupación por el propio hijo, por lo que le sucede o por lo que hace. “Quiero dar de mi misma”.

Conflicto relacionado con el nido, la casa, el apartamento. No poder tener o formar un nido. Nido desorganizado. Perder el nido.

Mama derecha: Conflicto con alguien a quien se le hace de madre: la pareja.


La primera pareja es el padre.

La segunda es el hermano o la hermana, los hijos que han crecido.

La tercera pareja es el marido.

La cuarta pareja es un amigo, un colega, un primo, etc.

En una mujer zurda biológica: es a la inversa. La mama derecha expresará un conflicto de nido estricto y la mama izquierda indicará un conflicto con la pareja.

Mastitis y abscesos: drama más deshonra en el nido.

Conductos Galactóforo: son los finos canales unidos a las glándulas mamarias que transportan la leche al pezón. Cáncer ductal.

Problemas de relación en el nido: conflicto de separación, no sexual sino con vínculos maternales.

Mama derecha: Conflicto de separación en las relaciones horizontales, como por ejemplo: “mi marido se marcha”. “Esa mujer me ha quitado a mi marido”. Del mismo modo puede indicar el deseo de estar separada, de no estar más en contacto con mi pareja, de dejar de darle alimento afectivo (leche). “Me siento sola”. Mi marido no me ayuda, no me apoya, es frio, no habla, no recibo caricias ni atenciones.

Mama izquierda: problema relacional en el nido “estricto”. Sentirse separado del hijo, tanto en sentido real como figurado. Falta de comunicación o de comprensión. “Mi hijo se marcha”. Drama en el nido (casa, apartamento, trabajo).

Conflicto de falta de protección, contacto, caricias, intercambios y de seguridad de mis seres queridos y la mía propia.

Falta de comunicación con los parientes que queremos guardar o tener “bajo nuestra ala” o “sobre nuestro seno”.

La Dermis: Conflicto de mancha, de suciedad. Ataque a la integridad.  Melanoma.

Conflicto de verse desfigurada (mama en mal estado, cicatriz fea).

Drama en el nido (casa, apartamento) por suciedad, desorganización, robo, etc. “Me han ensuciado mi nido”.

Vaina de los nervios:Conflicto de contacto. Es inverso al conflicto de separación. “No quiero mantener éste contacto, es muy desagradable, doloroso”. “No deseo ser tocada acariciada”. “Yo quiero estar separada”.

Neurinoma: “No quiero ser tocada por mi marido”. “No quiero ser tocada por…”.

Tejido de sostén: Yo no me siento sostenida por (mi marido, mi madre, etc.): para poder ayudar, cuidar, nutrir a mi hijo. “Debo ser muy fuerte y me encuentro sola”. “No puedo contar más que conmigo mismo”. “No me siento apoyada ni sostenida por mi pareja”
Recomendaciones para recuperar la salud física, emocional y espiritual:

Debes dejar de comportarte como una buena chica, de hacer lo correcto, de realizar el papel de subordinada… y sacar la agresividad hacia el exterior para desarrollar tu individualidad y encontrar tu propio camino.

Entregarte de forma desinteresada una vez que has encontrado y vivido tu propia identidad.


Si tomas la decisión de amamantar o de ayudar a alguien, hazlo con amor y alegría. Si no es así, no te obligues ni cedas ante la demanda de los demás. De ningún modo venimos a la tierra para cuidar, proteger y nutrir a todos nuestros seres queridos.

El amor maternal también se expresa permitiendo la emancipación de los hijos.

Es posible que necesites realizar el acto del perdón hacia tu madre y hacia ti misma y tomar conciencia de que eres tú quien debes amarte y nutrirte.

Autor: Joman Romero 
Autor del libro "CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?"

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: