Test: ¿Tienes TOC o simplemente eres demasiado perfeccionista?

¿De las siguientes tres opciones cuál te imaginas ser.? Un perfeccionista, una persona con TOC (trastorno obsesivo compulsivo)  o alguien muy equilibrado.

Esta pregunta no es la más fácil de responder y antes que pueda determinar cuál te describe mejor, necesitas saber un poco más de información sobre cada uno de ellos. A continuación un desglose básico de los tipos de personalidad mencionados y las principales diferencia entre sí.
Los perfeccionistas son aquellos que son exigentes y precisos a menudos. Son muy ordenados y organizados, más que ser perfeccionistas, es un grado menos que aquellos que sufren del TOC. Se centran principalmente en su salud, apariencia y la higiene personal tiende a ser su prioridad número uno. 
Son el tipo de persona que se enorgullecen de su apariencia y siempre están muy bien arreglados. Salen con la ropa limpia, camisas recién planchadas, zapatos impecables y parecen estar preocupados por los detalles  más pequeños de la vida. Algunas personas los pueden llamar neuróticos, pero ese término no hace justicia a este tipo de personalidad, sencillamente son meticulosos y exigentes.

Los perfeccionistas  son personas hiperactivas cuando se trata de darse cuenta de esos pequeños detalles que a todos los demás se les pasa por alto . Son inteligentes y no les gusta  cometer errores o fracasar, lo cual es parte de la razón por la que se esfuerzan el querer ser perfectos. A menudo tienen su forma  particular de hacer las cosas y consideran que ellos tienen la mejor manera de hacer algo. Esto hace que al trabajar con un perfeccionista sea muy difícil algunas veces, porque están tan centrados en hacer las cosas a su manera que terminan bloqueando todo lo demás que no encaja en su preconcebido molde.
Aquellos con TOC son muy diferente a los perfeccionistas, de hecho, son perfeccionistas elevados a la potencia. Tienen obsesiones incontrolables y rituales que les causan mucha preocupación y ansiedad.

Estas obsesiones pueden ser pensamientos o acciones y los tipos más típicos incluyen lavarse las manos, limpiar excesivamente, contar y revisar las cosas. A menudo realizan hasta cuatro veces un  chequeo para asegurarse de que todo está a la perfección. Si las cosas no son así, no descansan hasta que llegue a su control de calidad que tienen estipulado.

Si no encajaste en las categorías anteriores,  es porque sencillamente eres normal. ¡Felicidades! Exploras tu comportamiento, preocupaciones y deseos de una manera diferente al igual que tu  nivel de desorden. Ahora sí, es hora de averiguar en cuál de los tres niveles te encuentras. Inicia en el botón “jugar” que se encuentra más abajo. Recuerda que dejamos música al final de la página. ¡Actívala! disfruta y diviértete.

¿Cuál fue tu resultado? ¿Dónde te encuentras dentro del espectro según la ciencia?

👉 Eres libre de COMPARTIR a través de tus redes sociales favorita, o vía Whatsapp mediante los botones de la derecha de tu monitor o la parte inferior de tu dispositivo móvil

0 comments