sábado, 22 de octubre de 2016

{Oráculo} ¿Por qué no veo mi sombra?

1

2

3

“Lo que niegas te somete, lo que aceptas te transforma” - Carl Jung

Si eres honesto acerca de tu trabajo espiritual encontrarás muchos aspectos y rasgos negativos que suelen ser  difíciles de aceptar.

Según Carl Jung en sus trabajos sobre “las sombras” decía que generalmente proyectamos en los demás aquello nosotros negamos en nosotros mismos, que eran todo aquello que forma parte de nuestra mente inconsciente que se compone de ideas reprimidas, impulsos, debilidades, deseos, temores.

El tarot de “Durero” por la tarotista Claudia Campos, nos dirá ¿Por qué no puedo ver mi sombra?. Selecciona entre la opción 1, 2 o 3 y encuentra a continuación su significado.

Opción 1

No ves tus sombras porque las proyectas en los demás. Quizás encuentras que la gente que te rodea es envidiosa, egoísta, superficial, pero sería bueno que te preguntaras por qué ese tipo de persona te rodea y que de ellos hay en ti.

Consejo: Deja de criticar tu entorno y mírate con sinceridad. ¿Vive la envidia en ti, la superficialidad, el egoísmo? Y si es así, no hay nada malo, somos humanos y es parte del ser esos sentimientos, que al no verlos y enfrentarlos, los proyectamos en los demás y pasan a ser nuestra sombra.

Opción 2

Una de las razones porque no ves tu sombra puede deberse a que, en el fondo de tu ser, piensas que todo en ti está bien. Que has hecho mucho trabajo espiritual, que comes sano, que meditas, que te autoexaminas y te autocorriges.

Consejo: Conéctate con la humildad del corazón y mírate una vez más. ¿Estás seguro, segura, que estás mirando todas tus luces y todas tus sombras? ¿Eres capaz de reconocer que siempre puede existir un poco de ceguera frente a nuestra persona?

Opción 3

La creencia que la vida se divide en cosas buenas y malas es lo que no te permite ver tus sombras. Como de seguro crees que odiar o sentir envidia es malo, y tú no tienes nada malo, entonces no eres capaz de verlo en ti mismo, en ti misma.

Consejo: Mirar la vida como una gama de colores y no como blanco y negro, amplia nuestra forma de relacionarnos con nuestro entorno y con nosotros mismos. Sentir envidia, odio, desgano, por poner algunos ejemplos, no es ni malo ni bueno, son sólo emociones que están ahí para usarlas.

Por la Tarotista Claudia Campos Canifrú Tarotista
Email: claudiacanifru@gmail.com

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: