martes, 25 de octubre de 2016

Ejercicios sencillos para desbloquear la energía contenida en cada uno de tus 7 chakras

¿Te imaginas todo lo que puedes descubrir sobre ti mismo a través de ellos?

Los seres humanos se conforman por una mezcla de cuerpo, mente y espíritu; elementos que se encuentran íntimamente vinculados entre sí. Comprender cada parte de esta composición nos ayuda a equilibrarnos y, por lo tanto, a relacionarnos de manera saludable con nosotros mismos y con los demás. Los chakras, por ejemplo, son una parte imprescindible del espíritu que tiene su manifestación física en el cuerpo, y que pueden trabajarse para conseguir una mayor elevación espiritual.

Los chakras son centros energéticos que pueden ubicarse en una parte más o menos específica del cuerpo humano. Es decir, cada uno de ellos corresponde a alguna necesidad espiritual particular y si existe algún conflicto en ella, el cuerpo será una buena forma de saberlo. Además, cada chakra representa algún aspecto de nuestra vida diaria, ¿te imaginas todo lo que puedes descubrir sobre ti mismo a través de ellos?

Debes saber que ciertas experiencias o problemas de salud pueden modificar el flujo de la energía por nuestros chakras. Por eso, repasar el estado de tu energía mediante cada uno de los chakras te ayudará a identificar el estado de tu camino en la evolución espiritual y quizá descubras con qué aspectos de tu vida necesitas trabajar para continuar avanzando. Los siguientes ejercicios te ayudarán a conseguirlo.

Primer Chakra: Muladhara

El primer chakra, muladhara, se relaciona con la tierra, es decir, con nuestras raíces. Tiene que ver con el fundamento de la vidael motor de las cosas, la supervivencia, el cuerpo, la comida, la materia y los comienzos. Tiene un estado de energía sólido y se corresponde con las piernas, los pies, los huesos y el intestino grueso.

Para desbloquearlo, necesitas realizar ejercicio, cuidar tu alimentación de manera que sea saludable y diversa, mantener hábitos que beneficien tu salud física, sentirte cómodo con tu cuerpo, reconocer el derecho que tienes de ocupar tu lugar en el mundo y de poner tus necesidades por encima de las de los demás. También debes prestar atención a tu relación con el dinero y lo material para evitar que sean necesidades predominantes, y debes centrarte en realizar tus proyectos personales.



Segundo Chakra: Swadhisthana

El segundo chakra se relaciona con el movimiento, las emociones y la sexualidad. Su significado se asocia con la dulzura y su función psicológica con el deseo. De estado líquido y color naranja, está localizado en el sacro, así como en la matriz, los genitales, los riñones y la vejiga. De la apertura del chakra swadhisthana depende nuestra identidad emocional, sexual y de autogratificación. Su demonio se manifiesta a través del remordimiento, problemas sexuales o molestias urinarias.

El movimiento es un concepto clave para desbloquear este chakra. Puedes lograrlo al aceptar tu vida sexual, aprender a expresar tus emociones, dejar de juzgarte en términos de bueno y malo y aceptar los cambios que ocurren todos los días.



Tercer Chakra: Manipura

El tercer chakra es conocido como manipura, lo cual significa joya. Se encuentra en el plexo solar y su elemento es el fuego. La función psicológica del tercer chakra es la voluntad y esto resulta en el poder, el ego, la identidad propia y nuestra autodefinición.

El manipura también se vincula con el páncreas, el sistema digestivo, el hígado y la vesícula biliar, es así que sus afecciones suelen presentarse como molestias digestivas, fatiga crónica e hipertensión. El demonio del tercer chakra es la vergüenza.

Puedes mejorar el estado de tu energía en el tercer chakra si consigues alcanzar todas las metas que te propones, superar los juicios de los demás, ser firme en tus propósitos, valorar tus capacidades personales y evitar la impotencia y la vergüenza.


Cuarto Chakra: Anahata

El cuarto chakra o anahata se vincula con el aire, la respiración, el equilibrio, las relaciones, las afinidades, la unidad y la curación. Su presencia se ubica cerca del corazón, los pulmones, el sistema circulatorio, los brazos y las manos.

El cuarto chakra tiene como función psicológica el amor, lo cual resulta en pazidentidad social y autoaceptación. Un bloqueo en este chakra puede manifestarse mediante la aflicción o malestares físicos como asma y enfermedades coronarias.

Para desbloquearlo, observa si tienes dificultades para establecer relaciones duraderas, si no aceptas a los demás como son o si no te aceptas a ti mismo, y cambia estos hábitos. También ayuda el poder conectarte con el mundo que te rodea y el dejar pasar los agravios del pasado, aprendiendo a perdonar.

Quinto Chakra: Vishuddha

El quinto chakra o vishuddha se localiza en la garganta, la tiroides, los oídos, la boca, los hombros y la nuca. Su significado es la purificación y su elemento el sonido o éter. Se relacionan con el quinto chakra la creatividad, la comunicación y la autoexpresión. Su demonio es la mentira y puede manifestarse mediante dolor de garganta, tortícolis o trastornos tiroideos. Otros conceptos vinculados al quinto chakra son la vibración, los mantras y la telepatía.

Un ejercicio sencillo para desbloquear la energía de este chakra es aprovechar cada situación en la que te encuentres para identificar la mejor manera de describir tu estado de ánimo de acuerdo con dos situaciones específicas: cuando las necesidades están satisfechas y cuando no. Procura que al seleccionar los adjetivos que mejor describan tu situación del momento evites lugares comunes como “feliz” y “triste”. Indaga en tus propios sentimientos y recurre a otras opciones como “compasivo, generoso, ligero, preparado, vigoroso” o bien “mediocre, enfadado, cansado, celoso, indefenso” etc. esto te ayudará a comunicarte mejor, aprovechando la energía de tu quinto chakra.



Sexto Chakra: Ajna

El sexto chakra o ajna, de acuerdo con su nombre en sánscrito, significa centro de comando. Se localiza en el entrecejo con otras correspondencias corporales como los ojos y la base del cráneo.

Tener bloqueos energéticos en el sexto chakra se relaciona con problemas de la vista, dolores de cabeza y pesadillas. Para aliviarlos, se recomienda la repetición del mantra Om, pues la M es el fonema correspondiente con la energía de este chakra. También puedes desbloquear tu energía del sexto chakra si aprendes a reconocer tu intuicióninterpretar tus sueñosmantener la templanza y distinguir los mensaje que son positivos de los negativos, así como acercarse a otros planos de la realidad.



Séptimo Chakra: Sahasrara

El sahasrara en sánscrito es el séptimo chakra. Significa “millares de voces” y se localiza en la cima del cráneo con correspondencias en el sistema nervioso central y el córtex cerebral. Su elemento es el pensamiento y su energía la conciencia. Del séptimo chakra surge el conocimiento que resulta en felicidad perfecta y su identidad es la identidad universal luego del conocimiento de uno mismo. Su demonio es el apego y tener afecciones en el séptimo chakra puede producir depresión, alienación y confusión.

El séptimo chakra nos conduce a la unión con el universo, al vínculo con el amor universal. Esta zona suele activarse cuando las personas llegan a un profundo nivel de trabajo espiritual. Por eso, para desbloquearlo es importante fortalecer los seis chakras antes mencionados mediante la meditación, la reflexión, el aprendizaje, el placer, la significación de lo que nos rodea y la apertura de la mente.

Autor: María Olivera
Fuente: Harmonia.La

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: