martes, 6 de septiembre de 2016

¿Cómo vivir en abundancia?

Mucha gente habla de abundancia, lee todo tipo de libros de gurús, pero a la hora de la verdad no saben ni de lejos lo que es la abundancia, aunque eso sí, creen saberlo.

La abundancia es ser capaz de tener lo que necesitas en el momento que necesitas. Se puede ser abundante viviendo como un ermitaño viviendo en un lugar alejado de la mano de Dios, se puede ser abundante sin tener dinero, se puede ser abundante de muchas formas. Pero la gente cree que ser abundante es tener un montón de dinero, así que daré los pasos para ser abundante:

Paso 1: Pedir lo que deseas.

Tienes que concretar, no vale decir quiero ser rico o quiero ser abundante, porque puede que la vida te traiga abundancia de lo que estés enfocando en ese momento, la pobreza. Di por ejemplo quiero 20.000 dólares, quiero un piso en la quinta avenida y así.

Paso 2: Esperar señales.

El error de la gente es pensar que tiene que ir buscando la solución por su cuenta, es como dice un Curso de Milagros, que el ego piensa que tiene que buscar él la solución.

Cuánto nos ahorraríamos si lo dejáramos todo en manos de Dios. Así que espera la señal y no actúes hasta que venga ¿Cómo sé cuál es la señal?. Muy sencillo, si te viene una especie de voz que te impulsa a hacer cierta cosa, seguro que es la señal. Eso sí, hay que saber diferenciar: cuando es una señal te viene como una intuición que te hace sentir tranquilo y confiado cuando tomas la decisión, si es una especie de intuición alarmista y que mete miedo tal vez no lo sea.

Paso 3: Recibir la recompensa.

Este es el mejor paso, aunque a veces puede que pase el tiempo y no recibamos nada. ¿Por qué?. Básicamente porque hay algo en ti que lo bloquea (miedos, creencias en contra) o porque en el fondo eso no es bueno para ti. Por ejemplo si una chica pide un novio pero está en un momento de su vida en el que tiene que centrarse en sus estudios o trabajo es posible que no le venga, o una persona que pida dinero pero piensa que para recibir dinero tiene que ser trabajando duro en un trabajo que odia por un sueldo mísero.

Cuando dejas todo en manos de Dios o como lo quieras llamar viene la mejor solución para ti.

Recuerda que todo lo que das se te devuelve multiplicado, así que si quieres recibir más abundancia comparte esto con quien creas que pueda servirle de ayuda.


Fuente: Zumezuja.blogspot.com

Tienes que ver esto también




1 comentario :

Publicar Comentario: