miércoles, 2 de diciembre de 2015

El desapego en mi casa y en mi vida

Me gusta mucho el orden pero me costaba mucho ser ordenada.  Me justificaba diciendo que es un hábito que no adquirí de pequeña. Gran error. Nunca terminamos de aprender.

 Ahora es distinto, desde que me propuse este año ser ordenada he podido ver los grandes beneficios del cambio en mi vida.


¿Alguna vez te has propuesto ordenar tu casa?
Al principio es un caos. Porque estoy refiriéndome a un verdadero orden. En este artículo he resumido todo lo que aprendí al respecto. Y como esto cambio mi vida para siempre.

Mi método es muy sencillo empecé por el desapego.

El apego a las cosas daña nuestra vida personal y el orden en nuestra casa o negocio.

¿Cuántas veces guardas cosas, ropa, recuerdos que deberías eliminar?

Cuando piensas en hacerlo te inventas una excusa para no hacerlo. Tal vez después. ¿Y si lo necesito? No te engañes, te cuesta soltar.

¿Por qué el orden transforma a la gente?

Porque el organizarte es sanador emocionalmente. Transforma tu percepción de la vida. Es increíble como algo tan sencillo sea tan reparador.

¿Te gustaría sanar tus apegos?

Para hacerlo es preciso comenzar por ordenar nuestra casa. Tal vez como yo digas “Soy desorganizada por naturaleza” “No tengo tiempo” y otras excusas.

Te lo prometo cuando pongas orden en tu casa tu vida cambiara. Cuando tengas la experiencia de tener solo lo necesario y te hayas desecho de lo que has acumulado (Entre ello kilos de más)

¿Recuerdas cuando tus padres te exigían limpiar tu habitación?

Algunas familias tienen su casa limpia pero acumulan muchas cosas innecesarias. Esto bloque tu energía de la abundancia ¿Lo sabias?

Revisa:
  • Ropa que ya no usas
  • Libros que ya nos necesarios
  • Juguetes
  • Adornos

¿Sabes lo distinto que se verá todo después de ordenarlo?

Si ordenas tu casa y practicas el desapego te garantizo tu vida personal tendrá un impacto.

Cambiará también tu manera de pensar y relacionarte.

Vamos empieza objeto por objeto. Siente tu resistencia.

¿Es una necesidad psicológica el poner orden?

Sí.

Una casa caótica es un reflejo de una mente desordenada.

El poner orden implica examen de conciencia.

¿Sabías que el acumulamiento de cosas en el hogar y el desorden están relacionados con diferentes clases de emociones?

Miedo al cambio, miedo a ser olvidado o a olvidar, miedo a la pobreza y simbolizan además confusión, falta de enfoque, caos, inestabilidad y puede significar incertidumbre acerca de tus metas, tu identidad o lo que quieres de la vida.

Además, el lugar de la casa en el que el desorden o el acumulamiento se encuentran refleja que área es problemática en tu vida.

Por ejemplo, se dice que el armario, o vestidor, refleja cómo te encuentras emocionalmente y que una vez lo organices problemas internos se calmarán, o que una sobrecama desteñida significa que tu vida amorosa ha perdido brillo también.

¿Has conservado objetos rotos o dañados por largo tiempo pensando en repararlos algún día?
Significa añoranza del pasado quien no vive el presente.
En fin el poner orden regresa poder a tu vida.

Prueba y veras,

Blanca Mercado

Oración de desapego

Dios mío tu eres el importante, tú el infinito, que todo lo sostiene con su gran poder. Si te apartaras de mí yo me esfumaría como el vapor.

Creo en ti, espero en ti. Te amo. Solo tú mereces la adoración del corazón humano. Sólo ante ti debo postrarme.

Por eso no permitas que yo adore cualquier cosa como si fuera mi Dios. Porque ningún ser y nada en este mundo vale tanto.

Enséñame a descubrir mi dignidad. Porque soy infinitamente amado por ti, para que no me arrastre detrás de cosas de este mundo, ni permitas que me vuelva esclavo de tus posesiones ni de afectos. No permitas que mis apegos me quiten la alegría de vivir.

Sana mis sentimientos de insatisfacción para que alcance una verdadera libertad interior. Enséñame a gozar sin necesidad de poseer y aferrarme a ellas.

No permitas que pierda la serenidad cuando algo se acabe. No dejes que me llene de angustia por temor a perder algo.

Dame un corazón capaz de darlo todo, pero dejándote a ti la gloria y el honor.

Dame ese desprendimiento señor, libérame del orgullo, para que pueda trabajar intensamente pero con santa paz y una inmensa felicidad de un corazón desprendido.

Te entrego todos mis deseos, todos mis sueños, todas mis necesidades. Calma mi interior insatisfecho. Prefiero confiar en tu amor, que me dará lo que necesito de la manera más conveniente. Te entrego todo lo que tengo y todo lo que estoy viviendo. Te doy gracias por todo lo que me regalas lo disfruto y lo gozo. Te lo entrego todo para que acabe cuando tenga que acabar.

Te proclamo a ti mi dios como único señor y dueño de todas mis cosas. De todo lo que vivo, de todo lo que soy y de todo mi futuro. Me darás la felicidad que necesito porque confío en tu amor.

Amén


Fuente: blancamercado.com

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: