lunes, 2 de noviembre de 2015

Descubre cuales son los signos del zodiaco dominantes y dominados

¿Cómo es cada signo en la exteriorización de su poder? ¿Cuáles son los que nacieron con el don del mando, o controlan las situaciones con mayor facilidad, o quiénes son los que les gusta que decidan todo por ellos? Le respondemos esas preguntas y además, le decimos cómo negociar y tratar a cada signo en las relaciones de rebeldía y sumisión.
Las personas solemos mostrarnos con tendencias a dominar o ser dominados. Algunos tienen un gran instinto de dominio, deseo de poder, de control sobre el otro y del manejo de las situaciones. Otros sienten gran necesidad de dejarse dominar, de que los demás hagan las cosas por ellos, de no tomar ciertas decisiones ni arriesgarse. Sin embargo, en todas las personas hay cambios de roles y, al hacerlo, provocamos que el otro también cambie de lugar.

A continuación le mostramos las tendencias más marcadas que muestra la astrología según el signo. Así sabremos identificar eso que muchas veces callamos, negamos o que nos cuesta aceptar como parte de nosotros mismos.

ARIES

Es dominante, autoritario, líder nato, muestra su gran personalidad de manera instintiva, es impulsivo y posee una enorme fuerza vital.

¿Cómo negociar y tratarlos?

Enfrentarse, ya sea si tenemos opiniones diferentes, o algo no nos parece bien. Son muy sinceros y frontales, y van a luchar para conseguir tener la razón. Pero, valoran el enfrentamiento y la exposición, la valentía y la pasión.

Qué obtenemos:

Lo efectos positivos son su independencia personal, pasión, empuje y apoyo de su parte.

TAURO

Dominante o lo contrario. Es un signo terco y de ideas tan firmes que querrá decir cómo se deben hacer las cosas: de una sola manera, la suya. Le gusta mandar y no hacer esfuerzos. Por otro lado, son trabajadores, incansables, pacifistas y tranquilos. En el sexo les encanta ser dominados.

¿Cómo negociar y tratarlos?

A través del afecto, de los placeres y de las satisfacciones en la vida. Si reciben algo de todo esto, conseguirán convencerlos. Y, además, dejándolos ser, no metiéndose con ellos y dándoles libertad, la que ellos no dan.

Qué obtenemos:

Nos hacen sentirnos protegidos, cuidados, amados y parados sobre un terreno firme.

GÉMINIS

Se deja dominar, no puede identificarse con la enorme responsabilidad de decidir. De mente amplia, carácter vulnerable y poca profundidad, no le gusta el compromiso. Son difíciles de conformar.

¿Cómo negociar y tratarlos?

A través de la mente, del intercambio de ideas y opiniones. Con dulzura, amor y haciéndolos entrar en razón.

Qué obtenemos:

Diversidad e innovación. Tienen el don de sorprender y hacernos sentir libres.

CÁNCER

Se deja dominar por sus emociones, no puede controlar el poder que ejercen sobre él, sin embargo, le encanta controlar. En su hogar, en su trabajo y en decidir sobre su vida.

¿Cómo negociar y tratarlos?

Apelando a su corazón y a su intelecto. Si sus razones son convincentes, le dará lo que quiera con el mejor de sus abrazos. Sabrá protegerlo y hacerlo sentir cómodo.

Qué obtenemos:

Sentirnos queridos, resguardados; otorga magia y ternura. Nos hace disfrutar, crear, soñar.

LEO

Dominante, su alma de rey lo hace querer brillar por su gran personalidad, destacarse frente a otros y liderar. Amar, entregarse tal cual es, hacer cosas por el otro, pero con su estilo, sus reglas y sus condiciones.

¿Cómo negociar y tratarlos?

Aportando nuevos planes, abriendo horizontes, tanto concretos como abstractos, teniendo fe y buen humor.

Qué obtenemos:

Todo estará a nuestra disposición: lujo, privilegios, pasión, optimismo y vitalidad.

VIRGO

Dominado o dominante. Adaptables, humildes y perfeccionistas, sin embargo, necesitan tener el control de todo, mantener el orden, y lo hacen de manera obsesiva.

¿Cómo negociar y tratarlos?

Con una estrategia que contemple el afecto y el darle lo que quieren, junto con una crítica justa que los haga reflexionar. También, haciéndolos sentir útiles.

Qué obtenemos:

Estar cuidados, diversión, uno aprende de ellos a perfeccionarse y ser más humildes y útiles.

LIBRA

Se dejan dominar, dado que contemplan las necesidades ajenas. Para ellos es difícil tomar decisiones y confrontar, por eso, optan por conciliar antes que discutir.

¿Cómo negociar y tratarlos?

Siempre se puede llegar a un acuerdo, dado que es un signo mediador por excelencia. Sociables, abiertos y contemplativos, saben expresar y equilibrar sentimientos.

Qué obtenemos:

Cariño, delicadeza, amor, sensualidad, belleza, logros artísticos, contacto con la gente.

ESCORPIO

Es dominante, dado que para sentirse seguro afectivamente, necesita controlar y poseer al otro. En el mismo sentido, opera sobre la realidad: es ambicioso y le gusta tener el poder y ejercerlo.

¿Cómo negociar y tratarlos?

Será difícil; una táctica que puede ayudar es ofrecerle algo que desee. Es muy inteligente y hará lo que le resulte más provechoso.

Qué obtenemos:
Intensidad y profundidad. Pasión, voluntad, esfuerzo, inteligencia para conseguir logros.

SAGITARIO

Ambas cosas. Domina porque es un signo muy fuerte, con gran personalidad y de grandes convicciones. Pero, a la vez, es dominado, ya que tiende a entregarse a sus afectos de modo auténtico y profundo; asimismo, es el más filosófico de los signos y es justo.

¿Cómo negociar y tratarlos?

Siempre es posible negociar, aunque cueste sangre, sudor y lágrimas. Las condiciones: estar convencido de lo que se quiere, ser pasional, muy inteligente y apelar a su sentido de la justicia.

Qué obtenemos:

Entretenimiento, alegría, viajes, aprender, ampliar horizontes y conocimientos propios.

CAPRICORNIO

Es dominante, se trata de un signo líder por naturaleza, ambicioso, que implanta sus propias reglas y métodos, muy disciplinado y constante, que no para hasta conseguir lo que quiere.

¿Cómo negociar y tratarlos?

Siempre darán algo pero a cambio de otra cosa. Se les debe hablar de manera franca y directa y apelar a su razón, ya que concederán en la medida que les convenga a sus intereses.

Qué obtenemos:

Estabilidad material, estatus social, protección, seguridad, además de practicidad y perseverancia.

ACUARIO

Por una parte son dominantes en su manera de pensar, y ellos “siempre” tienen la razón. Por otra parte, son dominados por su entorno social, ya que tienden a considerar siempre las necesidades de los demás.

¿Cómo negociar y tratarlos?

Es posible negociar con ellos, son personas racionales, humanistas, altruistas, que contemplan que todos tienen derechos y obligaciones. Por tanto apuestan a la tolerancia social como un ideal profundo.

Qué obtenemos:

Poder ser libres y diferentes, independencia, originalidad, creatividad, visión innovadora.

PISCIS

Dominados. Se dejan llevar por sus emociones y huyen a los conflictos. Son temerosos y necesitan de los demás para obtener protección y seguridad. Sin embargo, dominan subrepticiamente.

¿Cómo negociar y tratarlos?

Haciéndolos sentir seguros, importantes y valorándolos. También, dándoles el afecto que necesitan y que les permite reafirmar su autoestima.

Qué obtenemos:

Encanto, magia, intimidad, sensibilidad, romanticismo, entrega, sacrificio y espiritualidad.

Actitud laboral

SIGNOS CARDINALES, FIJOS Y MUTABLES

Otra forma de establecer la fuerza de cada signo y de saber si son dominantes o dominados es evaluando su pertenencia astrológica en tres modalidades que los diferencian por su manera de ser en el mundo: cardinales, fijos y mutables.

Cada categoría está definida por el tipo de acción y energía que los caracteriza. Según sean más activos y emprendedores, más fijos o conservadores, o dueños de una energía que cambia, serán más o menos rebeldes y sumisos a la hora de respetar la autoridad.

CARDINALES: LOS MENOS SUMISOS

Son los signos que inician la acción, los que impulsan una dirección hacia adelante y les gusta decidir cuándo empezar y cómo hacer las cosas. Por eso no suelen aceptar muy bien las órdenes ajenas.

ARIES

Por su naturaleza aguerrida, son los más valientes, y aunque sientan miedos su gran temperamento los empuja a enfrentarlos. Resulta complicado obligarlos a hacer algo que no desean. Son los mejores para hacer emprendimientos propios, por su fuerza natural, su capacidad de acción y su vitalidad. Al contrario, son muy malos para acatar órdenes.

LIBRA

No les gusta pelearse con nadie, ni confrontar, pero les cuesta quedarse quietos, hacer siempre una misma cosa o estar en un lugar por mucho tiempo. Es preferible que se dediquen a algo que disfruten mucho de realizar. Si no pueden mantenerlo, se irán en búsqueda de un mejor rumbo. No son tranquilos pero sí muy amables, son los más sumisos de los cardinales.

CÁNCER

No pueden hacer algo que no sienten. En su pequeño espacio de poder, serán ellos quienes gobernarán, ya sea de una manera impositiva o más solapadamente. Son muy creativos, intuitivos e inquietos. No les gusta que le digan lo que tienen que hacer, aunque son muy buenos y consecuentes en lo que emprenden.

CAPRICORNIO

Pueden ser muy buenos jefes. No se mantendrán mucho bajo las órdenes de alguien, son muy capaces y trabajadores, inquietos y sobre todo, muy ambiciosos. Sin embargo, no generarán conflictos: son responsables y harán lo correcto. Van a empezar de abajo, si es necesario, pero siempre con una finalidad: llegar a la cima.

FIJOS: LOS MÁS SUMISOS

Son conservadores, tranquilos y estables. Buscan su comodidad y tienen la enorme capacidad de desarrollar hasta el final lo que empiezan. Son siempre fieles a su estilo, pero menos impulsores.

TAURO

Son calmos, estables y les gusta trabajar. Si toman una responsabilidad, la cumplirán en cualquier situación. Muy conservadores, les cuesta cambiar e irse de un trabajo a otro. Aunque no estén de acuerdo, se disponen y acatan órdenes con buena actitud. Son innegociables y buscarán el buen trato y compensación económica.

ESCORPIO

Muy intensos, no pueden hacer las cosas de una manera concentrada, inteligente y sigilosa. Si emprenden algo, lo desarrollarán hasta el final. Sin embargo, tienen que estar convencidos de que lo que hacen es lo mejor, de lo contrario, pueden traicionar, abandonar, pelear, generar conflictos, retirarse o venderse al mejor postor.

LEO

Son muy especiales, generosos y de buen carácter. Signo muy seguro de sí mismo y emprendedor, buscarán puestos en los que puedan gobernar aunque no sean jefes. Son confiados, optimistas y de mucha fuerza interior. Si están contentos donde trabajan serán de gran ayuda. Pero como tienen alma de reyes, deben ser siempre reconocidos.

ACUARIO

Son muy especiales, si les gusta el trabajo serán de gran utilidad. Necesitan libertad mental y espacio para desarrollar su creatividad, de lo contrario se tornan rebeldes. También son muy idealistas, si no consiguen expresar sus talentos estarán frustrados, amargados y con mal carácter. Pueden trabajar mucho y poner gran energía en lo que hacen, o desaparecer sin más.

MUTABLES: LOS QUE CAMBIAN

Estos signos hacen que la energía fluya transformándose constantemente. A veces, será una energía de inicio y otras de cambio, cuestión que impide que sostengan algo en el tiempo.

GÉMINIS

Son inteligentes, pueden pararse de un lado u otro para equilibrar las situaciones y salir ilesos en conflictos. Tienen ductilidad, son adaptables, pero suelen sentirse a menudo muy disconformes. Deben procurar perdurar en lo que hagan, no ser tan quisquillosos. Sin embargo, trabajan muy eficientemente, suelen llevarse bien con sus compañeros.

VIRGO

Muy prácticos, son los que mejor organizan sus tareas. Suelen ser buenos trabajadores, consecuentes y calmos, aunque estén buscando perfeccionarse y mejorar a cada paso que den. Suelen ser metódicos, poco conflictivos y obedientes, salvo que se cansen y estén buscando otras opciones mejores.

SAGITARIO

Son dinámicos y líderes natos, por su carácter y por ser optimistas y activos. Suelen ser buenos compañeros, no siempre buscan dominar, pero destacarán allí donde estén. Son inquietos y osados, les gusta mostrar su estilo libre o rebelde o manejarse de una manera independiente. Pero, si no lo consiguen, suelen volverse amargados, poco comunicativos y algo irascibles.

PISCIS

Muy dúctiles a la hora de dedicarse a una tarea. Hábiles, inteligentes y sensibles, son adaptables y buscan estar cómodos y ser queridos en su trabajo. Suelen ser muy tranquilos y acatar órdenes, sonreír, pasar desapercibidos por su enorme timidez o destacarse por sus ideas, excentricidad y creatividad. Muy cambiantes pero poco conflictivos.



Fuente: Revista Predicciones.com

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: