miércoles, 10 de junio de 2015

¿Por qué aparecen las crisis?


Todos durante nuestra vida tenemos que pasar por distintas crisis, lo importante es saber por qué aparecen y cómo podemos superarlas saliendo airosos de ellas. Tanto las personas como los sistemas (familia, sociedad, etc) para cambiar tienen primero que superar sus limitaciones.

Para que algo cambie primero hay que romper las estructuras antiguas. Esta ruptura puede ser más o menos brusca, pero sí que es necesario que se produzca un cambio en nosotros después de una crisis. Si no lo hacemos y no cambiamos nada en nuestra vida es probable que nos quedemos anclados en esa etapa de nuestra vida y que continuemos arrastrado los mismos patrones que generaron el malestar.

En muchos casos las crisis aparecen porque necesitamos una reestructuración de alguna o de varias facetas de nuestra vida. Cuando hemos llegado al límite de algo, nuestro cuerpo nos lo hace saber de manera repentina.

Una crisis nos indica que si queremos continuar nuestro desarrollo personal algo tiene que cambiar. Las crisis personales pueden venir por etapas del desarrollo vital o por algún suceso que haga que nuestra vida se tambalee. Por ejemplo una ruptura sentimental o un despido suelen ir acompañadas de un periodo complicado. Durante esos momentos tenemos que volver a organizar nuestra vida y decidir hacia dónde queremos caminar. Es por eso que la crisis muchas veces nos lleva a encerrarnos en nosotros mismos y a querer estar solos, ya que realmente es lo que podemos necesitar en ese momento para coger fuerza para afrontar el futuro.

En un desarrollo normal y sano tanto las personas como los sistemas, como pueden ser las familias o los países, tienen que pasar por estos periodos especiales para continuar su evolución. Una persona o un sistema que nunca cambia probablemente no esté evolucionando. El miedo al cambio es inherente al ser humano. Nos aferramos a lo conocido y tendemos a rechazar lo nuevo. Todo lo que pone en peligro nuestra estructura se puede convertir en “enemigo”.

Es interesante tener en cuenta la necesidad que tenemos todos de superar y aprender de nuestras dificultades. Es bien conocido que muchas personas de gran éxito obtuvieron su recompensa después de un periodo de crisis.

Cada etapa de la maduración de una persona conlleva un tipo de crisis. La adolescencia por ejemplo es un periodo crucial en el desarrollo, en el cual dejamos de ser niños y tenemos que adaptarnos a la vida de adultos.

Comprender el motivo de la aparición de una crisis favorece mucho a que se supere con el menor malestar posible. Es recomendable no añadir más sufrimiento a este delicado momento. Si entendemos la razón y no perdemos la esperanza podremos salir más rápido y más reforzados de las crisis.

Fuente: El Templo de la meditación
http://eltemplodelameditacion.com/2014/11/23/por-que-aparecen-las-crisis/

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: