sábado, 13 de junio de 2015

El Feng Shui y las plantas


Feng Shui es un antiquísimo método chino que se basa en la disposición, orientación y color de lo que nos rodea para atraer la energía positiva y alejar la negativa 

Una simple planta situada en un cuarto puede mejorar nuestra vida. Sólo se trata de saber qué clase es la más apropiada para cada rincón y para cada situación de nuestra vida. 

Las plantas son símbolos de vida, abundancia y crecimiento. Se asocian con la madera que, junto a la tierra, agua, fuego y metal, es uno de los cinco elementos utilizados por el Feng Shui para crear un entorno favorable en casa y en el lugar de trabajo. Feng significa viento y shui agua, y la combinación de ambas puede leerse como "el viento ascendiendo a la cima de una montaña, y el agua subiendo hacia su cumbre". 


Flores en el dormitorio 
El elemento madera simboliza la prosperidad y la salud, y las plantas verdes transmiten paz y armonía. 

Las flores tienen igualmente su carga positiva para mejorar cualquier situación. Así, un ramo de flores de color rojo -el color de la pasión- en el dormitorio impulsa las relaciones de pareja. Las flores de color rosa refuerzan el amor y la fidelidad, y las blancas son las mejores para poner fin a las disputas. 

Los cactus o las plantas de hojas terminadas en punta, colocadas en el exterior, protegen el hogar, entre otras cosas de los ladrones, pero no son muy recomendables en su interior a menos que se quiera hacer mover la energía estancada en un lugar específico de la vivienda. 

Los cactus están relacionados con el éxito y el reconocimiento laboral, por lo que son apropiados para el lugar de trabajo. Además sirven para absorber las radiaciones perjudiciales de televisores y computadoras. 

Para el interior de la vivienda lo más aconsejable son las plantas de hojas redondas -símbolo del dinero-, las de hojas gruesas y llenas de agua -llamadas suculentas- para favorecer la armonía, y los bambúes, palmeras y papiros, que atraen la buena suerte y, con sus hojas lanceoladas, ponen en movimiento el “chi” o energía positiva. 

Plantas sanas 

Las plantas simbolizan el crecimiento, y por ello son un reflejo de los avances -espirituales, físicos, intelectuales, económicos, etcétera de las personas que viven en la casa. 

Una planta enferma o una flor lacia no sólo no atraen el “chi”, sino que lo alejan. ¡Es mejor prescindir de plantas y flores a tenerlas moribundas o secas! 

Las flores tienen un lenguaje tan amplio como amplia es su variedad. Vale recordar que el jazmín nos recuerda la amistad, los lirios el éxito, las rosas el amor y las orquídeas la belleza. 

Un ramo multicolor en la decoración es un buen motivo para aunar los cinco elementos y hacer circular el “chi” por todo el hogar. 

Si lo que se quiere es dar serenidad y paz a una estancia, lo más indicado es un ramo con flores de un solo color y mejor si son perfumadas. 

Una planta para cada ambiente 

Las plantas y flores no deben permanecer durante toda la noche en el dormitorio ya que durante las horas nocturnas absorben el oxígeno y producen dióxido de carbono, pero pueden sustituirse por una o varias frutas. 

El salón representa “la sala del tesoro” en el Feng Shui y es el lugar donde nos reunimos con la familia y los amigos. Las plantas en esta habitación tienen muchas utilidades: absorben las radiaciones de los aparatos eléctricos, purifican el ambiente y regulan la humedad y la temperatura, amortiguan el ruido tanto exterior como interior, y facilitan la comunicación y el bienestar. 

Las plantas, en tanto que elemento madera, armonizan con la energía agua del baño, y la energía agua y fuego de la cocina. 

En ventanas y balcones, conviene colocar plantas porque rechazan las energías negativas que puedan llegar del exterior y atraen las positivas, así a como algunos animales tales como mariposas o pájaros, que son portadores de ventura. 

Entre los trucos para contrarrestar los aspectos poco positivos del hogar está colocar plantas de hojas grandes y redondas junto a columnas cuadradas, ya que éstas son poco favorables para el “chi”. 

También su puede “acortar” un pasillo demasiado largo con plantas a sus lados. Con ello se evita que el “chi” pase demasiado deprisa por el hogar y no se aprovechen todos sus efectos benéficos. 

Por el contrario, una planta junto a la puerta de acceso a la vivienda atrae y retiene la energía positiva, y si lo que se quiere es hacer circular la energía en una habitación, nada mejor que colocar unas cuantas plantas de hojas lanceoladas. 

Tome en cuenta 

- Las plantas simbolizan el crecimiento, y por ello son un reflejo de los avances de las personas que viven en la casa. 

- ¡Es mejor prescindir de plantas y flores a tenerlas moribundas o secas! 

- En ventanas y balcones, conviene colocar plantas porque rechazan las energías negativas que puedan llegar del exterior y atraen las positivas.


Plantas de interior que el Feng Shui considera perjudiciales.


Cactus: los cactus atraen toda la negatividad que circula por el aire, por eso es aconsejable no tenerlos, especialmente en la entrada de la casa.

Hortensia: esta planta representa la soledad, por lo que cultivarla atrae la mala suerte relacionada con la soltería y la viudez. No la tengas en bajo tu mismo techo bajo ningún concepto.

Potus: se recomienda no tener más de tres, y siempre ubicados cerca de la puerta o de la ventana porque actúan como un “vampiro” que absorbe todo lo positivo y lo negativo. Su exceso puede crear un importante desequilibrio energético.

Clavel del aire: planta que absorbe la buena energía, de modo que solamente deja la negativa. No conviene tenerla dentro de casa.

Ágave: si tienes plantas de esta familia (yuca, pita o maguey), lo recomendable es agrurparlas en un determinado rincón de la casa para que concentren las malas vibraciones.




Fuente: La Voz

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: