jueves, 21 de mayo de 2015

Inciensos: aromas ancestrales que curan


El incienso es una preparación de resinas aromáticas vegetales que se obtiene del Boswellia, árbol que crece en las tierras secas de África y en la península Arábiga, aunque también existen otros inciensos elaborados con otro tipo de resinas y elementos botánicos. A las resinas se les añade aceites esenciales de origen animal o vegetal, los cuales, al arder, desprenden un humo aromático. Sus perfumes son muy variados, puedes encontrar frescos, calmantes, dulces, estimulantes, refrescantes, etc., y son utilizados con distintas finalidades.

Se cree que el incienso es originario del Medio Oriente; por ejemplo, se sabe que esta gomorresina se usó en China, Egipto e Israel, con diferentes propósitos; posteriormente, unas monjas budistas se encargaron de introducir su uso en Japón, lugar donde su elaboración se perfeccionó y se trabajó en diversas presentaciones, de las cuales, algunas se utilizan hasta nuestros días. Japón es el productor número uno a nivel mundial, y no solo en cantidad, sino también en calidad de inciensos.

Desde el punto de vista religioso, culturas milenarias han utilizado el incienso como un elemento muy importante para alabar a sus dioses, tradición que hoy en día continúa en casi todas las religiones del mundo: el budismo lo utiliza, la Iglesia Ortodoxa también y, en menor grado, la Iglesia Católica.
En la actualidad es muy común recurrir a su uso para aromatizar, crear un buen ambiente, purificar espacios, etc. Podemos catalogar su uso en tres grupos, principalmente:
  • Terapéutico: en la aromaterapia, los inciensos son utilizados para que, mediante la inhalación de sus aromas, se pueda levantar el ánimo, despertar la conciencia, traer paz, armonía y meditar. También tiene usos esotéricos y curativos; son usados para la liberación de las vibraciones negativas, protección, éxito y prosperidad.

  • Estético: existe una numerosa gama de fragancias, las cuales se adaptan al gusto de cada persona. Son muy utilizados para perfumar el ambiente y aromatizar una estancia; además, ayudan a purificar el aire.

  • Religioso: en los textos de la Biblia aparecen varias menciones del incienso que nos indican que este era utilizado para adorar a Jesús. El budismo lo utiliza para la meditación, y los egipcios lo usaban en la época de los faraones para calmar a los dioses y acabar con los malos espíritus.
Aprovecha sus aromas para lograr el efecto que busccas.En el mercado existe una gama muy extensa de inciensos. Hoy, una sencilla guía para que sepas cuáles son los más conocidos y sus propiedades:

  • Ámbar: da energía y fuerza física; se le atribuyen poderes afrodisíacos. Mejora las situaciones en general. Potencia la atracción de la persona que deseamos, así como su fidelidad. Ayuda a dejar a un lado roces, resentimientos y rencores de las personas con las que convivimos a diario.


  • Aloe vera: es muy útil si de armonizar el ambiente laboral se trata; además ayuda a que se concreten los proyectos que están en puerta.


  • Canela: es desinfectante; ayuda a crear un ambiente romántico y erótico. Es un estimulante creativo, además de que ayuda a lograr un ambiente cálido.


  • Cedro: se recomienda para purificar y curar afecciones nerviosas. Asimismo, se asocia con la prosperidad material y la abundancia económica.


  • Jazmín: su aroma es profundamente exótico y sensual. Es considerado un potente estimulante y afrodisíaco femenino; ayuda a provocar sentimientos de optimismo y bienestar.


  • Patchouli (pachuli): su aroma es intenso y sensual; promueve la abundancia y prosperidad en todas las etapas de la vida. Si se usa por la mañana es energizante y puede tener efectos afrodisíacos por la noche.
  • Romero: ayuda a mejorar la memoria, por lo que en época de exámenes es muy recomendable. Además, es para la buena suerte, protección y limpieza de casas y personas. Incrementa la confianza en uno mismo.


  • Lavanda: tiene propiedades relajantes y antisépticas. Ayuda a mantener lejos a los insectos. Se recomienda en cuadros de nerviosismo, estrés, dolores de cabeza y musculares.


  • Tomillo: si lo que buscas es dormir plácidamente esta es la opción, pues te ayudará a garantizar un sueño tranquilo y reparador, además de que estimulará tu mente y la guiará hacia pensamientos positivos.


  • Gabrimar Lascurain 
    Fuente: Yahoo Mujer

    Tienes que ver esto también




    No hay comentarios :

    Publicar Comentario: