sábado, 2 de mayo de 2015

El bostezo y sus significados

En la vida social, es sabido que es descortés bostezar en presencia de otros, ya que es una supuesta señal de que nos aburre su presencia o su conversación. ¿Quién no se ha puesto un poco de lado, para no ser visto por otros al hacerlo?
Los antiguos griegos creían que el alma intentaba dejar el cuerpo durante el bostezo, pero 2,500 años atrás, el famoso médico Hipócrates se dedicó a estudiar el fenómeno, convencido que se trataba de cuestiones relacionadas con la salud. Investigadores actuales se han puesto de acuerdo en que es el comportamiento humano menos comprendido.

Bostezamos por motivos muy dispares: por cansancio, aburrimiento, desinterés, ¡por contagio! (¿estás bostezando ahora, mientras lees?). ¿Sabías que el bostezo comienza 20 semanas después de la concepción? Comenzamos a bostezar en el vientre materno y continuamos haciéndolo toda la vida. Pero no somos los únicos que lo hacemos, los animales también bostezan, incluso los peces.

Gracias a investigaciones de la bioenergética, hoy sabemos que el bostezo no es solo una señal de sueño o aburrimiento, es una manera de liberar estrés, y ajustar nuestro reloj biológico.

En ocasiones, durante la práctica de Reiki, siento la necesidad de bostezar, y me entrego a ello con el conocimiento de que estoy liberando energías, desbloqueando algo que necesita su canal de expresión.

Muchas veces bostezamos cuando estamos en presencia de personas negativas; en este caso, la función del bostezo es expulsar la energía negativa. Esto es inconsciente e involuntario, en la mayoría de los casos pasa desapercibido tanto como por la persona que exuda esa energía, como por el receptor.

Otros significados de la acción de bostezar:
  • Actúa como liberador de energías densas, así como el llanto y los eructos.
  • Está involucrado en la regulación de la vigilia y el sueño.
  • Es un relajante natural, y rápidamente lleva a un estado elevado de conciencia.
  • Ayuda a soltar las tensiones, a liberar lo que tiene que salir, a soltar emociones. La energía se limpia, lo negativo se transmuta en positivo.
  • Activa la producción de hormonas que regulan el placer y la temperatura corporal, estimula la recuperación de la memoria.

La práctica del bostezo consciente requiere un poco de práctica, pero lo compensa con múltiples beneficios para la salud. Si finges un bostezo 5 ó 6 veces, el siguiente será verdadero. ¿Para qué hacerlo? Para relajarse, para liberar la energía densa que vamos captando durante el día, para mejorar el rendimiento neuronal. Bosteza al despertar, bosteza cuando sientas ira o estrés, antes de asistir a una entrevista o un examen, etc. Todo esto te ayudará a mantener tu cerebro sano y activo.

Bostezar no te hará muy popular en lo social, pero no sientas tanta vergüenza, disfrútalo y ¡déjalo salir sin culpas!

 Por Diana, La Astróloga
Fuente: Voces Huffinggton Post

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: