lunes, 25 de mayo de 2015

Enfoques Religiosos sobre el Subconciente


El secreto más grande de todos los logros está en la creencia 
Napoleon Hill.

LO QUE NOS DICE LA BIBLIA SOBRE EL SUBCONSCIENTE.

A través de los tiempos, las personas de todos los países siempre han creído que existía un poder curativo capaz de restablecer las funciones normales del cuerpo humano. Creían que este extraño poder podía ser invocado bajo determinadas circunstancias y que la mejoría se produciría. La historia de todas las ciudades, nos presenta testimonios irrefutables de esta creencia. En los primeros tiempos de la historia de la humanidad, el poder de influenciar secretamente a las personas, para el bien o para el mal, de curar las enfermedades, era motivo de oraciones y grandes ritos. Las curaciones de las enfermedades venían en forma de súplicas a Dios, a través de diferentes ceremonias como la imposición de las manos, aplicación de amuletos, de talismanes, de reliquias y de imágenes.

Como ejemplo, en las religiones de la antigüedad, las oraciones en los templos les daban a los enfermos y practicaban sugestiones hipnóticas aprovechándose del sueño del paciente, diciéndole que los dioses vendrían a visitarle durante ese sueño y le curarían. Muchas curaciones eran una realidad. Todo ello se realizaban por la acción de los poderes de sugestión hechos sobre el Subconsciente del enfermo. Podemos resumirlo, como que la sugestión hecha y aceptada por el espíritu consciente de los enfermos, hacían una poderosa llamada a su imaginación. De hecho, todas las curaciones, eran debidas a la acción del Espíritu Subconsciente del sujeto tratado. En todas las épocas los «curanderos», no reconocidos por centros oficiales, han obtenido a veces, resultados notables donde la medicina tradicional había fracasado. Esto da que pensar ¿Cómo todos los «curanderos» de cualquier parte del mundo, obtenían sus resultados?, la respuesta a esta pregunta, hay que basarla, a que estas curaciones son debidas a la creencia ciega del enfermo, que libera a través del espíritu curativo del subconsciente.

Muchos de los remedios aplicados, eran extraños al concepto que sobre ellos tenía el enfermo, lo que le provocaba un desarrollo enorme de su imaginación favoreciendo su estado emocional. «Todo de lo que tengas deseo, cuando reces (la Comunicación Interna), piensa que lo has recibido y lo recibirás» (Marcos 11:24) que notar el tiempo transcurrido desde este versículo. Lo que se nos dice es de creer, de aceptar como verdadero, el hecho de que nuestro deseo, ya ha sido realidad, y que su realización se producirá en el futuro.

El hecho de esta técnica, depende de la convicción que se ponga: es necesario admitir que el pensamiento, la imagen es ya un hecho en nuestro espíritu. Aquí en pocas palabras, una directriz concisa y específica para podernos servir del poder creativo del pensamiento, por la impresión del subconsciente de la cosa en particular que deseamos obtener. Siguiendo esta técnica bíblica, eliminamos completamente de nuestro espíritu todas las consideraciones de las condiciones, de las circunstancias o todas las contingencias adversas. Tú plantas en tu espíritu una semilla (un concepto) que indudablemente va a fructificar exteriormente. La primera condición sobre la que Jesucristo insistía era la fe. Cientos y cientos de veces, nosotros leemos en la Biblia.

«Que os sea hecho según vuestra fe». Si plantamos sobre la tierra diversas semillas, no hemos de tener la menor duda de que éstas darán su fruto. Tal es la ley de las semillas, y teniendo confianza con esta ley de la creencia, sabemos que estas semillas nos van a dar el fruto de su especie.

La fe de la que habla la Biblia, es una forma de pensar, una actitud de espíritu, una certeza interior, el hecho de saber que la idea aceptada plenamente en nuestro espíritu consciente va a tomar cuerpo en nuestro Subconsciente y se manifestará. La fe es en cierto sentido el hecho de aceptar por verdadero, lo que nuestros sentidos y nuestra razón niegan, es decir, el hecho de cerrar la puerta al «pequeño» espíritu consciente, racional y analítico para tener una actitud de confianza absoluta en el poder del Subconsciente. Un ejemplo clásico de esta técnica bíblica, se encuentra en el evangelio según San Mateo, versículo 9:20-30: «Y cuando hubo entrado en la casa los ciegos se aproximaron a él y Jesús les dijo: ¿Creéis que yo puedo hacer lo que me pedís? Ellos respondieron: Sí señor. Entonces les toco con sus dedos en los ojos y les dijo: que os sea hecho según vuestra fe.

Y ellos recuperaron la vista. Jesús añadió: Que nadie lo sepa. Las palabras «que os sean hechas según vuestra fe». Podemos ver que Jesús hacía una llamada al Espíritu Subconsciente de los ciegos. Su fe, era una gran expectativa, un sentimiento, una convicción intima que aquello iba a cumplirse, que oración había sido escuchada. He aquí una técnica de oración (Comunicación Interna) consagrada por el tiempo y utilizada por todos aquellos que curan a través del mundo, sin distinción de religión alguna.

Las palabras «que nadie lo sepa», Jesús trata de explicar a los ciegos recién curados que no lo comenten, con el fin de evitar sobre las críticas más escépticas de los no creyentes «... porque con autoridad y poder, él pidió a los espíritus impuros y ellos salieron» (Lucas 4:36 los enfermos llegaban a Jesús para ser curados, ellos tenían su fe de acuerdo al conocimiento del poder curativo del subconsciente).

Todo lo que Él decretaba, lo sentían interiormente como verdadero. Él tenía con aquellos que necesitaban ayuda un único espíritu subjetivo universal, y su convicción silenciosa del poder curativo, transformaban los prototipos negativos destructores en el espíritu del subconsciente de los enfermos. Las curaciones que resultaban, eran respuestas automáticas al resultado mental interior. Su afirmación era la llamada al subconsciente de los enfermos, aquél se unía al consciente, con un sentimiento de confianza absoluta en la respuesta del subconsciente a las palabras que él había pronunciado con autoridad.

LAS RELIGIONES Y EL SUBCONSCIENTE

Es bien sabido cantidad de curaciones realizadas a través de diversas Iglesias y diferentes religiones en el mundo entero, en el Japón, en la India, en Europa y en América. Visitando los más famosos templos del Japón, uno de ellos situado en Diabutsu, –según cuenta el Dr. Murphy– que es célebre en el mundo entero, se encuentra una gigantesca divinidad de bronce, un Buda, las manos cruzadas y la cabeza inclinada, en una actitud de profundo éxtasis. Esta estatua, de más de 40 metros de altura, y se le llama el gran Buda. Se han visto jóvenes y viejos poner a sus pies ofrendas de dinero, de frutos, de arroz y de naranjas.

Estaba totalmente iluminado con cirios, se quemaba a su alrededor incienso, y se recitaban oraciones de suplicación. El guía que acompañaba al Dr. Murphy, el encantamiento que le producía a una joven, que murmuraba mientras se inclinaba para situar a sus pies las ofrendas de dos naranjas. Ella prendió una vela. El guía le explicó que había estado muda, y que había recobrado su voz en ese templo. Ella sencillamente, había tenido la simple fe de creer le permitiría cantar de nuevo, sometiéndose a un pequeño rito y realizando algunas ofrendas.

Todo esto le ayudó a incrementar su fe y a aumentar sus expectativas de curación, su Subconsciente respondió en consecuencia. Para ilustrar el poder de la imaginación y de la fe absoluta, el Dr. Murphy, cuenta que uno de sus familiares tenía tuberculosis. Sus pulmones estaban bastante enfermos. Uno de sus hijos decidió curar a su padre. Él fue a Petra en Australia Occidental donde su padre vivía, y le dijo que venía de una capilla en Europa donde se producían cientos de curaciones, una persona le había vendido un trozo de la Santa Cruz, por lo que había pagado casi 60.000 pesetas. De hecho, ese muchacho se había encontrado sobre la acera, camino de ver a su padre, un trozo de madera y le había dado la forma de un crucifijo. Incrementó tanto la imaginación de su padre, ante aquel trozo de madera que le quitó materialmente de las manos el trozo de madera, la puso sobre su pecho y se durmió profundamente.

Al día siguiente estaba curado. Los exámenes clínicos fueron negativos. Creo has comprendido y entendido bien, que no fue el trozo de madera el que le curó. La imaginación se unió a la fe, al sentimiento subjetivo y esta unión trajo la curación. La oración jamás conoce el camino empleado. Si él hubiera sabido la verdad, posiblemente hubiera rechazado aquel trozo de madera. Él se curó y murió quince años más tarde a la edad de 89 años. Por todo ello, es conveniente que volvamos a recordar que: Primero, que tenemos una función mental que se distingue como a la una «Espíritu Consciente» y a la otra «Espíritu Subconsciente». Tu espíritu subconsciente es siempre dócil, sumiso al poder de la sugestión. De hecho, nuestro subconsciente ejerce un control absoluto sobre las funciones, condiciones y sensaciones de nuestro cuerpo.

Debemos de insistir que el poder de la sugestión es enorme. A una persona que esté demostrada que es alérgica al polen, si le pones delante de su nariz una flor artificial y le dices que la huela, y le comentas que cuidado, está llena de polen, esta persona reaccionará en consecuencia, tomando los síntomas de la alergia habituales en él. Lo que indica que los síntomas de su mal, está en su espíritu. La curación de este mal, debe tratarse sin lugar a dudas a través de su espíritu.

Es inútil discutir sobre las numerosas teorías propuestas por las diferentes sectas religiosas y por los grupos de la Terapéutica de la Oración. La mayor parte piensan que, puesto que su teoría produce resultados, es la mejor. Como he explicado, esto no es cierto. Como bien sabes, se dan todo tipo de curaciones en el mundo. Franz Anton Mesmer, médico austríaco que ejercía en París (1734-1815), descubrió que, situando imanes sobre un cuerpo enfermo, éste se curaba milagrosamente.

Él curaba también sirviéndose de trozos de cristal y otros metales. Más tarde, el abandono estos tratamientos y declaró que sus curaciones eran debidas al «magnetismo animal» su teoría era que esta sustancia era proyectada por el «sanador», sobre el paciente. A partir de ese momento, él se sirvió del hipnotismo para curar las enfermedades. Los otros médicos defendían la teoría de que estas curaciones eran realizadas por la sugestión y por nada más. A estos grupos, bien se trate de psiquiatras, psicólogos, homeópatas, ...o practicantes de diversos sistemas, se sirven del único poder universal que se encuentra en el subconsciente, lo que ocurre, es que cada uno de ellos, proclama la excelencia de su sistema y teoría.

Los procesos de toda curación, provienen de una actitud mental definida, positiva, de una actitud interior, de una manera de pensar que se llama la fe. La curación es debida, a una expectativa llena de confianza que actúa a través del subconsciente liberando, su poder curativo. Una persona no cura a otro porque utilice un poder concreto. Es posible que su sistema difiera de uno a otro, y que tenga un método muy particular, pero recuerda siempre: Sólo hay un proceso curativo y es la fe. Sólo hay un poder curativo y es el imanado por el subconsciente. Puedes buscar la teoría o el método que prefieras.

Puedes asegurar que si hay fe, el proceso de curación está garantizado, seas muy religioso o ateo.

LA LEY DE LA CREENCIA

Todas las religiones representan distintas formas de creencias, y todas estas creencias tienen una explicación. La ley de la Vida es una Ley de Creencia. ¿Qué es lo crees de ti mismo, de la vida, del Universo? La creencia es un pensamiento de tu espíritu, que hace que el poder de tu subconsciente se distribuya en todas las fases de tu vida según tu forma de pensar. Es necesario que recuerdos, que por ejemplo, la Biblia de tu creencia, en unos ritos, unas ceremonias, una forma, una institución en un hombre o en una fórmula concreta. La Biblia habla de la Creencia, por sí misma. La creencia en tu espíritu, es simplemente el pensamiento que mantienes en tu espíritu.

Es insensato creer que cualquier cosa te puede herir o matar. Recuerda que no es en la cosa en la que tú crees, la que es capaz de hacerte mal la que va a producir los resultados, es la creencia, el pensamiento que mantienes en tu espíritu. Todas las experiencias, todas las acciones y todos los ecos de tu vida y circunstancias que la rodean no son más que las reflexiones y reacciones de tu propio pensamiento.

LA TERAPÉUTICA DE LA ORACIÓN ES LA FUNCIÓN COMBINADA DEL CONSCIENTE DEL SUBCONSCIENTE CIENTÍFICAMENTE DIRIGIDOS.

La terapéutica de la Oración, es la función sincronizada, armoniosa, e inteligencia de los niveles Consciente y Subconsciente del espíritu, específicamente dirigido hacia un objetivo claramente definido. En la Oración Científica, la Terapéutica de la Oración es necesario saber qué es lo que se hace y por qué se hace. La Terapéutica de la Oración, tú buscas conscientemente una idea particular, una imagen mental, un plan para obtener aquello que realmente deseas conseguir en tu vida.

Tú has de tomar conciencia de tu capacidad de comunicar esta idea, esta imagen mental a tu subconsciente, sintiendo realmente, la satisfacción, la alegría, de que eso que deseas, ya lo has conseguido, lo has de vivir realmente, como si así fuera, con una fe ciega en ese objetivo. Si tú eres fiel a esta actitud mental, tu Oración, no tengas duda, será escuchada.

La Terapéutica de la Oración es una acción mental definida para un objetivo claramente definido. Un ejemplo, supongamos que tú estás decidido a conseguir un trabajo concreto, ocupando una posición en el mismo concreta y que ello quieres conseguirlo aplicando la Terapéutica de la Oración. Tú sabes que tu problema para conseguirlo, radica en tus pensamientos negativos llenos de temor y que están alojados en tu subconsciente, y tú sabes que si logras despejar estos temores, estos pensamientos negativos lograrás lo que te has propuesto y tendrás este trabajo, tal y como te lo has propuesto. Por lo tanto, tú debes girar hacia el inmenso poder de tu subconsciente, hacia esta Inteligencia Infinita alojada en ti, y su capacidad de proporcionarte todo aquello de lo que tienes deseo.

Meditando sobre estas verdades, tu temor comenzará a desaparecer y el recuerdo de estas verdades corregirá tus creencias erróneas. Has de dar gracias, cuando ya veas aproximarse los resultados que tú te has propuesto. Mientras tú estás Orando, tú rehúsas totalmente en dar poder a ninguna cosa, ni a las condiciones más adversas y negativas en las que te encuentres, ni admitir, ni siquiera durante una millonésima de segundo, que lo que tú deseas, lo que te has propuesto conseguir, no lo vas a obtener. Esta actitud de espíritu, atrae la unión armoniosa del Consciente y Subconsciente, lo que da por resultado una energía sin límites.

EL PODER DE LA FE

Declaró D'Alembart: «Seguid adelante y la FE llegará». La FE es el más poderoso neutralizante de nuestros problemas. Si uno cree que puede podrá gracias al poder de la FE. Si se tiene la certeza que una dificultad será superada se ha logrado partir con más de la mitad de esa dificultad superada. La FE es una fusión de pensamientos y sentimientos que ningún suceso externo puede alterar. Dentro de cada uno de nosotros existe la Fuerza y la Sabiduría, la cual al lograr comenzar a fluir cambia la vida en forma positiva al indicarnos el camino hacia la felicidad y el éxito en nuestras metas.

La FE es una actitud de pensamiento positivo que ordena al subconsciente para alcanzar buenos resultados. Por lo tanto tengamos FE en nosotros mismos, tengamos FE en la Fuerza interior de cada y «CREAMOS» por ejemplo, en la validez de las técnicas aquí mostradas si las mismas quieren ser probadas.

El actor Peter Sellers señaló: «Tras la máscara de nosotros los payasos, se esconden la tristeza y los corazones destrozados». En el circo de la vida, lo señalado por Sellers es una gran verdad... ¡REACCIONEMOS! sólo de nosotros depende transformar la tristeza en alegría recuperando la FE perdida y PROGRAMAR la MENTE con positivos SOFTWARE que harán brotar la FE de lo interno, FE que es el motor que nos impulsará a dar cada día siempre un paso adelante.

Un relato histórico nos enseña el poder de la FE: «Hace muchos años en China un joven decide migrar hacia la cuna de Buda y formarse como monje. Su madre al despedirlo le pide un favor, "hijo cuando regreses me quedará poco tiempo de vida a lo mejor, trae a tu madre una reliquia de Buda". Transcurrido un tiempo el joven convertido en monje decide regresar a su hogar para luego recorrer China con la transmitiendo enseñanza recibida. Venía caminando alegremente y recuerda la promesa hecha a su madre, qué hacer se preguntó y a la vera del camino ve un perro muerto, lo mira y decide sacarle un diente que envuelve en un pañuelo de seda. Llega a casa y luego del alegre recibimiento su madre le pregunta por la reliquia de Buda, el joven le entrega el diente envuelto en seda. Piensa que más adelante diré la verdad a su madre. Parte a difundir la enseñanza y luego de un año retorna a casa. Con sorpresa encuentra el hogar lleno de gente en estado de meditación y ve a su madre rodeada de gente en oración frente a una mesa de la que emergía una radiante luz dorada, la luz provenía del diente de perro que su madre y la gente del poblado creían con FE era la reliquia de Buda y esa FE concentrada en el diente, lo hizo luminoso y radiante como ellos pensaban debiera ser un auténtico diente de Buda, el joven monje no pudo decir a su madre y a toda esa gente la verdad...».

Abraham Lincoln consideraba que la dicha interna de un hombre está en proporción de su gozosa actitud mental. Phillips Brooks manifestó: «En mi oración no pido a DIOS una carga más liviana en la vida, sino una espalda más fuerte para poder llevar mejor esa carga». La FE nos da la fortaleza y nos hace sentir la carga más liviana. FE es creer en algo. Basado en lo expuesto, probando con múltiples hechos de la vida real, insisto en destacar la actitud mental con que debemos enfrentar la realidad. Podemos y debemos programar la mente en forma positiva. Podemos usar técnicas de autoapoyo, las aquí mostradas son unas de las tantas existentes, cada uno puede modificarlas según lo estime necesario a su persona. Se muestran para ser probadas, previo leer los fundamentos sobre las potencialidades de la Mente y la manera de comenzar a usar la Mente en forma Consciente.

Como lo hemos dicho y lo volvemos a repetir, la Mente tiene tres niveles, uno Consciente, el otro Subconsciente y el Supraconsciente. El nivel consciente nos comunica con el mundo exterior usando el cerebro izquierdo con el ritmo beta cerebral. El nivel subconsciente nos conecta con la esfera superior del Supraconsciente, usando el cerebro derecho con el ritmo alfa cerebral. El nivel Supraconsciente nos conecta con lo Infinito. Al contemplar el dibujo se activa en estado de vigilia el Cerebro Derecho que ESTIMULA al Subconsciente desde el nivel Consciente. El ÉXITO se tendrá en la medida de la constancia en el empleo de la actuación gráfica mental y la FE en uno mismo. Pese a los fracasos y caídas igual PERSEVERAR. A mayor FE en la FUERZA interior, mayor ÉXITO y mejor posibilidad de lograr las metas fijadas.

Si con justa razón tienes tanta fe y confianza en tu Computador, que es una máquina limitada hecha por el hombre quien no es perfecto. ¿Cómo entonces puedes dudar del SUPER Computador DE 10ª GENERACIÓN, TU PROPIA MENTE con energía y capacidades ilimitadas, cuyo origen es DIVINO?

¡TODOS TENEMOS LA FUERZA Y LA ENERGÍA INTERIOR! ES HORA DE USARLA PROGRAMANDO LA PROPIA MENTE. Y HACERLO CON SABIDURÍA.

Las metas que se fijen deben ser lógicas, no inalcanzables. Si uno es un vaso de vidrio no puede pretender transformarse en un cáliz de oro. Pero sí se puede llegar a ser el mejor y el más útil de los vasos de vidrio. La UNESCO en su Carta Constitutiva destaca lo siguiente: «COMO LAS GUERRAS SE INICIAN EN LA MENTE DE LOS HOMBRES, ES EN LAS MENTES DE LOS MISMOS HOMBRES QUE DEBEN SER EDIFICADAS LAS DEFENSAS PARA LA PAZ».

Todos tenemos las herramientas mentales para poder edificar las defensas para la PAZ. No es justo vivir en el mundo moderno y ver las imágenes de la TV mostrando niños que son huesos recubiertos de piel por el hambre que asola sus regiones. Son millones los niños que mueren de hambre en un año, es una fría e impersonal cifra estadística, sin embargo se trata de seres humanos iguales a nosotros...

CURACIÓN POR LA FE, QUÉ SIGNIFICA Y CÓMO ACTÚA

Lo que comúnmente conocemos como curación por la fe, no es la fe de la que habla la Biblia, aquélla significa el conocimiento de la interacción entre el espíritu Consciente y Subconsciente. Los curanderos que dicen que curan por la fe, curan sin ningún conocimiento especial de las verdades de los poderes y de las fuerzas sobre las que actúa, él dirá que posee un don especial para curar, la fe ciega, absoluta, de que la enfermedad responderá a sus poderes le dará el resultado. El médico Vudú, curará por las encantaciones, cualquier otro, podrá curar tocando determinados reliquias o por cualquier otro medio, que hace creer verdaderamente al enfermo de la eficacia de este método de este procedimiento.

Muchas personas creen firmemente que esta teoría es la cierta. Así de forma práctica como actúa la fe: recordemos lo que se ha dicho del célebre médico austríaco Franz Anton Mesmer, teoría hoy aprovechada por alguna empresa especuladora. En 1776, él decía que había obtenido numerosas curaciones, pasando sobre los enfermos imanes artificiales. Más tarde, rehusó sus imanes, y comenzó a hablar de la teoría del magnetismo animal, fluido que llena el Universo pero que actúan sobre todo en el organismo humano. Afirmaba que ese fluido magnético emanaba de él, se transmitía a los enfermos y los curaba. Las gentes acudían a su consulta y curaciones maravillosas se producían. Él montó una clínica en París y el gobierno francés designó una comisión de médicos y de la Academia de Ciencias, entre los que se encontraba Benjamín Franklin para estudiar las curaciones realizadas por Mesmer.

El resumen de esta comisión es que admitió los hechos principales reivindicados por Mesmer, pero ella mantenía que ninguna evidencia probaba la exactitud de sus teorías del fluido magnético y dijo que los efectos eran provocados por la imaginación del enfermo. Después, Mesmer fue exiliado y murió en 1815. Algunos años más tarde, el Dr. Braid de Manchester demostró que el fluido magnético, no influía para nada en las curaciones del Dr. Mesmer. El Dr. Braid, descubrió que se podía detener las enfermedades en el sueño hipnótico por sugestión, sueño por el cual muchos de los fenómenos atribuidos a Mesmer o a su magnetismo, podían ser provocados.

Ya comprendes que todas estas curaciones eran indiscutiblemente provocadas por la activa imaginación de los enfermos, estimulada por un poder de sugestión hacia la curación y hacia la salud hecha a su subconsciente. Todo esto podía ser llamada una fe ciega, y en esta época no se conocía realmente como estas curaciones se producían.

CÓMO PUEDES LIBERAR LA ACCIÓN CINÉTICA DEL SUBCONSCIENTE.

Un psicólogo, le contaba al Dr. Murphy, cómo se curó de una tuberculosis, que le había sido detectado, mediante radiografías y análisis en uno de sus pulmones. Él se puso inmediatamente a afirmar por la noche, antes de dormirse, tranquila y relajadamente. «Cada célula, cada nervio, cada tejido, cada músculo de mis pulmones sigue en este instante el camino hacia la salud y armonía entre ellos». Quizá éstas no sean las palabras exactas, pero ellas representan la esencia de lo que recitaba el psicólogo.

Una curación completa, surgió al cabo de un mes, desde que empezó a practicar este ejercicio así lo demostraron las radiografías y análisis que siguieron. Por este método, «le pedí que me dijera por qué él, repetía estas palabras antes de dormirse». He aquí, lo que respondió: «La acción cinética del Subconsciente, continua durante toda la duración del sueño. Por consiguiente, darle trabajo a tú Subconsciente, antes de dormirte». Respuesta enormemente sabia. Este psicólogo, pensando en la armonía y salud, jamás dio nombre a esa enfermedad. Te aconsejo, con enorme tesón, cesar de hablar de tus enfermedades o de darles un nombre concreto. Lo que realmente te está haciendo daño, no es la enfermedad en sí, es tú temor y tú enorme atención que ponéis a este respecto.

El psicólogo del que hemos hablado, se convirtió en un cirujano mental. Constantemente estáis repitiendo vuestros síntomas, estáis inhibiendo la acción cinética que libera el poder curativo y la energía de tu Subconsciente. De acuerdo con la ley de tu espíritu, las imaginaciones tienen a tomar forma... » lo que temía me ha ocurrido». Seguir los tratamientos médicos que os indiquen los médicos, pero aplica esta técnica, para ayudar al profesional y sobre todo, a ti mismo.

 Ver capítulos anteriores del Taller de Autoestima

Del Taller de Autoestima de Juan Carlos Fernández. Capítulo 343 Volumén 7:&

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: