lunes, 27 de octubre de 2014

Juntando las Piezas: ejercicios de visualización


METODO DE LA MULTIPLICACIÓN
El sistema o método de la multiplicación da excelentes resultados, pero sólo puede ser aplicado cuando ya poseemos parte de lo que queremos conseguir. Su función es multiplicar lo que ya tenemos, al menos como muestra.

Si, por ejemplo, queremos conseguir dinero, para trabajar con este método, necesitamos tener por lo menos un billete.

Siéntate cómodamente, teniendo delante de ti un billete de dinero real. Relájate cuanto puedas, eliminando cualquier preocupación.

Respira rítmicamente. La respiración rítmica te va a ayudar a relajar con más facilidad y va a librarte de cualquier pensamiento que quieras eliminar. Fuera de eso va a cargarte de energía, poniéndote más fácilmente en comunicación con tu vida inconsciente, tanto subconsciente como superconsciente (o yo superior).

La respiración rítmica que vamos a utilizar es la siguiente: Expirar un tiempo, mantener los pulmones sin aire durante medio tiempo, respirar un tiempo y mantener los pulmones con aire durante medio tiempo.
Ejemplo: Si el tiempo de expiración es de cuatro segundos tendríamos:
Expiración   Retención    Inspiración   Retención

4                      2                   4                 2
Si es de seis segundos, el ritmo sería el siguiente:
Expiración   Retención    Inspiración   Retención

6                     3                   6                   3
Lo importante en la respiración no es el tiempo, mayor o menor que empleamos sino el ritmo: 4-2-4-2

Podemos sintonizarlo con los latidos del corazón.

Toma tu pulso y siente tu ritmo cardíaco. Después sólo tienes que interiorizarlo y respirar rítmicamente de acuerdo con el método que presentamos. De este modo, el tiempo sería medido por los latidos del corazón y no por segundos. Sería muy bueno que te acostumbrases a respirar de este modo en cualquier lugar, hasta conseguir hacerlo de una forma natural. Tu energía y rendimiento aumentarían considerablemente.

Continuemos explicando nuestro método. Respire rítmicamente. Mientras vas respirando, vete mirando o visualizando el billete de dinero que tienes delante de ti; sintiendo que va  multiplicándose naturalmente cada vez más.

Cuando sientas que estas bien concentrado en el objetivo, cierra los ojos, si los tienes abiertos, y, mientras respiras, imagina que estas cargándote de energía. La energía proviene del subconsciente (el yo básico), para el superconsciente (el yo superior) y se transforma en luz, en una energía más poderosa que se propaga por todo el organismo e irradia fuera del propio cuerpo.

Ahora, abre los ojos y dirige tu mirada al billete de dinero. Imagínalo en un círculo y proyecta dentro de ese círculo a través de la vista, la energía que se está irradiando en este momento, de ti, visualizando el círculo y el billete de dinero en su interior.

Mantén esta imagen por un tiempo, mientras sientes que el dinero se está multiplicando de manera natural, y de:

“El dinero es algo muy bueno para mí. Con el poder de mi yo superior voy a bendecirlo y poseerlo con alegría y en abundancia”. Repite esta frase varias veces.

Por último, para concluir de forma natural el proceso deja que la imagen se desvanezca.

Haz esto dos veces por día, de modo que una de ellas sea al finalizar la jornada.

METODO DE LA ESTRELLA
El método de la estrella es otro de los sistemas que pueden ser usados para la materialización de los deseos.

Para poner en práctica este método es necesario primero hacer una estrella de cinco puntas. En una punta dibuja un corazón dentro de un círculo, en la siguiente y siguiendo las agujas del reloj, dibuja una balanza, en la siguiente dibuja un montón de monedas, en la siguiente dibuja un pájaro con una rosa en el pico, y en la última pon el símbolo del sol dentro de un círculo.

Es importante que seas tu mismo quien haga la estrella. No importa que no sea una cosa perfecta, pero sí que sea algo personal.

Dibuja la estrella, sigue el mismo proceso.

Siéntate cómodamente. Relaja el cuerpo, eliminando de tu mente toda y cualquier preocupación. En este momento sólo debe interesarnos una cosa: cargar de energía, de fuerza el objetivo con la finalidad de materializarlo.

Respira rítmicamente, con el ritmo que hemos aconsejado antes. Mientras respiras, piensa de forma clara en el objetivo, en lo que el viene a añadir a tu vida, en la alegría que representa para ti. Visualízalo del modo más nítido posible.

Permanece así el tiempo que te parezca necesario.

Cuando estés preparado, coge el dibujo y míralo. Coloca, hacia arriba la punta en la que está dibujado el corazón, donde está el deseo, el objetivo que pretendes alcanzar.

Mira durante algunos instantes esa punta, y, después haz girar la estrella de modo que arriba quede la punta donde está dibujada la balanza.

Contemplándola, di con convicción la frase que esta escrita en ella.

!Gracias por las leyes del Universo! Estoy en armonía con ellas. Benditas sean.

Procura sentir lo más profundamente posible estas palabras. Las leyes del Universo son precisamente las que van a hacer posible la materialización de tu deseo.

Después, haz girar la estrella dejando, hacia arriba la punta donde está el símbolo de la abundancia y di, poniendo sinceridad en tus palabras, lo que esta escrito sobre él.

Acepto la abundancia sin límites y la bendigo.

Piensa en la abundancia de la creación, en los mundos sin fin, en las estrellas, en las galaxias, en vidas diferentes... piensa que somos parte de esa abundancia y sus herederos. Ella nos pertenece. Para alcanzar sea lo que sea, sólo necesitamos desearlo ardientemente.

Enseguida gira la estrella colocando hacia arriba la punta donde esta el pájaro con una rosa en el pico. Haciéndolo, di de forma bien clara.

Hágase todo con delicadeza y amor.

Procura sentir que el deseo esta caminando para su realización en ti dentro del plazo de tiempo que es necesario para su materialización. Siente también que tu deseo se va a realizar sin perjudicar a nadie dejando a su vuelta más armonía y amor. Esto es importante, sobre todo cuando el objetivo que vamos a alcanzar envuelve a otras personas. Debemos  querer que también ellas consigan mayor armonía y realización. No quieras nunca un mal para nadie.

Pero tampoco olvides que al querer para nosotros algo que nos parece justo y, muchas veces, hasta necesario, podemos dar la impresión de que estamos contra aquel que no quiere ver concretizado nuestro objetivo.

Ejemplo: Un hijo siente que necesita seguir determinado camino para realizarse, y esta dispuesto a asumirlo como quien asume su vida. Los padres ya habían programado para el hijo otro tipo de vida, muy diferente de la que éste está intentando seguir.

Los padres están viviendo un momento de amargura y de indignación están sufriendo porque el hijo no hace lo que ellos quieren.

¿Es responsable el hijo de este sufrimiento o son los propios padres los responsables de él? ¿Tiene el hijo la obligación de soportar durante toda su vida la frustración de sus deseos, adoptando, tal vez, en razón de esto, una actitud de resentimiento contra la propia vida, sencillamente para satisfacer a sus padres?

Este sufrimiento de los padres es provocado por algo que suelen llamar amor pero que no es propiamente amor.

El amor respeta la vida, la propia y la de los demás.

Tal sufrimiento no es provocado por el hijo, sino por ellos mismos, por sus ideas equivocadas sobre la vida.

Sin embargo, debemos intentar evitar o, por lo menos, amenizar incluso este tipo de sufrimiento. Debemos desear que las personas que forman parte de nuestra vida, vivan también en armonía con las leyes naturales, con el bien, contribuyendo a una transformación de su interior.

Que aquello que deseamos sea, también para ellas, motivo de armonía, de paz y de una realización mayor.

Gira otra vez la estrella, de modo que la punta en que esta dibujado el sol quede hacia arriba, y di:

Sea bendito todo lo que es bueno. Dentro de él todo se consigue.

Para terminar, pon hacia arriba la punta en que está dibujado el corazón, y di con absoluta convicción y firmeza:

Mi deseo se ha cumplido. Bendito sea.

Procura sentir que tu deseo está efectivamente en condiciones de realización, en espera del momento oportuno para surgir materializado. Siéntete feliz por eso.

Permanece así durante algún tiempo, dejándote impregnar por la fuerza de esos sentimientos.

Después, deja que se desvanezca naturalmente todo, para volver al estado normal.

Haz esto una vez por día, siempre en la misma hora.

Las mejores horas para estos ejercicios son siempre las primeras de la mañana o las últimas del día.

Escoge lo que sea mejor para ti.

Una recomendación: No digas a nadie lo que estás haciendo.

EL SILENCIO AYUDA A ACUMULAR LA ENERGIA QUE ES NECESARIA PARA CONSEGUIR EL OBJETIVO. Por otro lado, evita que energías destructivas minen tu trabajo. Hay personas que tienen un enorme poder de destrucción. Son personas negativas que no creen en nada y que no dejan que otros triunfen en la vida.

Este es el motivo por el que debes evitar hablar sobre tus planes y sobre tus esfuerzos para conseguirlos.

Trabaja en silencio para no tener que arrepentirte después.

UNAS PALABRAS AL FINAL
Se podría decir mucho más sobre el tema de la visualización creativa que hemos esbozado a lo largo de estas páginas. Pero creo que llevando a la práctica lo descrito estarás manejando un instrumento capaz de transformar en realidad lo que quieras para tu vida.

No hace falta muchas cosas para conseguir riqueza, éxito, amor o salud. Lo importante es poner en práctica lo que hemos aprendido. 

Uno de los problemas fundamentales de nuestro tiempo es la desproporción que existe entre la información o alimento y la asimilación de esa información. Tenemos mucha teoría y poca práctica, mucha memoria y poca realización, muchas ideas hermosas y pocos frutos de vida.

Cuanto más sabe una persona sobre un tema, más impermeable se hace al mismo, si no pone en práctica ese conocimiento.

En el campo de la terapia he visto casos que nunca van a encontrar solución, precisamente porque el paciente ha leído demasiado sobre el tema y n ha llevado a la práctica nada.

Me acuerdo de una persona, no fue la única, que vino a mi consultorio y empezó a contarme lo que había leído sobre el psicoanálisis y sobre otras técnicas terapéuticas. Hablo durante casi una hora de todo lo que sabía y que no le había servido para nada.

Ninguna de las técnicas le había aportado mejora alguna para su problema.

Le pregunté si había puesto en práctica algo de aquello que "sabia". Me dijo que no, porque sabía que no resolvía nada. Me confesó que había pasado por muchos terapeutas, pero que no seguía el tratamiento porque conocía todos los sistemas uti8lizados por ellos.

Vivía buscando un sistema diferente de los que conocía.

Supongo que esa persona anda vagando todo el día con nuevas teorías terapéuticas en la cabeza, pero cada vez "con" menos vida en el corazón. Sería mucho mejor para ella conocer solamente una teoría, pero poniéndola en práctica, que pensar que sabe todo sobre terapia, confundiendo el saber teórico con el saber real, con ese saber transformador que sólo se consigue con su actitud sin bloquear todo proceso de curación. 

Esto ocurre en todos los campos del saber.

No sirve para nada conocer la teoría si no le sigue la práctica. Puedo leer veinte libros sobre karate y aprenderlos de memoria, pero si no practico estoy más indefenso que aquél que recibió de hecho unas lecciones de karate, y que de teoría sólo sabe lo que oyó de su instructor.

Lee, indaga, aprende... pero lo que quieras conocer de verdad, practícalo.

En estas breves páginas hay teoría suficiente para hacer de ti un ser feliz, realizado, victorioso y lleno de vida.

Practica lo que has aprendido y te garantizo que no te vas a arrepentir.

Decídete, fíjate un objetivo, cree en lo que te pertenece motiva el subconsciente, alimenta el deseo y tendrás lo que quieras.

EPILOGO
"Imagina la Tierra todas las noches, y la mente oculta de las estrellas transformará la simple imaginación en una fuerza creadora capaz de poner a tus pies todo lo que contiene la Tierra. Y por ser así, te bastará saber lo que quieres, te bastará imaginarlo confiando, para conseguirlo...

"Imagina la Tierra todas las noches".

El primer paso para conseguir lo que se desea, es liberarse de los límites impuestos por la materia, la educación, etc.

Para esto, imagina la Tierra. Siéntete fuera de los límites de la materia, imagínate libre, cara a cara con la Tierra, sintiendo que tu herencia es el Universo, que no hay fronteras para ti.

Sólo hay un límite, el que pone nuestra imaginación.

Este es el primer paso: no poner límites a la imaginación, para, de esta forma, poder desear incluso lo que parece imposible pero que no lo es en realidad si conseguimos imaginarlo como posible.

..."Y la mente oculta de las estrellas transformará la simple imaginación en una fuerza creadora".

Lo que comenzó como simple imaginación, merecerá, por el hecho de haberse liberado de los límites impuestos por los prejuicios, que la mente oculta de las estrellas lo transforme en poder, fuerza, realidad y vida.

La mente oculta de las estrellas representa la energía cósmica, la energía consciente responsable por la armonía y desarrollo de este inmenso Universo, de esta deslumbrante creación, la fuerza capaz de transformar todo sueño en realidad.

La imaginación libre se transforma en fuerza creadora, capaz de poner a tus pies todo lo que contiene la tierra.

"Y por ser así, te bastará saber lo que quieres, te bastará imaginarlo confiando para conseguirlo.

De este modo, gracias a esta fuerza creadora, basta que sepas lo que quieres (objetivo), que te decidas a alcanzarlo, dejando de lado las dudas, que lo imagines con deseo y que creas, para que alcances tu objetivo.

Este es el secreto de la visualización creadora, puesto en práctica desde hace muchos miles de años.

"Imagina la tierra todas las noches".

Sigue estos pasos y alcanzarás lo que quieres de verdad. Nunca pongas la culpa en la vida por lo que no has conseguido. Advierte que dentro de ti existe la posibilidad de hacer surgir esa fuerza creadora, porque... "la mente oculta de las estrellas transformará la simple imaginación", si tú lo quieres.

  Ver capítulos anteriores del Taller de Autoestima

Del Taller de Autoestima de Juan Carlos Fernández. Capítulo 274 Volumén 2: Juntando las Piezas

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: