domingo, 6 de julio de 2014

¿Sabes quién es tu amor imposible según el zodiaco?



Por Profesor Zellagro

¡Amores imposibles! Suena dramático, como una telenovela, pero según la Astrología hay ciertas combinaciones que son bastante difíciles, aunque por supuesto no totalmente imposibles. Lo puedes comparar a tratar de abrir una puerta, sin tener la llave, o una caja fuerte sin conocer la combinación, te cuesta más trabajo, pero al final lo logras si insistes, pero tendrías que llamar a un cerrajero o tumbar la puerta para poder entrar.

Lo mismo sucede cuando hay factores de incompatibilidad zodiacal entre ambos signos que complican la situación. Aunque no son necesariamente “imposibles” pues el amor no conoce barreras, estas combinaciones tienden a ser un poco más difíciles o complicadas. Debes observar también que no es solamente el signo solar, sino que muchas veces el ascendente juega un papel determinante. Digamos, no tienes compatibilidad con un signo equis, pero los ascendentes de ambos son muy compatibles, y entonces se equilibra la balanza.

Aries
Tu amor difícil es Piscis

Los elusivos piscianos tienen una forma de ver la vida totalmente diferente a la tuya. Si no estás dispuesto a dejar la realidad durante un tiempo, irte a vivir a las nubes y al mundo interior, fascinante, de Piscis, entonces se convierte en una verdadera complicación.

Tu manera de ser es directa, y aunque trates de ser dulce tu temperamento resultará demasiado impulsivo para el soñador pisciano. 

Tiendes a ser impaciente, pero Piscis requiere tiempo, y a menos que haya factores comunes en la sinastría –la comparación de las cartas natales- o ascendentes muy afines, el signo Piscis se convierte en uno de los más difíciles para ti, algunos dirían “imposible”, pero eso no es cierto pues todo se puede lograr aunque ciertas metas cuesta mucho más alcanzarlas que otras. 

Tauro
Tu amor difícil es Acuario

Tu manera de ser más bien hogareña y tranquila amante de la estabilidad y las cosas bien hechas, a su tiempo y medida, contrasta fuertemente con la naturaleza imprevisible y original de Acuario que está viviendo siempre en el mañana, proyectando algo nuevo, impaciente y vibrante. 

Ese acuariano o acuariana que te inspira y enloquece por su eléctrica personalidad será un episodio estupendo en tu vida amorosa, pero si tratas de consolidar una relación estable te costará mucho trabajo y ambos deberán hacer compromisos que en ocasiones chocan directamente con las características naturales de los dos. 

Géminis
Tu amor difícil es Capricornio

Aquí vemos a un geminiano o geminiana eternamente juvenil y curioso, ágil de mente y cambiante constantemente cuya personalidad choca de frente con ese maduro o madura capricorniano cuya manera de ser, realista, concreta y con los pies bien plantados sobre la tierra desconcierta a tu signo de aire por excelencia. Los capricornianos suelen ser pacientes, es una de sus cualidades, pero tú no lo eres. 

La forma madura como tu pareja reacciona frente a las circunstancias, que a veces parece ser pesimista, te saca de quicio. Tu requieres una relación más fresca, menos sólida y estructurada, más divertida y ligera, un poco menos rígida y responsable, y la realización de este amor se vuelve muy difícil, por no decir imposible.

Cáncer
Tu amor difícil es Sagitario

Aunque existen muy buenas parejas de esta combinación, lo general es que para que esto ocurra hay que poner mucho de parte de ambos puesto que la naturaleza hogareña, doméstica e intuitiva de Cáncer no se aviene al temperamento libre de Sagitario. 

Cáncer puede estar tranquilamente una semana entera sin salir de casa, ni siquiera a la puerta para tirar la basura, ¡eso no lo soporta el temperamento sagitariano! Para ti tu casa es tu nido, para tu pareja es el lugar donde duerme y come, pero no para estar encerrado un fin de semana. 


Tu intuición a veces te señala lo que tu Sagitario no ve, o no quiere ver, y en esa dicotomía se pierde tiempo y energía. Para Cáncer el signo Sagitario es una meta difícil que solamente se alcanza cuando ambos se lo proponen y son capaces de ir más allá de sus propias limitaciones. 

Leo
Tu amor difícil es Piscis

Leo es expansivo, regio, amante de la pompa y las actitudes teatrales, mientras que Piscis es más bien retraído, envuelto en su mundo interior, menos sociable y ostentoso, dos caracteres que chocan desde el inicio pues actúan como dos polos totalmente opuestos en sus intereses y concepción del mundo. 


Abundan los choques de personalidades que convierten a Piscis en tu amor difícil, puede ser muy bien para una aventura o exploración, pero para una relación sólida y estable las cosas se sacan fuera de proporción, a menos que la pareja pisciana actúe de forma sumisa y atiende a su Leo como un rey o reina, lo cual tampoco le agradará pues buscas una pareja, no un súbdito. 


Virgo
Tu amor difícil es Aries
Tú buscas una pareja que cumpla tus perspectivas de vida en común dentro de un orden, una armonía o equilibrio, seguridad y tranquilidad emocional, y para lograrlo no escatimas esfuerzos. 

Sin embargo, en tu intención porque las cosas funcionen, bien tiendes a volverte demasiado inquisitivo para el osado ariano o la intrépida ariana que no resisten les estén criticando u observando a todo momento por lo que esta relación se convierte en la persecución de un ideal que no llega a materializarse, a menos que ambos pongan mucho de su parte. 

Aunque los amores totalmente imposibles no existen, esta combinación es bastante complicada y se requiere mucho esfuerzo de ambos para lograr la conquista de ese difícil amor de Virgo. 

Libra
Tu amor difícil es Virgo

Libra se siente atraído o atraída a Virgo por su personalidad y carácter, pero la realidad es otra cuando comienzan a convivir porque para Libra estar sometido constantemente al ojo crítico de Virgo es más de lo que puede soportar. Tu manera de ver la relación contrasta con la forma en que Virgo la ve. 

Todo parece muy bien al principio, cuando está el “ardor” de la relación y la misma posee todo su brillo, curiosidad y continúa estimulándote tanto sexual como mentalmente, pero cuando pasen esos momentos y empiece la rutina de la convivencia te será muy difícil estar sujeto al ojo escudriñador de Virgo que aspira a una relación “perfecta”, lo cual no siempre es posible.

¿Imposible? No exactamente. ¿Difícil? Sí, y bastante, a menos que haya otros factores que equilibren la ecuación, lo cual siempre es una posibilidad. 

Escorpión
Tu amor difícil es Acuario

Aunque la hora de la intimidad resulta muy interesante y divertida por las ocurrencias de tu pareja, después que pasa ese ciclo te enfrentas con la realidad, alguien cuyos intereses personales son diametralmente opuestos a los tuyos. 

Tú eres más de la posesión, de ser ciento por ciento de una persona, amar y sentir con gran pasión e intensidad, mientras la personalidad acuariana es más libre, independiente, menos proclive al hogar y más a la comunidad y los extraños. 

Su temperamento te causaría celos y malentendidos y después que pasaran los primeros efluvios de atracción empezarías a encontrar defectos, y tu pareja en ti. Habrá que buscar otros puntos en común para funciones y que deje de ser imposible o difícil. 

Sagitario
Tu amor difícil es Escorpión

Cuando Sagitario se encuentra con Escorpión hay un letrero que dice “peligro” y es que el posesivo y celoso temperamento escorpiónido choca con la naturaleza independiente, desenfadada, libre y sin ataduras de Sagitario. 

Tú como sagitariano o sagitariana detestas el encierro, la vigilancia, el control, y tu pareja escorpiónida resulta ser demasiado posesiva para ti, inclusive celoso o celosa al máximo porque es tanto lo que se entrega que no quiere compartirte con nadie, ni siquiera tus amigos o amigas. 

Su concepto del amor contrasta con la idea que tú tienes de lo que debe ser una relación y lo que tú consideras como normal, Escorpión lo ve como distanciamiento, falta de interés o cariño. Cuesta mucho establecer una buena comunicación y llegar a compromisos entre ambos, difícil, pero no imposible. 

Capricornio
Tu amor difícil es Acuario

La forma práctica, disciplinada que te caracteriza, con los pies muy bien plantados sobre la tierra, choca con la manera desenfadada, imprevisible y proyectada al futuro de Acuario. 

Cuando pones los ojos en ese acuariano o acuariana debes prepararte para lo improbable, el cambio de actitud: por la mañana te dirá una cosa, por la tarde otra y esa sensación de inseguridad emocional, no saber qué pasará después es algo que un capricorniano no puede soportar por mucho tiempo. 

No significa esto que ese Acuario sea inmaduro o inconstante sino que según su concepción de la vida hay que vivir cada instante según se presente e irse acomodando a las situaciones, algo que a ti, como signo de tierra, te aterra pues prefieres la estabilidad, la seguridad y no la imprevisibilidad y la sorpresa. 

Acuario
Tu amor difícil es Capricornio
Cuando tú vuelas hacia las alturas, te proyectas al mañana y actúas de forma imprevisible. Esa persona de Capricornio se asusta porque ambos intereses son diametralmente opuestos a los tuyos. 

Te teme por tu proyección, se siente inseguro o insegura contigo y aunque le gustes mucho físicamente y se sienta sumamente atraído o atraída hacia ti el temor a “lo que puede suceder después” ata sus manos a la hora de lanzarlas al abrazo que todo lo arregla. 

Capricornio no se compromete fácilmente, pero cuando lo hace, quiere que sea “para toda la vida”, sin embargo, a ti te gusta más explorar, conocer y te atemoriza estar atado siempre a una persona aunque después de un largo período de convivencia todo es posible y el amor derrite las murallas más altas. No significa que esa pareja de Acuario será infiel sino que su manera de ser causará esa impresión a Capricornio convirtiendo la relación en algo bien difícil. 

Piscis
Tu amor difícil es Aries

Piscis es un signo altamente intuitivo, sentimental, emocional y soñador. Para ti la impulsividad ariana te corta tu iniciativa romántica. Piscis está regido por Neptuno, lo cual te confiere un aire etéreo, inclusive fuera de la realidad. 





Ese ariano o ariana que te interesa es demasiado atrevido para ti, muy osado y poco delicado según tu manera de percibir la realidad. No implica esto que tu pareja de Aries carezca de sensibilidad, todo lo contrario, ese ariano o ariana que te ama puede ser sumamente romántico y sensible, pero ¡a su manera!

Ahí está el problema que tú lo ves todo con una óptica diferente y cuando te encierras en tu mundo interior, maravilloso y profundo por cierto, Aries se encuentra fuera de lugar, incapaz de penetrar en esos vericuetos de tu Ser interno. 


Fuente: Vida y Familia


Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: