lunes, 19 de mayo de 2014

Gente Tóxica:El Manipulador

-Ella, triste: “Me gustaría que me regalaras flores”
-Él, al día siguiente:”Mi amor, te traje flores”
-Ella, enojada: “Ahora no las quiero, no fuiste espontáneo”


1. Estrategias de un manipulador
¿Te sentiste alguna vez obligado a dar información sobre asuntos privados a quien no tenías intención de contarle nada?, ¿te pasaron por alto, te atropellaron o te quitaron algo propio de una forma tan sutil que sentiste temor de confrontar con quien lo hizo?, ¿te está costando dar tu punto de vista y admitir que quieres cosas diferentes a las que te proponen?, ¿sueles dejar tus deseos de lado para atender los anhelos o necesidades de otras personas?, ¿sientes que quieren aislarte de la gente en quién mas confiaste toda tu vida?

¿Limitan, intencionadamente, tu acceso a cursos, promociones o ascensos en el trabajo?, ¿sientes que últimamente estás tomando decisiones que van en contra de tus valores o que haces cosas que normalmente no harías? Si respondiste a más de una pregunta con un “sí”, déjame decirte que puedes estar siendo víctima de manipulación y probablemente has sido engañado.

Cuando hablamos de engaño, no estamos hablando sólo de una equivocación de nuestra parte; todos nos equivocamos. Todos podemos “meter la pata”. Pero con el engaño es distinto: el que te engañó, lo hizo con la intención deliberada de dañarte. Se metió en tu mente, te sedujo y te utilizó.

Por lo general, los manipuladores estudian a las personas en busca de su vulnerabilidad, de su debilidad. Ellos suelen tener como objetivo a la gente codependiente, crédula, gente con complejo de salvador o llena de culpa. Buscan personas que superponen la amabilidad a su propia dignidad, gente a la que le cuesta decir “no” y que teme a la confrontación.


Debemos recordar que el único objetivo del manipulador es la destrucción y, para obtenerla, aplicará distintas técnicas:

• Acoso moral: se da cuando el manipulador te grita o insulta, a solas o en grupo, asignándote tareas imposibles de lograr, atacando o descalificando lo que haces o dices.
• Maltrato verbal: es el que ejerce mediante amenazas o calumnias, destruyendo tu reputación, aislándote de otras personas, presionándote para que cambies de horarios, sueldos o tareas atacando tu religión o tus convicciones, poniéndote gente en contra o difundiendo chismes acerca de ti.


El acoso es utilizado como un bombardeo psicológico que produce el exterminio emocional. Esto sucede durante un tiempo prolongado mientras el manipulador degrada y maltrata a su víctima sistemáticamente a fin de anularla como persona. El manipulador trabajará adormeciendo a su víctima, quien recién se dará cuenta de que es manipulada al año o año y medio de padecerlo. El manipulador vendrá primero con palabras seductoras o de reconocimiento, pero lentamente irá introduciendo su descalificación, gritos e insultos.
Cuando sea tu turno, te hará sentir permanentemente en riesgo de que si te equivocas de alguna forma, vas a perderlo. Si eres su víctima, probablemente comenzarás a alejarte de todos tus afectos porque tendrás una idea fija en su mente: obtener la aprobación y no perder al manipulador en cuestión.


Al principio, la víctima justifica su accionar y pasa por alto las agresiones. Primero se pregunta:

• ¿Por qué me pasa esto a mí?
• ¿Qué es lo que hice mal?


Y luego minimiza la situación pensando cosas como:
• Bueno, no es nada, en realidad estaba muy enojado y por eso me trató así.
• Lo dijo porque tuvo un mal día.

El acosado o manipulado, suele sentirse confundido interiormente, con inmensos sentimientos de culpa y vergüenza. El problema es que cuanto mayores sentimientos de culpa y vergüenza sienta, mayor será el poder que el manipulador tendrá sobre su vida.

La manipulación estará apuntada a dos áreas: el hacer y el ser.

• El hacer

El manipulador descalificará, cuestionará y rebajará todo lo que hagas; dirá:
- Estás mal sentado
- Te pusiste mal la peluca
- ¡Qué ignorante!

Su objetivo es quebrar la estima y una acusación constante logrará deshacerla.

• El ser

Desvalorizará tu motivación, inventará malas decisiones para llenarte de culpas y malestar.


“Es necesario ser un gran simulador y disimulador: los hombres son tan simples y se someten hasta tal punto a las necesidades presentes que el que engaña encontrará siempre quien se deje engañar.” Maquiavelo
En psicología, ese mecanismo se llama “satanización”: él quiere hacerte creer que eres lo que no eres, que tienes características de una mala persona. Lentamente te aislará de los que quieres, de quienes te pueden ayudar y se unirá a otros para armar sus propios bandos.

2. Identikit de los manipuladores


• Se sienten grandes y poderosos: intentan demostrarte que ellos saben cómo hacer dinero, un buen negocio, tener una pareja feliz, cómo criar bien a tus hijos, etc. Te van a contar muchas historias en las que siempre serán los héroes y jamás escucharás palabras como “no lo sé” en su boca, ya que aparentan saber todo.

• Tienen doble Vida: te dicen una cosa y hacen otra.
Aparecen como seductores, amables, elegantes, personas geniales; pero todo eso es sólo una fachada. Si investigas, verás que en su pasado sólo hay “ex amigos”, muchas deudas y resentimiento.

• Llevan cargas pesadas: ya que para ellos la apariencia es sumamente importante, si se sienten descubiertos intentarán darte miedo. Después de hablar con este tipo de gente, no te quedará ni una gota de paz, sino una gran sensación de malestar y temor.

• Tienen envidia: los acosadores, por lo general, no atacan a cualquiera: buscan gente que es querida, que tiene capacidades y reconocimiento público. Tu éxito los incomodará y les hará sentir mucha rabia. Ellos saben que tú tienes potencial, talento, carisma y condiciones que ellos no poseen. ¿Sabes qué es lo que pasa? Los manipuladores te envidian.

• Son improductivos: sus vidas no dan frutos: si indagas sobre sus vidas te darás cuenta de que sus historias, las cuales te parecían tan fantásticas, son simplemente eso, historias ficticias, no reales. No hay nada que ellos puedan aportarle a tu vida ya que sus actos sólo los llevan a vivir en más miseria.

Los manipuladores son personas que quieren tener control sobre tu vida. Si ven lo valioso que eres, que tienes éxito o simplemente perciben en tu vida algo que ellos no tienen, querrán sacártelo.


Para ejercer control sobre tu vida, el manipulador se va a valer de distintas armas. En un principio utilizará la seducción, hasta lograr tenerte en sus manos. El manipulador suele aparecer como alguien que es protector, bueno, que te quiere amar, que te da, pero después, todo lo que te da, no tengas duda de que te lo va a querer cobrar.

El que te da sinceramente, nunca te va a pedir nada a cambio; en cambio el manipulador te dará para después venir a pedirte su recompensa. Exigirá que estés en todo momento para satisfacer sus necesidades, pero nunca estará ahí para cuando tú lo necesites.
Tan hábil es que de apoco utilizará con mayor frecuencia la crítica, el maltrato y la culpa para manipularte. Te hará creer todo el tiempo que él vale más que tú para que te dé miedo perderlo y quieras retenerlo, cuando en realidad es él quien está manipulándote porque quiere quitarte lo que tú tienes.

3. Liberándonos de los manipuladores

Debemos aprender a alejarnos de la gente que nos quiere manipular. Si estás sintiendo que últimamente tus conductas no reflejan lo que tu conciencia te dicta, es quizás un aviso de que alguien está intentando manipularte. Si ya te diste cuenta, no lo dudes, corre lo más rápido que puedas y aléjate de quien quiere hacerte daño.

“La poca prudencia de los hombres impulsa a comenzar una cosa y, por las ventajas inmediatas que ella procura, no se percata del veneno que por debajo está escondido.” Maquiavelo

Primero:
• Conócete
• Aléjate de quien viene a robarte
• Aprende a escuchar las voces de tu conciencia
• No te aisles
• Evita reaccionar con ira. Eso es lo que quiere el manipulador
• No abras tu corazón a cualquiera
• Recuerda que hay cosas que son personales, no tienes
porqué contárselas a nadie
• Elige tu dignidad antes que la amabilidad
• Aprende a decir “no”
• No seas co- dependiente
• Evita justificar las acciones de otros
• Libérate de los sentimientos como:
- Culpa- Vergüenza- Angustia -Odio- Rencor
• No dejes que nadie te apure
• Evita prestar o pedir dinero
• No seas confiado por demás
• Evalúa tus relaciones
• Perdona y sigue adelante


Los manipuladores no manipulan a cualquiera. Si nos eligieron a nosotros y lograron engañarnos fue porque les dimos lugar de una forma u otra. Se metieron en tu vida, te engañaron y te quitaron la paz. Es por eso que antes que nada debemos buscar estar en armonía con nosotros mismos, conocernos de pie a cabeza y saber nuestras fortalezas y debilidades, ya que cuando conocemos nuestras debilidades, éstas se convierten en nuestras fortalezas. Y si sabemos cómo somos va a ser más difícil que alguien pueda engañarnos y así manejar nuestras emociones.

Es también de gran importancia que no nos aislemos: tu familia, tu gente de confianza, un mentor, son personas que debes tener cerca en cada momento. La gente exitosa siempre está rodeada de un equipo de personas preparadas para ponerle los pies sobre la tierra y ayudarla a evaluar todas las situaciones que se presenten a lo largo de la vida. Si un manipulador observa que tiene que enfrentar no sólo a ti, sino a tu equipo, sabrá que la tarea de manipularte será más que difícil.

Mientras mavores relaciones saludables tengamos en nuestra vida, menor es la posibilidad de que nos manipulen. Aprender a cuidarnos es un trabajo difícil, pero no imposible y debemos hacerlo. Decir que “no” cuando es necesario, no está mal. Hay muchos “no” que son saludables. Debemos aprender a distinguir qué nos hace bien y qué no, para poder elegir correctamente. Elegir nunca sacrificar nuestra dignidad es una decisión que nos llevará lejos. No dejes que te pasen por alto y evita justificar las acciones de los otros. Nada justifica el maltrato, no lo hagas una constante en tu vida. Si ya elegiste enfrentarte al hecho de que fuiste manipulado y decidiste que no vas a tolerar más eso para ti, ya estás en el camino al cambio.

4. ¡Hagámonos cargo!


Ahora bien: que hayas sido víctima de manipulación, no significa que tienes que vivir con sentimientos de odio y rencor. Quizás en el camino perdiste mucha autoestima, tu identidad quedó marcada, pero no dejes que eso siga envenenando tu vida.



“Sólo me fío de las estadísticas que he manipulado.”

Winston Churchill


Perdona a quienes te hicieron mal y pon tu vista de nuevo en tus objetivos porque si no, vas a seguir cargando con un fardo demasiado pesado durante el resto de tu vida. Vuelve tu cara hacia las personas que te hicieron bien y sigue en búsqueda de relaciones sanas y que aporten a tu vida. No cometas los mismos errores; en el día a día evalúa tus decisiones siempre teniendo en claro qué es lo que quieres para tu vida.

No te sacrifiques por ser amable de más. Si eliges no sacrificar tu dignidad, los frutos serán muchos y tu autoestima irá creciendo. Asume la dirección de tu vida y no dejes que nadie tome decisiones por ti. Son tus decisiones las que te llevan a convertirte en una persona manipulable o no.

Piensa que el hecho de que hayas sido víctima de manipulación sólo te sirvió para que nunca más te vuelva a pasar. Ahora conoces los diferentes tipos de engaños de esta gente y podrás desenmascarar los cuando se acerquen a tu vida.

Arriésgate a exponer tus pensamientos, destierra tus miedos. Toma decisiones propias y olvídate de los sentimientos de culpa o vergüenza. Ésta es la única forma en la que vas a ser libre de verdad, libre de cualquier tóxico.

Del Capítulo 11 del libro de  Bernardo Stamateas -“Gente Tóxica”

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: