viernes, 4 de abril de 2014

Descubre los beneficios del ajo para la lucha contra el cáncer





El ajo es uno de los secretos más importantes que ofrece la naturaleza contra las enfermedades. Los beneficios del ajo para la salud se extienden hasta luchar contra el cáncer.

Ha sido utilizado medicinalmente y culinariamente durante siglos, ya que la alicina, el ingrediente clave del ajo, tiene propiedades antibacterianas, antivirales, antifúngicas y antioxidantes.

De hecho, menos de un diente de ajo al día se ha demostrado que reduce el riesgo de cáncer de próstata en un 50%, y disminuye significativamente el riesgo de contraer cáncer de estómago, cáncer de esófago, cáncer de mama, y cáncer de colon.

Foto: Boca Dorada  ©

El ajo también puede ayudar a tratar el colesterol alto, los parásitos, problemas respiratorios y problemas digestivos. El ajo también puede bajar la presión sanguínea, controlar los niveles de colesterol y azúcar en la sangre, y mejorar significativamente el sistema inmunológico.

Sin embargo, una investigación reciente llevada a cabo en el Instituto Nacional del Cáncer ha encontrado que las propiedades del ajo que combaten el cáncer en gran medida dependen de la forma en que este se prepara.

Cómo Preparar el Ajo sin Perder los Compuestos que Luchan Contra el Cáncer

Se ha encontrado que la mejor manera de mantener las propiedades anticancerígenas del ajo es picarlo o triturarlo, y luego dejarlo reposar durante al menos 10-15 minutos antes de ser cocinado.

Cuando se corta o se rompe el ajo, se liberan compuestos de sulfuro de alilo que luchan contra las enfermedades. Calentar el ajo inmediatamente después de cortarlo inactiva una de las enzimas más cruciales del ajo. Cocinar el ajo por lo menos 10 minutos después de picarlo no destruirá aquellos compuestos una vez que han sido capaces de desarrollarse.

Siempre Dejar el Ajo en Reposo Antes De Cocinarlo

Por lo tanto, siempre deberías cortar o aplastar el ajo y dejarlo reposar antes de calentarlo, si querés beneficiarte de las potentes propiedades del ajo contra el cáncer. Además, el ajo no tiene que estar recién cortado, aunque obviamente es mejor. Las investigaciones revelaron que el ajo que compraron en frascos ya aplastado aún tenían los compuestos activos, incluso cuando fue congelado por varias semanas.

¿Debés Comer el Ajo Crudo o Cocido?

Algunas personas sugieren que el ajo crudo es la mejor manera de consumirlo ya que la cocción destruye los compuestos antibacterianos y antioxidantes más importantes. Sin embargo, esto se basa en gran medida en la investigación donde se cocinó el ajo durante demasiado tiempo, y donde no se lo dejó reposar, o no se lo aplastó.

También se sugiere que comer ajo crudo no es la mejor manera de recibir la alicina, el ingrediente en el ajo que combate contra las enfermedades. Se cree que la enzima necesaria para producir alicina puede ser destruida en el estómago antes de que tenga un efecto duradero o positivo en tu cuerpo.

Que prefieras comer ajo crudo o cocido realmente depende cada uno y de tu salud estomacal. Algunas personas prefieren el ajo crudo, algunos prefieren el ajo cocido. A algunas personas les gusta una mezcla de los dos. Lo único que sugerimos es que si vas a cocinar el ajo, no lo cocines demasiado, tratá de agregar el ajo en la comida hacia el fin del proceso de cocción en lugar de al principio, y siempre seguí los pasos anteriores para preparar el diente de ajo.


Las formas de ajo que se han encontrado beneficiosos son el ajo cocido, el ajo encurtido y el ajo envejecido. Aunque siempre recomendamos utilizar la planta fresca, como tenía la intención la naturaleza, aunque el ajo en polvo o el ajo seco en pastillas también pueden tener algunos beneficios. Sin embargo, puede ser que la alicina haya sido destruida en las tabletas de ajo sin olor.

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: