sábado, 11 de enero de 2014

Supersticiones VS Pensamientos Positivos


Eso que oímos tanto de que pensar en positivo hace tener una vida fácil, en la que aparecen billetes de los gordos en todos los abrigos y la gente siempre nos atiende amablemente por teléfono será real para quien lo sea, seguro que a alguien le funciona, pero compruebo a diario, que si no hay un sistema de pensamientos, creencias y hechos detrás en positivo, no se consigue gran cosa.

Les pongo en el pensamiento positivo de la prima de un amigo antes de presentarse al examen práctico para obtener el carné de conducir: "hoy apruebo el práctico", "hoy apruebo el práctico"... así durante las 5 horas que van desde que se levanta hasta que le toca arrancar el coche. Pongamos que le cuesta 2 segundos pronunciar la frase. En un minuto la pronuncia 30 veces, lo que supone que en una hora 1800 veces y en 5  horas, ¡¡9.000 veces!! Esos son muchos pensamientos positivos que tienen que hacer sí o sí que apruebe el examen, que para eso le han dicho que si piensas en positivo atraes cosas positivas a tu vida.

Ahora vamos a ver qué hay detrás de estos pensamientos:
Al abrocharse el cinturón de seguridad se puso más nerviosa que el forzudo del Equipo a “A” antes de subirse a un avión. Ahí se le olvidaron todos los pensamientos positivos.

Hecho número 1: era muy buena estudiante y todos sus exámenes eran de 8.5 por lo menos, pero ésta era la primera vez casi, que medía sus capacidades no intelectuales. Vamos, la destreza y la pericia que no venían en los libros.

Hecho número 2: había dado menos clases de las que le habían recomendado en la autoescuela. Se estaba arriesgando conscientemente a suspender.

Hecho número 3: su padre le había dicho que no le iba a dejar el coche porque todavía estaba pagando el préstamo y no quería endeudarse más con reparaciones. Ella por un lado quiere tener el carné de conducir y sentirse independiente y libre como en el anuncio del Ford Fiesta pero por otro lado sabe, que no tiene dinero para comprarse un coche y que su padre no le va a dejar el suyo. Su inconsciente ya tiene una doble lucha, aprobar y fastidiarse sin tener coche, o suspender y seguir soñando con la canción del anuncio (mientras hay esperanza, hay vida, ya se sabe)

Hecho número 4: el mismo hombre, su padre, decía a diario que "mujer al volante, peligro constante". Esto supone que se va forjando una creencia inconsciente sobre la que ella iba a tener que luchar nuevamente. Tenía que demostrar ese día que ella no era un riesgo para la esperanza de vida del planeta.

Las creencias sobre las que estamos estructurados (todos estamos estructurados sobre miles de creencias) son programas inconscientes que funcionan de forma automática. Si queremos "desprogramar" una de esas creencias, primero hay que detectarla y aunque parezca obvio esto es como lo de "primero reconoce que tienes un problema". No es lo más fácil. Tendremos que ayudarnos de la PNL (programación neurolingüística) para identificar nuestras creencias.

Hecho número 5: todos sus amigos le han dicho que los examinadores tienen mucha manía a las morenas, como ella, y que las suspenden siempre. Y de tanto que se lo han dicho, ella tiene la creencia, de que así es aunque reza porque haya una excepción que ese día confirme la regla.

Hecho número 6: el examinador llevaba una camisa amarilla y no era amarillo pastel. Era amarillo-contenedor-de-plásticos.

Hecho número 7: era martes día 13.

Sin profundizar más, podemos pensar que los 9.000 pensamientos positivos son más que insuficientes para poder con todos los hechos. Sólo con que fuera supersticiosa ya se podía haber bajado del coche sin arrancar (las supersticiones son creencias a las que les damos mucha fuerza)

Todos los elementos que estaban participando en su consciente y en su inconsciente hacen que los pensamientos positivos no tengan la fuerza que podrían tener. No son suficientes.
Y si al decirle que ha suspendido dice que ya no va a pensar más en positivo porque eso que le han dicho es un fraude, estará equivocada. Tendrá que mirar todas las circunstancias, darse cuenta de qué hechos hay detrás de los pensamientos positivos. Y cuando esté en coherencia "pensar-sentir-hacer positivamente", tendrá resultados positivos.

A mí me gusta ser positiva y pienso en positivo, pero sobre todo, hago porque que mis actos estén en positivo (y cuando me desconecto del positivismo me veo vídeos que dan subidón ;)



Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: