jueves, 19 de diciembre de 2013

Los 10 temas a evitar en reuniones

Tener una cena o una reunión social es algo normalmente agradable, pero ¿de qué no se debe hablar en las reuniones? el sitio dailymail.co.uk realizó una encuesta sobre los tópicos que la gente piensa que no deben abordarse en esos casos:

1. Religión- La fe y las creencias, son temas delicados y en algunos casos hasta polémicos. Tanto es así, que grandes batallas entre naciones se han dado a causa de las diferentes ideas y prácticas religiosas. Evítalo.

2. Enfermedades graves. Puedes hablar de una dolencia ligera (dolor de estómago, cabeza, etc.), pero jamás hables de alguna enfermedad grave como cáncer, problemas cardíacos o cualquier otra que resulte ser crónico degenerativa. Corres el riesgo de  hacerle pasar un mal rato a alguien por recordarle algo doloroso.


3. Política. Casi tan peligrosa como la religión, resulta ser la política, pues también se trata de los ideales de muchas personas. Hay quienes en verdad son seguidores ciegos de partidos y de figuras públicas, ya sea por su ideología o porque les represente una oportunidad de mejorar su calidad de vida. Al final la lucha de egos en este tipo de discusiones puede ser muy dura, pues cuando al menos dos partes piensan diferente respecto a política, normalmente estas harán todo lo posible para convencer a la otra de que la postura que ellos defienden es la mejor.

4. El valor de la casa. Ya sea que tú seas el anfitrión o el invitado, siempre genera un silencio incómodo hablar sobre el valor de la casa donde estás reunido. La verdad es que este dato debería ser irrelevante, pero para muchos es de gran curiosidad, por lo que no se detienen en preguntar el costo del inmueble o cuánto se paga de renta.



5. Cuánto ganas. Que los ingresos de alguien se conviertan en tema de conversación es algo que puede incomodar a cualquiera, ya sea porque no esté del todo conforme con lo que gana o porque no quiera decir lo bien que le va en su empleo o negocio.

6. El estado de las finanzas personales. Si los temas anteriores que bien podrían ser datos positivos por lo que se ha logrado o se está logrando obtener, llegan a ser incómodos (a nadie le gusta que todos se enteren de todas las deudas que tiene con bancos y tiendas).


7. Hacer "la pregunta". Esto le sucede normalmente a las parejas de novios que llevan al menos tres años de relación. Es como si tuvieran en la frente un letrero que diga "Pregúntennos cuándo nos casamos". Si entre ellos no se han hecho la pregunta como para hacer difusión del enlace matrimonial, ¿por qué deben ser los demás quiénes la hagan? Si ellos se toman el tiempo, tú debes hacer lo mismo.

8. Planificación familiar. Muy similar a la anterior, pero ahora en el rubro de lo bebés. Hay muchas razones para decidir tener un bebé, pero también para decidir no tenerlo. Todo depende de cada pareja. Además, hay ocasiones en que no sólo se trata de desear ser padres, sino también de poder hacerlo, biológicamente hablando. Así que evita el momento incómodo o incluso herir los sentimientos de alguien y espera que la noticia llegue sola.

9. Una infidelidad. Dicen que el mundo es muy pequeño y más cuando se trata de enterarse de lo que más se desea ocultar. Al menos que tu reunión se trate de un juicio de divorcio, hablar sobre una infidelidad puede hacer que arruines totalmente el encuentro y termines por hacer que todos quieran irse. Nunca sabes si alguien involucrado o cercano a los involucrados esté sentado a tu lado. Lo mejor es no decir nada al respecto.

10. Vida sexual. Por algo también se le llama "intimidad", aunque hay algunos, la mayoría no desea revelar cada detalle de su vida sexual y menos cuando el evento es una comida o una cena formal. Si se te ocurre hablar sobre sexo en una reunión, no sólo incomodarás a los demás, sino que quedarás ante los demás como un depravado; garantía de que no te inviten de nuevo.

Fuentes: De 10.mx

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: