sábado, 31 de enero de 2015

El test de los puentes

Los puentes son elementos que denotan transición y en términos psicológicos, tienen un gran significado. Imagina por un momento que debes de avanzar por uno de estos seis puentes. El puente que elijas tiene un significado en tu vida.

Navega hasta el final de la página, mira los puentes y elige inmediatamente el que te resulte más atractivo. A continuación lee su significado.
1. Analítica y convincente: Te caracterizas por ser una persona soñadora, idealista y con ideas muy claras acerca de cómo deben ser el mundo y las personas. Puedes llegar a ser muy meticulosa y verte inmersa en una búsqueda excesiva de la perfección en todas las facetas de tu vida; esta posición (a veces extremista) podría llegar a hacerte perder tiempo e incluso energía. Tu principal reto es flexibilizar tu visión de mundo, aprender a aceptar las diferencias y ser más tolerante con las personas, y de este modo lograrás llevar una vida mucho más espontánea, feliz y productiva.

2. Metódica y organizada: Te caracterizas por ser una persona muy leal a tus ideas, principios, amigos y familiares. Eres digna de confianza, dedicada y muy responsable, aunque también frecuentemente podrías encontrarte adoptando actitudes defensivas y evasivas; algunas veces la timidez es una carga muy pesada que te impide avanzar y desarrollar todo tu potencial. Tu principal reto es aprender a CONFIAR, pues tras tu lealtad es posible que se oculte inseguridad. Recuerda que el mundo es un lugar maravilloso, y que todo lo que das siempre volverá a ti de distintas maneras. Tu naturaleza es buena por naturaleza y el mundo está dispuesto a devolverte todo lo que das, solo debes permitirlo. Cuando confíes en el mundo y su generosidad veras como solo llegan a tu vida personas y situaciones que te harán crecer pleno, próspero y feliz.

3. Decidida y segura: Te caracterizas por ser una persona intensa, fuerte, apasionada, segura y en algunos casos dominante. También podrías ser posesiva y egocéntrica. Tus principales intereses son sentirte confiado y seguro, ser importante e influyente en tu mundo y mantener el control de las situaciones de tu entorno, ya sea un entorno familiar, laboral o de amigos. Con el tiempo puedes haber creado un fuerte caparazón que te protege del mundo y del dolor, pero que podría terminar alejándote excesivamente de los demás y de tus sentimientos. Permítete acercarte plenamente a tus sentimientos y experiencias, esto en lugar de herirte, te permitirá crecer más fuerte y con más experiencia para avanzar con firmeza y mejores resultados por la vida.

4. Bondadosa y sentimental: Eres una persona con un interés sincero por los demás y absolutamente entregada a las personas que amas. Además te caracterizas porque tu vida está orientada a apoyar, ser consejera, amiga y confidente, lo cual está muy bien, siempre y cuando no caigas en el habitual error de poner las necesidades de los demás por delante de las tuyas; de ahí tu principal reto: aprender a pensar más en ti misma, pues cuando aprendes a pensar en ti y atender tus necesidades, te conviertes en una persona honestamente altruista, plena, satisfecha y equilibrada.


5. Pacífica y conciliadora: Eres una persona con una evidente orientación hacia la calma, la paz y la diplomacia. Tienes una clara orientación hacia la armonía y deseas evitar conflictos en tu entorno, mantener las cosas como son y resistirse a todo aquello que pueda perturbar o incomodar. Tu principal reto es aprender a decir NO, pues muchas veces cedes demasiado y haces cosas que no quieres hacer, únicamente por conservar tu tranquilidad. Recuerda que es mejor expresar tu opinión honesta de inmediato en lugar de aceptar situaciones que no quieres, en silencio, lamentándote interiormente después. De esta manera crecerás interiormente, aumentaras tu criterio, disfrutarás más tu vida y sin duda habrá más paz en tu mundo.

6. Entusiasta y resuelta: Te caracterizas por ser una persona entusiasta, activa, recursiva y enérgica, que huye constantemente del aburrimiento. Estas muy orientada a disfrutar de las cosas buenas de la vida, por lo cual podrías ser impulsiva y en algunas ocasiones inconstante. Siempre sabes arreglártelas para conseguir todo aquello que deseas y tienes la tendencia a involucrarte en muchas cosas al tiempo, que abandonas con igual rapidez cuando te sientes abrumado o estresado. Tu principal reto es aprender a ser reflexivo, ordenado y vivir tu vida con un poco más de calma. Cuando dejes de pensar tanto en el futuro, podrás disfrutar más y mejor de todas las cosas maravillosas que ocurren en tu presente, y de este modo, tu vida será más auténtica y plena.
Fuente: Ser feliz es Gratis.org

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: