viernes, 17 de enero de 2014

Astrología médica 1/2

Debemos saber que la Astrología Médica es de gran ayuda, no sólo en casos de enfermedad declarados, sino como medio para saber sobre la vitalidad del nativo, y las tendencias marcadas en cuanto a sus puntos sensibles en el organismo. Muchas personas pasan años sufriendo por una enfermedad, son tratados por diferentes medios, viven haciéndose análisis de todo tipo, estudios, visitas a diferentes médicos especialistas, distintos tratamientos.

Lo que la Medicina Ortodoxa olvida muchas veces, es que no es cuestión de quitar la dolencia del momento al paciente, o de mejorar su calidad de vida frente a síntomas y signos que éste presente en ese momento de su vida, lo importante es ver que es lo que está provocando ese malestar o esa enfermedad, sus orígenes, que pueden ser tan diferentes a lo visible.

Para esto nos sirve la carta natal de la persona, para establecer justamente esta parte de la historia médica del nativo, ver cuáles son sus puntos débiles y que son los que realmente están ocasionando la enfermedad.

Tampoco podemos jugar a ser Dios o adivinos, sólo podremos aconsejar al consultante que vea con su médico o con un médico homeópata el problema que hemos detectado en su carta natal.

Los médicos ortodoxos no darán importancia a esto, pero sabemos que si insistimos lograremos que presten la debida atención.

La carta natal, además de darnos la información habitual referente al nativo, es una clara imagen de la salud de la persona, sus áreas más sensibles.

Cada planeta, cada signo y cada elemento tienen su correspondencia con el cuerpo humano.

En cuanto a los elementos, tenemos que para cada grupo hay determinadas características generales, a saber:

Fuego  (Aries, Leo y Sagitario) 
Los signos de Fuego son calientes y secos (Aries, Leo y Sagitario) y representan la vida misma.

Nos hablan de un temperamento BILIOSO, o hiperasténico, de reflejos bruscos, tensión nerviosa acrecentada y funciones pulmonares y circulatorias bien desarrolladas. En general son fuertes en su musculatura, tienen tendencia a problemas digestivos y hepáticos. Pueden ser hipertensos porque eliminan poco, lo que también se traduce en calambres, neuralgias, y además podemos encontrar que las palpitaciones, pulso rápido y los escalofríos también están presentes.


El órgano más importante, el hígado

En general comen mucho y no son exigentes a la hora de elegir la comida, requieren pocas horas de sueño.


El poco énfasis en los signos de Fuego da tendencia a disminuir la vitalidad física, al letargo, a la depresión.

Si al contrario, hay énfasis en estos signos, encontramos generalmente que la persona no conserva su energía física.

Tierra (Tauro, Virgo y Capricornio)
Los signos de Tierra son fríos y secos (Tauro, Virgo y Capricornio) y como el mismo elemento lo indica, nos habla de lo sólido de nuestro cuerpo, como los huesos, además del sistema nervioso, aparato locomotor, tejidos.

Estos nativos pertenecen al grupo de temperamento NERVIOSO. Las características más sobresalientes: generalmente son delgados porque consumen poco alimento y son cuidadosos al momento de elegir que comer, también tiene dificultades para eliminar y en general su descanso no es bueno.

Tienen tendencia pues, al insomnio, anemia, inestabilidad cardíaca.

El poco énfasis en signos de Tierra hace que el nativo no preste atención al cuerpo físico, y si es al contrario, el nativo cuidará de sus necesidades físicas, muchas veces exagerando en este sentido si tiene Virgo o la casa 6 fuerte.

Aire (Géminis, Libra y Acuario)

Los signos de Aire son calientes y húmedos (Géminis, Libra y Acuario) nos hablan de los elementos gaseosos del organismo, también de vasos sanguíneos. 

Pertenecen al temperamento SANGUÍNEO, tienen tendencia a la obesidad ya que son afectos a la buena comida y a dormir bien.


Tienen buena eliminación y tienden a problemas respiratorios, a problemas circulatorios, reuma, arteriosclerosis y gota, por lo que es recomendable que estos nativos tengan la constancia de hacer ejercicios (cosa muy difícil).

El poco énfasis aquí, nos está señalando un sistema nervioso débil y dificultad al momento de comunicarse, como tartamudeo nervioso.

En cambio sí hay énfasis pueden desarrollar tics o espasmos como resultado de un sistema nervioso recargado y problemas respiratorios.

Agua (Cáncer, Escorpio y Piscis)
Los signos de Agua son fríos y húmedos (Cáncer, Escorpio y Piscis), y como lo indica el mismo elemento nos habla de los líquidos del organismo, por tanto representa el aparato digestivo, genital, linfas, orina, sangre, etc.

Pertenecen al temperamento LINFÁTICO. Estos nativos no necesitan muchas horas de sueño, tienen sudoración en manos y pies, también son propensos a la hipertensión arterial, asma y además sufren de hipersecreción estomacal y salival.

Cuando hay poco énfasis de estos signos, la persona tendrá problemas al expresar sus emociones, y tendrá tendencia a tener disminución en los fluidos del cuerpo, lo que puede llevar a acumular toxinas, por lo que es recomendable que se hidraten adecuadamente para suplir esta carencia.

En caso contrario, son sumamente sensibles, retienen líquidos.

Las cuadriplicidades nos aportan más información: 


Aries/Libra /Cáncer/Capricornio
Son los signos cardinales y nos hablan de la VITALIDAD y de la actividad. Su influencia está presente en el temperamento y en la constitución física del nativo, así como en el desarrollo de las enfermedades que pueda padecer. Las personas con un énfasis en signos cardinales será propenso a curarse en forma rápida, pero también las recaídas lo serán, su temperatura corporal sufrirá variaciones, etc. También son personas propensas a accidentes por ser impulsivos e imprudentes y no son muy cuidadosos de su salud.



Tauro/Escorpio/Leo/Acuario
Son los signos fijos y nos hablan de la ESTABILIDAD (por ser fijos) en la salud del nativo.

En general son personas fuertes, sólidas. Si hay un énfasis de signos fijos nos encontramos frente a un nativo que le costará curar sus enfermedades y tendrá tendencia a que alguno de sus males se vuelva crónico.

Vemos también que estas personas dosifican mejor su energía que en el caso de los signos cardinales que se agotan más rápidamente.


Géminis/Sagitario/Virgo/Piscis
Son los signos mutables y nos hablan de INESTABILIDAD, su resistencia es baja, aunque las enfermedades no son demasiado fuertes, si sufren de molestias, su salud no es para nada estable y se contagian con facilidad.


Estos nativos pueden tener problemas de sueño y digestivos.

Fuente: Astro-Campus


Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: