Lo que nos trae el 2018 según la numerología

Para la numerología pitagórica el año 2018 se leerá como un año 29/11/2 (esto sale de tres sumatorias encadenadas: 2018 = 20 + 1 + 9 = 29, a su vez, 29 = 2 + 9 = 11 y por último 1 + 1 = 2).

Cada año está atravesado por un número específico de los 78 que existen en la numerología. ¿Cuál es el que le pertenece al 2018? Se llama "La domesticidad".
¿De qué se trata? Pues bien, nos pide que este año nos acomodemos a una nueva situación de cambio y proceso de madurez.

Estos años nos guían y direccionan hacia una ruta energética precisa que nos explicará qué es lo más conveniente para cada uno de nosotros y para la situación que nos toque atravesar. Nos orientará para optimizar todos los recursos que poseamos y nos mostrará qué es lo que debemos mejorar.

Como calcular tu año personal según la numerología

Suma la cifra del día en que naciste + la cifra del mes en que naciste + 2 (año universal). Reduce tu resultado a una cifra entre 1 y 9.

Ejemplo: naciste el 21 de noviembre = 21+11+2 = 34 = 7

Tu cifra de año personal en 2018 es 7

Ahora que conoces tu año personal puedes leer las predicciones de nuestros expertos para 2018

2018 un año 11

Unidad doble. El 11 es considerado como un número maestro en numerología y sus potentes vibraciones le confieren en una dimensión ambivalente: inspiración o confusión, tendiente a dominar para no dejar caer en el exceso. Genera fuertes corrientes adversas: sociales, culturales, políticas y religiosas. Su influencia subraya el deseo de afirmarse o incluso querer salir de las normas. Esto exige, antes que nada, desarrollar una capacidad de escucha interna, de ser paciente y de integrar un trabajo sobre las emociones para que éstas sean sólidas.

Por el lado positivo, simboliza la fuerza y experiencia de uno mismo, que se traduce en la capacidad para concretizar ideales gracias al entusiasmo y la determinación.

Año personal 1: Una Voluntad de reformas

Renovar tu estilo de vida para vivir de acuerdo a tus tiempos. He aquí una idea que te ronda la cabeza y que poco a poco cobrará más importancia para que se concrete a finales del año. Sin embargo, hay un efecto “yoyo”, es decir, tendrás la impresión de que todo avanzará rápidamente, pero después se frenará de golpe. Dichos contratiempos te molestarán, pero no obstaculizará la situación. Acéptalo, déjalo fluir y todo transcurrirá mejor.

Transforma tu batalla en algo positivo. Les situaciones inciertas se arreglarán a tu favor. Las recaídas positivas del año pasado llegarán en forma de dinero o de promoción laboral. Apóyate en tu fuerza de voluntad para orientar tus iniciativas, recordándote que la agresividad no lleva a ninguna parte. Está en ti sacar tu mejor carta para negociar para conseguir lo que deseas.

Año personal 2: Mediar la sensibilidad

Para aprender mejor este año, debes analizar el pasado. ¿Qué es aquello que has sembrado y hacia dónde lo quieres llevar? Has cosechado según tus acciones anteriores, por lo que, haciendo prueba de tu buena voluntad, lleva los frutos recolectados hacia la situación que deseas.

Oscilas entre la armonía y el conflicto. La diplomacia, la discreción y la paciencia serán tus mejores armas para evitar confrontaciones y rupturas, a menos que así lo quieras. Si la situación te pone con los nervios de punta, no dejes que la crisis tome el control. Se trata de dejar emerger sus cualidades y de dominar las emociones. Lentamente, estrás en un estado de calma a partir del verano. La paz se adquiere en las tareas diarias y en la constancia.

Año personal 3: creer en ti más que nunca

Las tendencias anuales te proyectan hacia unas ganas irresistibles de renovarte para valorizar tu existencia. Las turbulencias del primer trimestre te conducirán a no confiar en todo aquello que esté sujeto a avales o procesos laboriosos. Sintiéndote demasiado acorralado, apostarás  por tomar el riesgo para dar un impulso a tu futuro. Las decisiones que tomes serán impuestas, pero podrás negociarlas. No será tan buena idea oponerse, sobre todo si éstas permiten asegurarle un progreso. Actúa con cautela sin distraerte tanto, correrías el riesgo de equivocarte de dirección.

Voluntad, vitalidad y suerte: un coctel explosivo a manejar con tacto para convertirlo en fuegos artificiales.

Año personal 4: objetivos claros

Decidido a echar raíces, estarás probando suerte para neutralizar tu dualidad demostrando una actitud determinada. Comenzando por organizar tu vida y tu trabajo, querrás que sea mucho más productivo y operacional. La organización será justo como lo has imaginado. La motivación está presente desde enero pero será hasta el verano cuando las condiciones te permitirán un nuevo anclaje.

Tendrás el interés de actuar por y para ti mismo. Normalizarás algunos asuntos de orden jurídico o familiar con eficacia. Tener el control de la situación te dará confianza de lanzarte hacia nuevos proyectos. No tomes nada a la ligera: constancia en tus actos y coherencia en tus ideas, ve directamente a lo esencial.

Año personal 5: Un cambio de profesión

Los 5 sentidos inherentes del ser humano serán los mismos que se moverán sutilmente. Estos sentires te llevarán hacia una progresión, ante todo reflexiva. Tienes en cuenta aperturas más humanas o intelectuales que oportunidades tangibles. Tus puntos de vista evolucionarán viendo la vida desde otros ángulos.

Es importante saber qué y por qué cambiar: eres tú el que se mueve con el mundo. Las múltiples y atractivas tentaciones son parte del juego, los espejismos también. Depende de ti el saber discernir entre les envidias y tus impulsos hacia situaciones pasajeras y derribar los obstáculos. Asegúrate, desde mayo, que tu capacidad de análisis fije las reglas que determinen una buena calidad de vida para ti.

Año personal 6: Cruzar el umbral

Cuando se termine el primer trimestre tendrás todos los elementos que permitirán a u sentido práctico resolver cualquier situación ambivalente que se te presente y salir bien parado/a financieramente.

Reflexionas sobre los diferentes escenarios para escoger aquel que será más adaptado y que va mejor con tu estilo de vida. No pierdes tu tiempo con escrúpulos que no te sirven de nada y pensando menos en lo que favorece a los demás es un año más que positivo.

Año personal 7: Una trayectoria brillante

He aquí un examen de consciencia frente a frente contigo mismo para hacer un recuento de tu situación Es hora de tomar soluciones conforme a tu personalidad. Se trata de dar más sentido a tu día a día borrando las repetidas contrariedades que siempre enfrentas. Nada de decaerse, una fuerza interna te animará y te acompañará durante el año con sabiduría.

Tu destino y tus deseos irán de la mano, caminarás más por intuición que por impulso. A finales del invierno, tu hilo conductor estará trazado y factores externos estarán a tu favor. La cabeza bien puesta y el corazón frío, tu magnetismo atraerá un montón de sorpresas y oportunidades para estar acorde contigo. ¡Un prometedor horizonte!

Año personal 8: A fuerza de puño

Años de esfuerzo en el ámbito social y profesional han dado frutos justos, según tus méritos. De igual forma estás saldando todas las cuentas que tenías pendiente. ¡Año nuevo, vida nueva! Te quejas de los impuestos y todo aquello relacionado con los gastos, debes tener la disciplina de distribuir mejor tu presupuesto.

Energía y determinación, no dudes en tomar riesgos por acciones justas, te apoyarás en tu fuerza interna para no flanquear. En el plano personal, darás cara a las situaciones litigantes para terminar con los desacuerdos. Cuidado con los malentendidos, demuestra tu cordura y admite los errores compartidos. Un periodo de lucha, que al final, valdrá la pena.

Año personal 9: Un inventario a tu propio ritmo

Por fin tienes el tiempo para analizarte, bajo una mirada neutra, sobre todo el camino que has recorrido en busca de esa mejoría y definir aquello que te mueve. Un recuento del año en donde te cuestionas con franqueza. ¿Eres víctima constante de ciertas ilusiones, las cuales quieres creer o al final no te convienen? Medita sobre cuál es la parte real y cuál es la de mera fantasía, para analizar tus dudas y buscar las causas: cambiarás tu visión sobre tu existencia con una filosofía más personal y realista. A partir de esta reflexión, llevarás tu día a día con menos exigencia y más humildad para compaginarte con aquellos que realmente estimas
¡Puedes compartir este artículo con todas tus amistades y no recuerda dejarnos un "Me Gusta" en nuestra página de Facebook!
Fuente: Astrocentro

0 comments