10 señales que prueban que tu alma se ha reencarnado

La reencarnación o el renacimiento de la energía ocurre a nuestro alrededor de muchas formas cada día. El día y la noche, el movimiento cíclico del sol, la tierra, la luna y el sistema solar. Una planta crece, muere, libera sus semillas y vuelve a brotar una nueva vida una y otra vez. Quizás por eso para muchos de nosotros la reencarnación sea algo intuitivo, algo que resuena en la misma naturaleza, en la esencia de la vida.
La reencarnación y el concepto de vidas pasadas ha existido desde miles de años, pasando por culturas celtas, griegas, asiáticas e indias.
Actualmente, alrededor del 51% de la población mundial cree en alguna forma de vida después de la muerte y alrededor del 7% cree firmemente en la reencarnación.

Una de las creencias más populares de la reencarnación es que la mayoría de nosotros hemos vivido otras vidas anteriores y que a veces podemos recordar estas vidas pasadas. Existe diversas teorías al respecto aunque es imposible poder conocer las verdad con seguridad.

Entonces, ¿cuáles son las posibles señales de un alma reencarnada?

1- Déjà vu

A todos nos ha ocurrido alguna vez, ¿verdad? Esa sensación que tenemos de haber estado en algún lugar o con alguien antes antes de que ocurriera. Las almas reencarnadas pueden visitar una ciudad o un país desconocido y saber exactamente dónde están las cosas y cómo moverse, pueden incluso conocer a una persona, su nombre o sus antecedentes aunque no la haya conocido en esta vida.

2- Sueños recurrentes

Los sueños son un reflejo de las cosas que vivimos. ¿Sabías que, aunque parezcan desconocidos, cada rostro de tus sueños es uno que ya has visto antes? ¿Tienes extraños sueños que se repiten una y otra vez? ¿Las personas y los lugares de estos sueños parecen representar un periodo particular de la historia? ¿Alguna vez moriste en este sueño? Podría ser una señal de que su alma está recordando recuerdos de una vida pasada.

3- Fobias inexplicables

Si tenemos la capacidad de recordar lugares de una vida pasada o recodar el pasado a través de los sueños, no es descabellado pensar que los temores que se tuvieron en otras reencarnaciones nos puedan perseguir en otra vida.

4- Precognición

La precognición, también llamada premonición, es la supuesta capacidad de conocer hechos con anterioridad a su acontecimiento que no pueden ser deducidos a partir de información adquirida en el presente mediante los sentidos. Uno experimenta la precognición a través de visiones, sentimientos y, a veces, sueños.

Algunos lo consideran como pseudociencia en el mejor de los casos, mientras que otros experimentan tan fuertemente como cualquiera de nuestros cinco sentidos. En cualquier caso, es una señal de que el alma ha madurado y posee una perspicacia a la altura de muy pocos.

5- Retrocognición

Es bastante fácil. La retrocognición es lo opuesto de la precognición. Se trata de una variante o derivación de la premonición según la cual un sujeto accede o tiene conocimiento de un acontecimiento pasado por medios no naturales; es decir, que no podrían haber sido conocidos de manera natural. El retroconocimiento es increíblemente difícil de probar, a diferencia de la precognición. Independientemente de lo bien que puedas demostrarlo a los demás, experimentar vivencias relacionadas con la retrocognición es una señal bastante significativa de que has vivido varias vidas en una época anterior.

6- Sentimiento de no pertenecer a este mundo

No te sientes bien allí donde vas, da igual que sea en tu hogar, en tu ciudad o tu país. El anhelo de un hogar que nunca llega puede ser señal de que tu alma sentía cierto apego por una cultura o período en el tiempo que ya no existe. Las almas que pululan por el mundo terrenal demasiado tiempo también podrían sentir un profundo deseo por regresar con el resto de almas del otro lado.

7- Fuerte intuición

La intuición se deriva de la capacidad de aprovechar la sabiduría y el conocimiento que tenemos de forma inconsciente, sin intervención de la razón. En algunas ocasiones, la sabiduría proviene de experiencias que has vivido en esta vida, pero no siempre es así. Una fuerte intuición podría deberse a que disponemos de una gran sabiduría adquirida de experiencias pasadas, un alma llena de vivencias que nos sirven de ayuda en este momento.

8- Fuerte empatía

Aquellas personas que son muy empáticas pueden llegar tener problemas para estar en un espacio repleto de gente debido a que pueden llegar a sentir de forma muy directa las experiencias de las personas que les rodean. Tener una empatía muy desarrollada podría significar que tu alma ha tenido varias encarnaciones previas y que está más orientada a sanar al mundo que a sí misma.

9- Recuerdos espontáneos

Hay muchos casos registrados de niños pequeños que tenían en su memoria objetos o personas que llegaron a su mente de manera espontánea y que tiempo después se descubrieron que eran reales. Estos recuerdos podrían ser resultado de fantasías, malentendidos o incongruencias del pensamiento, pero al momento de saber que aquello sí existe de verdad, sólo afirma la conexión de vidas pasadas.

10- Afinidad por culturas pasadas

Existe una teoría que sostiene que las almas que se han reencarnado varias veces pueden llegar a mostrar su edad a través de nuestras personalidades. Si eres un alma nueva, es más probable tengas la sensación de tener un espíritu joven durante toda la vida. Si eres un alma madura, por el contrario, desde la infancia te caracterizarás por mostrar un comportamiento propio de cualquier adulto. Una no es necesariamente mejor que la otra.

¿Qué opinas de la reencarnación del alma?
¡Compártelo con todos tus amigos!
Fuente: Higherperspectives, Lonerwolf, Powerofpositivity
Vía: Rolloid.net

0 comments