Oráculo: ¿Qué actitud infantil debo dejar atrás?

“Comienza a manifestarse la madurez cuando sentimos que nuestra preocupación es mayor por los demás que por nosotros mismos” -Albert Einstein

Cada uno de nosotros es un crisol en el que se entremezclan distintas formas de conciencia.
Somos ignorantes y sabios, niños y ancianos, infantiles y concienzudos. Todo al mismo tiempo, aunque dependiendo del momento alguna característica destaque más que el resto.
Elige una de las tres cartas
La inmadurez emocional podría definirse como una condición en la que las personas no han renunciado a los deseos o fantasías de la infancia. Deseos y fantasías que tienen que ver con que el mundo gire en torno a sí, o que la realidad se doblegue en función de lo que quieren.
Hoy Claudia Corazón Feliz nos ayudará a despejar la duda,  a través del Gummy Bear Tarot. Escoge una de las tres cartas y encuentra el consejo que trae para ti.

1

2

3

Si escogiste la # 1

La actitud infantil que hace tu vida más complicada es la de esperar que los demás cumplan todas tus expectativas, y si eso no ocurre, te enojas y culpas a los demás porque las cosas no ocurrieron como esperabas.

Es importante que te hagas cargo de tu vida en su totalidad, y dejar de depender de los demás para que cumplan tus deseos, inquietudes y hasta caprichos.

Palabra clave: Evolucionar.

Si escogiste la # 2

Lo que entorpece tu vida de adulto es que no quieres hacerte responsable de lo que tienes a cargo, ya sean hijos, trabajo, felicidad, infelicidad, temores, por poner algunos ejemplos. Pueden ser actitudes muy sutiles, como creer que por culpa de tus padres eres infeliz, que por culpa de tu jefe odias tu trabajo o que por culpa de una pareja que te daña no crees en el amor.

Ojo con esto, ya que no te deja crecer y te relacionas como un niño indefenso.

Palabra clave: Responsabilidad.

Si escogiste la # 3

La actitud infantil que no te deja crecer es la de amurrarte, encerrarte en ti mismo y no dejar que nadie te hable ni hablar tú de lo que te molestó. Primero, es una conducta que demuestra tu gran herida de niñez que sigue abierta; y segundo, es una manera de manipular que cansa a los que te rodean.

Observa por qué te amurras como cuando eras niño y busca por qué lo sigues haciendo; sana eso y crece de una vez.

Palabra clave: Consciencia.

👉 ¡Puedes compartir este artículo con todo tus amistades y no dudes en dejarnos un "Me Gusta" en nuestra página de Facebook!

Por la Tarotista Claudia Corazón Feliz

Email de Contacto:claudiacorazonfeliz@gmail.com

0 comments