¿Te sientes deprimido o cansado? Mejórate con el OM 🕉️

Descubre qué características, beneficios y qué representa este mantra usado en la meditación.

En estos tiempos tan complicados y repletos de desastres e infortunio, es muy probable que terminemos agotados no sólo física sino mentalmente, con un desequilibrio tremendo que nos hace estar muy nerviosos, decaídos y hasta deprimidos.
Por ello queremos recomendarte una de las prácticas ancestrales de la meditación y el yoga, con su gran mantra llamado OM, que utilizan entre otras cosas para calmar la mente y su espíritu. Aprendamos un poquito más sobre él.

El OM es uno de los mantras más sagrados de religiones dhármicas como el hinduismo y el budismo, y simboliza el divino Brahman y el universo entero.
Esta palabra ha sido compartida y pronunciada por todo el mundo, por millones de personas que meditan y practican yoga, por lo que muchos se preguntan si de verdad tiene alguna simbología o no. ¿En qué nos puede ayudar realmente?

Unos pocos minutos de silencio ayuda a tranquilizar nuestras mentes, y es uno de los múltiples fines de la práctica del OM, y es que es el símbolo de lo esencial en el hinduismo. Significa unidad con lo supremo, la combinación de lo físico con lo espiritual.

OM es una sílaba poderosa y fundamental que se ha popularizado hoy en día en todo Occidente como el símbolo de la mente en calma a la que se llega a través de la meditación o el yoga.

Se dice que pronunciar este “Om” mientras meditas lleva a tu conciencia la realidad física de este mundo y de tu cuerpo, provocando una mayor conexión con la mente, tus emociones, pensamientos y las creencias de tu vida y de este mundo a tu alrededor.

Al entonarlo nos podemos poner en sintonía con el universo, reconocemos nuestra conexión con todos los seres vivos, el entorno y la naturaleza toda. Las vibraciones rítmicas que se producen al cantar este mantra también tienen un efecto físico sobre nuestro cuerpo, ya que calma el sistema nervioso y tranquiliza la mente.

Su símbolo varía depende de la cultura, pero generalmente es similar a éste, en donde cada trazo tiene su peculiaridad. Involucran varios estados en el humano, como el de "despertar", para que la mente esté activa y percibiendo el mundo material.

También tiene que ver con estados como el de vigilia, donde estamos dormidos pero nuestros sentidos se mantienen activos, el de sueño profundo o hasta el estado de ignorancia que nos mantiene alejados de quienes realmente somos y buscamos descubrir.

¿Cómo se dice o pronuncia? 

En realidad es como un canto, que mezcla las letras A - U - M para sonar como OM. Al cantar un mantra como el OM, y estando concentrado en ello, es como si sintiéramos la vibración de los sonidos desde nuestra garganta hasta nuestra mente, creando conciencia de nuestro estado mental...

Comencemos con lo que simboliza el canto del OM, con sus mezclas de A, U y M. El primer sonido, la A, se pronuncia como una prolongada “AH”. El sonido se inicia en la parte posterior de la garganta. Al pronunciarlo bien, podrás sentir tu plexo solar y el pecho vibrando.

Este sonido tipo "aahhh" de entrada nos remite al inicio de nuestro alfabeto, así que es un comienzo que representa el aspecto de creación del universo, es como el origen de todos los sonidos. Nos conecta con nuestro sentido del yo, el ego.

El segundo sonido es la U, pero que se pronuncia como una prolongada “oooh”. El sonido transfiere suavemente la vibración a la parte trasera de nuestra boca, pudiendo sentir esta vibración también en la garganta.

El sonido U (oooh) significa la energía de mantenimiento del universo y las sutiles impresiones de nuestra mente. Nos conecta con un sentido interior de algo mayor de lo que podemos ver y sentir con nuestros sentidos. Oooh permite la claridad, el equilibrio y la bondad en el mundo.

El tercer elemento es M, y se pronuncia como una prolongada “mmmm” con los dientes delanteros tocando suavemente. La vibración al entonarla se debe sentir ahí en la boca y en toda la cabeza.
El sonido M (mmmm) caracteriza la energía transformadora del universo y los pensamientos y creencias de nuestro ser. Este sonido nos une a la conciencia de la unidad, nos ayuda a calmarnos y sentir las conexiones a nuestro alrededor.
El último elemento del OM es un silencio, pero que simboliza una calma profunda de nuestro ser infinito. Al pronunciarlo hace cerrar nuestros labios, que es como cerrar la puerta del mundo exterior y volcarnos hacia dentro de nosotros mismos.

Simbólicamente, las tres letras del AUM encarnan la energía divina (Shakti) y sus 3 aspectos elementales: creación (Bhrahma Shakti), preservación (Vishnu Shakti) y liberación (Shiva Shakti), según la doctrina hindú. El OM sintoniza a cada persona con sí mismo y recuerda al cuerpo y a la mente para dejar de lado las preocupaciones mundanas que sufrimos en nuestra vida cotidiana, y en cambio, redirigir nuestra atención hacia adentro, hacia la alegría eterna que el yoga, la meditación y la religión puede aportar.

En la cultura occidental tanto la palabra hablada como el símbolo escrito del OM se han convertido en sinónimo de la espiritualidad oriental, la meditación y el propio concepto de paz. Se dice que la repetición de la palabra OM nos ayuda a disminuir la respiración, el ritmo cardiaco, calma el sistema nervioso, reduciendo estrés y ansiedad y hasta puede mandar a nuestros órganos un suave masaje vibratorio para ayudar a su sanación.

👉 POR FAVOR, COMPARTE con amigos y/o familiares a través de tus redes sociales favorita, o vía Whatsapp mediante los botones de la parte inferior de tu dispositivo móvil o lado derecha de tu monitor

Fuente: Univisión.com

0 comments