10 características que diferencian a las personas intuitivas

“La mente intuitiva es un regalo sagrado y la mente racional es un fiel sirviente. Hemos creado una sociedad que rinde honores al sirviente y ha olvidado al regalo”.

Son palabras de Albert Einstein, quien conocía perfectamente el poder y la importancia de la intuición. 
Por desgracia, la intuición prácticamente se ha quedado relegada a un plano esotérico, sacrificada en el altar de la racionalidad. Sin embargo, todos somos personas intuitivas, solo que algunos han aprendido a prestarle atención a los mensajes de su intuición mientras que otros los ignoran.

¿Qué es la intuición?

Antonio Damaso, médico y neurólogo, explica qué es la intuición a través de su teoría de los marcadores somáticos. En práctica, la intuición sería un mecanismo de preselección que tiene lugar por debajo de nuestro umbral de conciencia y se encarga de examinar todas las opciones, decidiendo cuáles son los posibles caminos entre los que podemos elegir de manera consciente.

La intuición es un procedimiento que nos permite valorar y descartar alternativas de manera inconsciente, basándose fundamentalmente en nuestras experiencias pasadas y nuestras emociones. Por eso se expresa fundamentalmente a través de las sensaciones corporales, algunas personas indican que la sienten en el estómago o en el pecho. Esa también es la razón por la que nos inclinamos por una opción y no por otra, pero no somos capaces de explicar el motivo, es tan solo un presentimiento o una corazonada.

¿Qué diferencia a las personas intuitivas?

1. Escuchan su voz interior. Las personas intuitivas tienen una conexión especial con su inconsciente, por lo que son capaces de escuchar la voz interior que los demás ignoran. A fuerza de prestarle atención a esas corazonadas o intuiciones, han ido “afinando” cada vez más esa vía de comunicación, de manera que pueden descifrar mejor los mensajes que les envía su intuición.

2. Pasan tiempo en soledad. Las personas intuitivas suelen valorar mucho la soledad y disfrutan del tiempo que pasan consigo mismas. Durante esos momentos aprovechan para conectar con sus emociones y realizar un profundo ejercicio de introspección o simplemente calmar su mente, lo cual es imprescindible para que se manifieste la intuición.

3. Escuchan a su cuerpo. Las personas intuitivas tienen una conexión especial con su cuerpo, por lo que son capaces de captar las señales que envía la intuición a través de sensaciones como un “nudo en la garganta”, “mariposillas en el estómago” o cualquier otra sensación física que envíe ese segundo cerebro. Estas personas sienten que algo va mal en su cuerpo, tienen reacciones viscerales que saben cómo interpretarlas y usar a su favor a la hora de tomar decisiones.

4. Son excelentes observadores. Las personas intuitivas suelen ser muy observadoras, se fijan en detalles que para los demás pasan inadvertidos. De hecho, una de las armas secretas de la intuición es precisamente la capacidad de captar muchos detalles, darles un sentido y prever lo que podría ocurrir. De esta manera también descubren patrones o coincidencias que los demás no notan, pero que después se convierten en la base para tomar otras decisiones en su vida.
5. Prestan atención a sus sueños. Los sueños son el canal de comunicación favorito del inconsciente. En muchas ocasiones la mente inconsciente elige las fantasías oníricas para enviarnos un mensaje que nos pueda ayudar a tomar mejores decisiones. Por eso las personas intuitivas prestan atención al contenido de sus sueños e intentan descifrarlos. Por supuesto, todos los sueños no son mensajes del inconsciente, las personas intuitivas también son capaces de diferenciarlos.

6. Conectan emocionalmente con los demás. La empatía es una de las armas secretas de la intuición. Las personas intuitivas son capaces de conectar con los demás a un nivel más alto, lo cual les permite ayudarlas o notar que están pasando por un mal momento.

7. Dejan ir las emociones “negativas”. A pesar de que la intuición puede generar sensaciones desagradables, las personas intuitivas son capaces de gestionarlas y no se quedan bloqueadas en ellas. De hecho, son conscientes de que emociones como la frustración, la ira o el resentimiento nublan la intuición. Eso significa que suelen ser muy conscientes de sus emociones y saben gestionarlas con sabiduría.

8. Saben fluir. Las personas intuitivas desarrollan una gran confianza, la cual les ayuda a enfrentar la adversidad con una actitud más relajada. No solo confían en sus capacidades para afrontar los obstáculos sino también en el curso de la vida. Estas personas saben que todo llega y todo pasa, por lo que aprenden a fluir sin dificultad, no se aferran a las situaciones, ni las positivas ni las negativas. Esa sabiduría les brinda una gran tranquilidad y ecuanimidad ante los contratiempos.

9. Muestran una gran flexibilidad cognitiva. Las personas intuitivas no tienen un pensamiento rígido, son capaces de cambiar de idea rápidamente cuando tienen una corazonada. Eso significa que no se aferran ni siquiera a sus decisiones, sobre todo cuando sienten que están yendo por el camino equivocado. Esa flexibilidad cognitiva les permite corregir el plan y obtener mejores resultados.

10. Buscan las respuestas en su interior. Las personas intuitivas no se aíslan del mundo, tienen en cuenta las circunstancias y saben cuándo el viento sopla a su favor y cuándo está en contra, pero siempre tienen la tendencia a mirar dentro de sí para encontrar las respuestas. Esto significa que para tomar decisiones tienen en cuenta sus expectativas, ilusiones y necesidades. Así logran un equilibrio que les permite tomar las mejores decisiones.

3 problemas a los que se enfrentan las personas intuitivas

Desarrollar mucho la intuición también puede tener sus “efectos adversos”, sobre todo en un mundo donde se sobrevalora la lógica y se ignoran las emociones.

1. No poder explicar por qué tomaron una decisión importante. A menudo las personas intuitivas no pueden explicar de manera racional por qué tomaron una decisión que para los demás no tiene sentido. En muchos casos, la ausencia de argumentos lógicos puede dar pie a discusiones y problemas, sobre todo cuando las otras personas no les entienden.

2. Prever finales desastrosos que nadie más avizora. Las personas intuitivas pueden prever finales desastrosos, ya sea en una relación de pareja o en un negocio. A menudo esa certeza es difícil de sobrellevar ya que no siempre la pueden compartir con las otras personas o estas no les prestan atención. El hecho de captar pequeños detalles que los demás no perciben les confiere esa habilidad especial, que no siempre es bienvenida.

3. Captar los pensamientos y emociones negativas de los demás. Las personas intuitivas no leen la mente, pero ese sexto sentido a menudo les permite captar pequeñas señales extraverbales que les ayudan a formarse una idea de lo que las otras personas están sintiendo o pensando. A veces notar que los demás están fingiendo sin poder decírselo puede ser extremadamente frustrante o irritante.

¿Es conveniente tomar decisiones dejándose llevar por la intuición?

Cuando tomamos decisiones pequeñas, siempre es ventajoso analizar los pros y los contras. Sin embargo, en los asuntos vitales, como la elección de la pareja o la profesión, la decisión debe venir del inconsciente, de un lugar recóndito dentro de nosotros. En las decisiones realmente importantes de la vida, debemos dejar que gobiernen las profundas necesidades de nuestra naturaleza”.

Estas fueron las palabras de Sigmund Freud, quien se refería era a esa sensación de justo o erróneo, de placer o rechazo visceral, que sentimos en lo más hondo de nosotros y que a veces ignoramos para escuchar únicamente a la razón.

En la Psicología existe lo que se conoce como Inteligencia Intuitiva, que sería nuestra capacidad para resolver problemas dejándonos llevar por la intuición. De hecho, en una serie de estudios realizados en enfermeras, médicos y emprendedores que tenían muchos años de experiencia se constató que su primera intuición casi nunca fallaba.
Por supuesto, la intuición no es un mecanismo infalible, pero puede ser muy útil cuando necesitamos tomar decisiones en una situación en la que no disponemos de mucha información o esta es muy caótica. En cualquier caso, siempre es bueno saber lo que tiene que decir antes de decidirnos por una u otra opción. Así que lo más conveniente es aprender a escucharla.

Ayúdanos a COMPARTIR lo positivo {+}en tu red social favorita y RECUERDA apoyarnos con un "ME GUSTA" 👍 en nuestra publicación de facebook y brindarnos tu opinión en los comentarios.¡Gracias, amores!🙏
Fuente: Rincon Psicologia.com
https://www.rinconpsicologia.com/2017/09/personas-intuitivas-caracteristicas.html

0 comments