Quien te quiere no te busca por interés, te prefiere para compartir su tiempo

Quien te busca por interés, no te merece porque su verdadero motivo no eres tú sino lo que quiere obtener a través de ti.
En su cabeza eres una mera herramienta, no un fin. Ideará mil y una formas para conseguirlo y cuando lo haga, pasarás a ser uno más en su lista… cuando tú te mereces mucho más, te mereces amor de verdad.
Así, quien te quiere no te necesita, te prefiere. No te elige para utilizarte a su beneficio, sino para compartir contigo su tiempo y abrirte su corazón. Sus ojos y sus gestos lo delatan. Porque el amor y los sentimientos sinceros se notan, se palpan.
Veamos qué es lo que diferencia a quien te quiere por interés de quien lo hace verdaderamente por su afecto.

El verdadero amor está libre de la necesidad y el interés

Cuando hay amor, hay más interés que el propio, uno compartido. Cuando no queda amor tampoco necesidad, sino la voluntad de conjugar verbos en plural. Quien te ama de verdad te elige por cómo eres y acepta todo de ti, tanto tus cualidades como tus defectos, pero sobre todo trata de amar a estos últimos.

Porque a quien le preocupas de verdad no le importan las horas a las que le llames o las veces que necesites su compañía, simplemente está para ti. Porque te conoce y sabe que, a veces cuando esbozas una sonrisa, en realidad tu interior está hecho pedazos. Su única intención será la de ayudarte a recomponerlo.

Quien siente verdadero amor te regala sentimientos en forma de preciosos detalles, sin esperar recibir nada a cambio. No se mueve por el interés sino por el bienestar que le produce dibujarte sonrisas y cobijarte en abrazos. Y aún cuando te enfadas, intenta comprenderte a pesar de creer que en ocasiones no llevas la razón, porque considera que más allá de lo sucedido está vuestra relación.
Quien te quiere de verdad prefiere ser constructor de tu felicidad.
Ahora bien, quien se mueve por el interés siempre tiene un plan en el que dar es sinónimo de recibir obligatoriamente. Te dará algo pero a cambio de que tú también se lo des a él. Si no lo haces, te lo recordará mencionando todo lo que hizo por ti.

Pero eso no es amor, sino utilizar a los demás para el beneficio propio. Porque quien está contigo por interés en el fondo es un egoísta disfrazado que en ocasiones se servirá del chantaje emocional para conseguir lo que quiere. Por eso tienes que estar atento y abrir siempre los ojos: es la única forma de no terminar siendo un esclavo de sus voluntades y deseos.

Quien te regala tiempo, te regala vida

El regalo más bonito que una persona puede hacerte es compartir parte de su tiempo. Regalarte sus minutos, horas y segundos porque te está regalando parte de su vida. Y de esto saben mucho las personas que te quieren.

Esos cafés a deshora, la visita express en el descanso del trabajo, una llamada o un buenos días por whatsapp… son detalles que delatan el cariño y el aprecio de quien los pone en marcha.

Quien te regala tiempo te está dando parte de su vida a cambio de nada, simplemente porque quiere, porque lo prefiere, porque estás en su lista de prioridades y de personas a cuidar. Un minuto es suficiente para hacerte saber que eres importante para él o ella, incluso unos segundos bastarán si están cargados de buenos sentimientos, para dejar una huella imborrable en tu corazón.

“Hay personas mágicas, te lo juro. Las he visto.
Se encuentran escondidas por los rincones del planeta. Disfrazadas de normales. Disimular es su especialidad. Procurando comportarse como los demás. Por eso, a veces, es tan difícil encontrarlas, pero cuando las descubres ya no hay marcha atrás.
No puedes deshacerte de su recuerdo.
No se lo digas a nadie, pero dicen que su magia es tan fuerte, que si te toca una vez, te atrapa para siempre” -Anónimo-

Porque a quien te quiere de verdad buscará compartir tiempo contigo. Se encontrará cómodo y tranquilo siendo parte de tus momentos. Sin embargo, quien solo lo hace por interés pensará que está perdiendo el tiempo, de ahí que no esté siempre tan disponible.

Quédate con aquellos que sumen, no que resten

Quien te quiere de verdad suma en tu vida, quien solo lo hace por interés resta. Porque quien se mueve siempre por el beneficio propio tiene el riesgo de en algún momento quedarse solo.

Trata de rodearte de aquellos a quien les encante compartir tiempo contigo, aunque solo sea en un sofá hablando y pon distancia de quien te llama solo cuando te necesita.

La vida está llena de personas maravillosas y de otras que aun no han sido capaces de despertar y sentir todo lo que el amor y el aprecio por los demás aporta. Pero en ti está la decisión de elegir con quien relacionarte. Por ello, no olvides que quien te aprecia, te ofrece no te exige. Te aporta, no te pide. Te valora, no te destruye. Quien te quiere de verdad no solo te lo dice, sino que también te lo demuestra.

👉 Si te ha gustado la nota recuerda compartirla con amigos y familiares y apóyarnos con un "Me Gusta". ¡Gracias!
Autor: Gema Sánchez Cuevas - Psicóloga, docente, editora y redactora.

Fuente: Lamenteesmaravillosa.com

0 comments