Científicos descubren que un tipo de música puede ayudar a sanar patologías tumorales

Hoy encontramos una noticia en internet sobre un estudio que dice que escuchar un determinado tipo de música ayudaría a combatir patologías como el cáncer, la depresión, para llevar un embarazo tranquilo, entre otras.
En el caso de las enfermedades ayudaría a sanar más rápido, y puestos ya ¿por qué no probarlo? Desde luego que no vamos a perder nada por intentarlo.
En la pesquisa se descubrió que el poder que tiene la música para curar es mayor de lo que se imaginaba, sobre todo con los tumores, ¿cuál es el por qué? Vamos a investigar sobre los datos que hay on-line.
La Doctora Marcia Capella fue la doctora que estuvo detrás del estudio, que trabaja siendo la coordinadora del Instituto de Biofísica Carlos Chagas Filho, el estudio se llevó a cabo en un Programa de Oncobiología en la Universidad Federal de Río de Janeiro.

En el estudio se sometió a las células cancerígenas de mama a la exposición de la 5ª Sinfonía de Bethoven y a las Atmosphères de György Ligeti, obteniendo resultados muy positivos, tales que una de cada cinco células desaparecía y las supervivientes disminuían en tamaño.

La terapia musical es muy popular desde hace años, pero nunca se habían realizado estudios sobre este campo, no obstante no dice que vayan a hacer milagros, porque ya sabemos que dependiendo de la gravedad del asunto, así proseguirá la enfermedad, pero por intentarlo que no quede, y si se nota mejoría pues a celebrarlo.

Después de esto siguieron haciendo investigaciones con melodías instrumentales, de las que sacaron los beneficios de la escucha de dichas melodías instrumentales:
  • Violín: combate la inseguridad
  • Flauta dulce: combate el nerviosismo y la ansiedad
  • Piano: combate la depresión y la melancolía
  • Violonchelo: incentiva la introspección y la sobriedad
  • Instrumentos de viento: inspiran coraje e impulsividad

Para combatir la depresión:

  • Sueño de amor, de Liszt
  • Serenata, de Schubert
  • Guillermo Tell (Apertura), de Rossini
  • Nocturno Opus 48, de Chopin
  • Chacona, de Bach
Lo ideal es una sesión diaria de media hora cada mañana.

Para combatir el insomnio, la tensión y el nerviosismo:

  • Canción de primavera, de Mendelssohn
  • Sonata al Luar, de Beethoven (Primer Movimiento)
  • Vals nº15 en Lá Bemol, de Brahmms
  • Sueño de amor, de Liszt
  • Movimientos Musicales nº3, de Schubert.
Después de escuchar las piezas indicadas, elije la que le trae mejores resultados y escúchala a diario antes de dormir.

La 5ª Sinfonía de Beethoven, que, según la investigación, elimina tumores, pero es necesario un poco de paciencia y persistencia para notar progresos.

Durante el embarazo y para facilitar el parto:

  • Concierto para violín, Opus 87B, de Sibelius.
  • Sonata Opus 56, de Haydn
  • Las cuatro estaciones, de Vivaldi
  • Concierto Triple de Beethoven
  • Concierto para violín, de Brahmms
  • Concierto para violín, de Tchaikovsky.
Se tiene que oír alternativamente durante varios períodos durante el embarazo y en los días que preceden al embarazo

En el parto, estas piezas generan bienestar y contribuyen al nacimiento de niños tranquilos.

Para estimular la memoria:

  • Concierto en Do Mayor para bandolín, cuerda y clavicordia, de Vivaldi
  • Largo del Concierto en Do mayor para la Clavicordia, BMW 976, de Bach
  • Spectrum Suite, Confort Zone y Starbone Suite, de Stephen Halpern.
Aquí dicen que es bueno hacer sesiones de una hora, por la mañana, al despertar.

Para favorecer la interiorización y la meditación:

  • Concierto nº 2 para Piano, de Rachmaninov (último movimiento)
  • Concierto en Allá menor para piano, de Grieg (primer movimiento)
  • Concierto nº 1 para piano, de Tchaikovsky (primer movimiento)
Escucha cualquier pieza de ellas durante diez minutos antes de la meditación.

👉 Si te resulto de utilidad esta información compártela con tu familia y tus amigos en tu red social favorita: Google +, Facebook, Pinterest, Twitter o la aplicación WhatsApp
Fuente: Despiertavivimosenunamentira.com

0 comments