Amar a los demás, amarnos a nosotros mismos. Louise L. Hay 💗

La Casa Hay emitió un comunicado a través de su portal, dando la triste noticia que nuestra querida Louise Hay partió esta mañana del 30 de agosto del 2017. La causa de su muerte fue por causas naturales rodeada por sus seres queridos.

Louise, fue una mujer maravillosa, increíble y visionaria que sentía mucha pasión para servir a su prójimo.
Hoy queremos hacer un homenaje a esta gran mujer, con uno de sus temas favoritos. Amarnos a nosotros mismos y te invitamos a que compartas con nosotras tu afirmación favorita. En nuestro equipo la preferida de todos es “Todo está bien en mi mundo”

Amar a los demás, amarnos a nosotros mismos.

Afirmación: «Vivo en amor y armonía con todo el mundo».

Las relaciones. Siempre que pienso en el tema de las relaciones, vuelvo inevitablemente al concepto del amor a uno mismo. Si no te amas, no serás capaz de disfrutar de una buena relación, aunque la introduzcas en tu vida, porque te producirá nerviosismo, estarás demasiado pendiente de la otra persona: ¿Qué estará haciendo? ¿Me querrá realmente? ¿Le importaré algo? ¿Dónde estará? ¿Por qué no me llama? Ya debería estar en casa, ¿con quién estará? Nos creamos toda clase de tormentos cuando no nos amamos a nosotros mismos. Y si tenemos una relación con alguien que no se ama a sí mismo, entonces es imposible contentarlo. No se puede ser lo bastante bueno para alguien que no se ama a sí mismo Y nos desvivimos tratando de agradar a una persona que no sabe cómo aceptarlo debido a que no se ama a sí misma. Cuando tenemos celos, es que no nos amamos a nosotros mismos, no nos valoramos, nos sentimos inseguros...

Y en eso consisten los celos: inseguridad. Es decir: «No valgo lo suficiente, no merezco que me amen, así que, ¿por qué tendrías que amarme? Y yo sé que sales y haces quién sabe qué por ahí». Es que no nos importamos, no nos importa quiénes somos. Y esto vale tanto para las relaciones personales como para las de trabajo.

No podemos tener buenas relaciones en el trabajo si no tenemos una buena opinión de nosotros mismos: sospecharemos de nuestros compañeros, los envidiaremos, nos sentiremos injustamente tratados, nuestro pequeño rincón o nuestro insignificante departamento se convertirá en algo muy importante y tendremos miedo de que alguien nos lo quite. Nos olvidaremos de que hay lugar para todos.

Las relaciones en el trabajo

Cuando nos amamos a nosotros mismos, podemos permanecer centrados, tranquilos y seguros y nuestras relaciones laborales son maravillosas. Piensa en tus compañeros de trabajo que no se llevan bien con los demás. ¿Cuál es el motivo? Pues que no les importa quiénes son ellos mismo. Y eso no significa que sean malas personas, y si tú no te amas, eso tampoco quiere decir que seas una mala persona. Significa que tienes falsas ideas sobre ti. En algún momento alguien te dijo que no valías lo suficiente y lo aceptaste. Y cuando uno no vale lo suficiente, ¿qué es lo que más desea en la vida? Amor y aprobación.

Si piensas que no vales lo suficiente, entonces tu convicción será: «nadie me quiere», o «no soy digno de amor», o «no soy simpático», y cuando uno no es digno de amor, sin duda se siente muy desgraciado. Es probable que haya resentimiento en tu interior, y que te muestres insolente o sarcástico. Evidentemente estás furioso, y lo manifiestas, de modo que los demás no desean acercársete, y entonces dices: «¿No lo ves? Ya lo sabía, nadie me quiere».

Saber cuándo terminar una relación

¿Qué sucede cuando tenemos una relación y en el fondo sabemos que no funciona? ¿Dejamos que la relación destruya nuestro potencial individual?

Cuando no nos amamos a nosotros mismos, puede que mantengamos una relación que no nos resulta positiva. Aceptamos abusos, somos maltratados y humilla dos... y nos decimos constantemente: «Bueno, yo no soy digno de ser amado, de modo que aquí seguiré y aceptaré esta situación, porque sé que nadie más me quiere». ¿Pero de dónde sale esta idea? Está dentro de nosotros. No está en ningún otro sitio por ahí, sino dentro de nosotros. Y cuando cambiamos nuestra opinión de nosotros mismos, entonces los demás nos tratan de otro modo. Y no puedo francamente imaginarme ningún problema de relación ni ningún otro aspecto de ella que no esté íntimamente ligado a lo que pensamos de nosotros mismos. Siempre. ¿Estamos dispuestos a amarnos? Y si no lo estamos, ¿qué creencia nos lo impide? ¿Qué crees de ti que te impide amarte? No podemos curarnos ni alcanzar la plenitud a no ser que nos amemos tal como somos.

Tratamiento.

Hoy es otro precioso día sobre la Tierra y vamos a vivirlo con alegría. Formo parte de la sinfonía de la vida. Me uno a la armonía, mi mente está centrada en la paz. Todos caminamos sobre la misma tierra, respiramos el mismo aire y usamos la misma agua. Irradio a mi alrededor la armonía que creo para mí, y todos los que se ponen en contacto conmigo la reciben. Traigo la paz, el amor y la armonía a mi mundo, que siempre está creciendo. Somos uno con el Poder que nos ha creado. Estamos seguros y a salvo, y todo está bien en nuestro mundo.

¿Cuál es tu frase favorita de Louise Hay?



👉 POR FAVOR, COMPARTE con amigos y/o familiares y RECUERDA apoyarnos con un "LIKE" 👍 en nuestras publicaciones y brindarnos tu opinión en los comentarios.¡Gracias!🙏
Fuente: Amar sin condiciones – Louise L. Hay


0 comments