5 secretos personales que nunca debes revelar

No siempre es tu mejor interés, compartir todos los hechos y aspectos de ti mism@. La información no suele ser necesaria y puede conducir a conceptos erróneos. 
Hablar de ti mism@ en exceso, es una gran manera de alejar a los demás y crear un ego monstruoso. Hemos reunido algunos temas que si te sientes en la necesidad de plantearlos en una conversación, tomate un momento para repensar tu razonamiento.


Los detalles de su estilo de vida

La mayoría de las personas están tratando de mejorarse a sí mismos y su calidad de vida. Mientras que es grandioso que finalmente perdiste esos kilos de más o conseguiste esa promoción, no debes jactarte o demostrarlo.

Mientras que si deberías compartir partes de tu vida con aquellos que se preocupan por ti, si la mayoría de tu gratificación proviene de la alabanza de los demás, ya no vives la vida por ti mism@.

Conflictos familiares

Los familiares de todos tienen problemas, y los involucrados no se benefician de los forasteros, que ya conozcan los hechos íntimos. Estos son normalmente problemas muy personales para todos los involucrados.

Sólo porque te sientes cómodo diciéndoles a los que están a tu lado las cosas, de los miembros de tu familia, podría ser increíblemente vergonzoso. Más negatividad no ayuda a la situación. Permite que la información confidencial permanezca de esa manera.

Si las cosas son peligrosas o inmanejables, hay una diferencia entre obtener ayuda y un contraproducente compartir. Decirle a tu terapeuta o amigo lo que está pasando con el fin de ganar perspectiva y ventilación es apropiado.

Llamar a la policía en situaciones violentas es apropiado. La distribución de información por calumnia no es apropiada.

Tu Iluminación

Si tienes una experiencia o prácticas la técnica de atención plena que te ha traído un sentido de la iluminación, hay mejores maneras de compartir esa perspectiva y sentimientos que simplemente declarar tu estado y cómo te sientes por ello.

Lo mismo ocurre con la educación y la sabiduría, proporcionar ejemplos no solicitados de tu brillantez es una gran manera de lograr el efecto contrario. Si alguien quiere saber tus cualidades, ellos preguntarán específicamente. En caso contrario, solo estás alejando a la gente.

Las buenas acciones que has hecho

Exponiendo que persona tan decente tratas de ser, destruyes cualquier sentido de desinterés que estaba presente en tus acciones. También es irrespetuoso con los demás, como estás diciéndoles que eres mejor que ellos.

Se supone que eres una buena persona. Tú no debes esperar elogios por no beber veneno, porque es obvio. Lo mismo puede decirse por ser una persona decente.

En tu intento de hacer que la gente piense más alto sobre ti, puedes terminar plantando semillas de duda que no habrían estado allí de otra manera. ¿Por qué estás tratando de hacer que la gente piense que eres un buen samaritano? ¿Qué estás escondiendo?

Tus ambiciones más profundas

Cuando hablamos de metas futuras, nuestros cerebros perciben esta acción del habla como un logro productivo hacia nuestra meta.

No importa si le estás explicando la premisa a un amigo, tu cerebro siente que ha hecho un trabajo serio y pierde la motivación.

Hay una gran cantidad de investigaciones desde 1933, respaldando esta ilusión. La conversación excesiva sobre un objetivo da al titular de la intención un sentido prematuro de plenitud.
👉 POR FAVOR, COMPARTE con amigos y/o familiares a través de tus redes sociales favorita, o vía Whatsapp mediante los botones de la parte inferior de tu dispositivo móvil o lado derecha de tu monitor

0 comments