9 frases que debes dejar de pronunciar por tu salud emocional

La vida es un balance y tiene de todo, pero cambia mucho desde donde abordamos cada situación y en donde ponemos nuestra atención.

Hablar no es un acto inocente y las palabras tienen una carga que causa un efecto positivo o negativo en la vida de quien las pronuncia y en la vida de quien las escucha. Ya sabemos que la vida solo es una y que lo ideal es poder vivirla al máximo, disfrutarla y apreciarla y el aprecio comienza con nuestros pensamientos y nuestras palabras.

Somos energía. Tal como tus pensamientos determinan tu forma de hablar, tu forma de hablar determina lo que experimentas en tu vida. Las palabras entonces son energía: lo que crees es lo que creas; lo que piensas es lo que percibes; lo que dices es lo que experimentas. De ahí la importancia de escoger muy bien lo que dices… y de abstenerte conscientemente de decir cosas que no muestran lo mejor de ti.
Para acercarte cada vez más a este modo de hablar en la que honres tus palabras borrando de tu vocabulario estas 9 expresiones que nunca deben volver a salir de tu boca:

1. “Debería…”

Cuando piensas y dices esto, es porque estás mirando las cosas en términos de deberes, imposiciones, expectativas y presiones. Lo puedes cambiar por “Podría…” y verás las cosas en términos de ¡posibilidades!

2. “Tengo que…”

Es otra imposición que viene desde afuera, es como algo que alguien te impone o te manda… Mejor di “Escojo…, Elijo” Así no te presionarás tanto a ti mismo y serás más consciente de que todo lo que haces es una elección, así en este momento no lo parezca.

3. “Pero…”

Cuando dices algo y luego dices “Pero…”, estás confundiendo tu mente y enviándole mensajes contradictorios a la vida, es poner un obstáculo frente al logro o a la idea que quieres concretar.

4. “No olvides…”

Sustitúyelo por “Recuerda…” Así se programa para recordar y no para olvidar.

5. “Odio…”

¡Si no te gusta, no lo digas! No le prestes atención o le regales más energía. Y más importantemente, ¡No te quejes!. El universo escucha y si te quejas y te quejas es como si interpreta que eso te gusta y te manda motivos para quejarte.


6. “No tengo…”

Si sigues diciendo cosas como “No tengo dinero…”, “No tengo tiempo…”, etc., nunca lo tendrás porque esa es la realidad que te estás creando, también lo puedes sustituir por frases positivas como “Me voy a hacer el espacio, me voy a hacer el tiempo”, “Estoy generando los recursos”…

7. “No puedo”

Nada es imposible: siempre puedes encontrar la forma. Eres inteligente, creativo y capaz. No te quites tu poder. Decir que no puedes hace que te lo creas y es falso. Puedes todo. Prepárate para hacerlo.

8. “Me da miedo…”

Cuando lo dices, estás diciendo que no confías en la vida, ni en ti, ni en los demás, ni en el Universo. No afirmes tu desconfianza: dale la oportunidad a la vida, a las cosas y a las personas.

9. “Necesito…”

Cuando afirmas tu necesidad, estás subrayando tu carencia y tu dependencia de las cosas para estar bien. Esta frase también podrías cambiarla por “quiero” porque es una afirmación y también abre la posibilidad de lograrlo.

Tus pensamientos, palabras, intenciones y acciones crean tu vida. Escoge con cuidado lo que piensas, pues eso es lo que dirás. Escoge conscientemente lo que dices, pues eso es lo que experimentarás.
Escoge la conciencia y podrás empezar a vivir tan plenamente como te lo mereces. Así que cada vez que hables elige tus palabras en consciencia, no pronuncies nada que signifique tristeza, violencia, carencia, imposibilidad, límites o negación, habla en positivo, en posibilidades, en abundancia, en alegría. La vida es un balance y tiene de todo, pero cambia mucho desde donde abordamos cada situación y en donde ponemos nuestra atención.

👉 Si te resulto de utilidad esta información compártela con tu familia y tus amigos en tu red social favorita: Google +, Facebook, Pinterest, Twitter o la aplicación WhatsApp

Autor: Sara Tibet
Fuente: Rincondeltibet.com

0 comments