¿Qué son las afirmaciones positivas y cómo funcionan?

Las afirmaciones positivas son una herramienta para mejorar nuestro estado emocional y para atraer lo que queremos.

Tienen por objetivo el hacer sentirnos mejor, tener una actitud positiva ante la vida y nos ayudan a crear nuestra propia realidad.

Como dice la primera Ley Universal, la creación empieza siempre en una idea. Nada de lo que existe en el mundo ha aparecido por arte de magia, sino que todo ha sido previamente pensado e imaginado por alguien. Lo mismo ocurre con nuestra vida personal, según la pensamos y visualizamos, así será nuestra realidad y experiencia.

A efectos de dicha creación, es muy importante tener en cuenta cómo hablamos, pues las palabras son energía, por ende, ¡cuando hablamos, ya estamos creando!

Cómo crear la realidad que queremos

Para que las afirmaciones positivas funcionen y sean efectivas, deben tener tres elementos básicos:

  • Estar redactadas en primera persona, se debe utilizar el tiempo verbal presente y un lenguaje positivo/afirmativo. CUIDADO: nuestra mente no entiende el "no", directamente lo elimina como si no existiese en la oración. De esta manera, si nosotros decimos: "no quiero estar enfermo", nuestra mente omite la negación y se queda únicamente con el "quiero estar enfermo". Por ende, mejor sería decir: "tengo una excelente salud".

  • Deben tener un efecto emocional, no solamente creamos con la cabeza sino también con el corazón, y por lo tanto, la creación verdadera se produce cuando unimos pensamiento y sentimiento. Por consiguiente, sabremos que una afirmación es válida si al decirla, nos sentimos felices, esperanzados y animados.
  • Deben ser ciertas para ti: es necesario que no tengamos duda sobre la veracidad de nuestras afirmaciones positivas. Si dudamos que la misma es real o posible, nos estaremos boicoteando a nosotros mismos, pues la energía de la duda es una vibración negativa.

¿Funciona?

Para que las afirmaciones se conviertan en realidad, es necesario repetirlas varias veces al día, cada día, y tener constancia.

Sacar de nuestra mente los pensamientos negativos es como deshierbar nuestro jardín. Tenemos que eliminar los pensamientos negativos para que, por medio de las afirmaciones positivas, logremos atraer aquello deseado a nuestras vidas.

Por otra parte, si no sentimos mucha confianza en nuestras afirmaciones, una buena técnica es utilizar frases del siguiente estilo: "estoy en el camino de atraer a mi vida…" o "he decidido que…" o "me emociona pensar/sentir que…".

Así, por ejemplo, en lugar de afirmar "tengo una salud de hierro" (si no me lo creo), podemos decir en cambio: "estoy en el camino de tener una salud de hierro".

Hacer este ejercicio a diario nos ayudará a:

  • Sentirnos tranquilos y en paz.

  • Fijar nuestros objetivos y metas: en el momento en el que definimos una afirmación positiva, estamos reflexionando sobre lo que queremos, y con ello clarificamos nuestras ideas.

  • Crear la realidad que deseamos.

  • Mejorar nuestra salud: cuerpo y mente son una unidad, todo lo que ocurre en la mente se manifiesta en el cuerpo y todo lo que pasa en el cuerpo es un reflejo de nuestra forma de pensar.

Y ahora…¡practicamos!

Es importante que cuando usemos las afirmaciones positivas, lo hagamos con conciencia y poniendo atención a lo que estamos diciendo. Por consiguiente, tenemos que sentirlas, escucharlas y visualizarlas.

Te proponemos que al despertar cada mañana, varias veces durante todo el día y antes de acostarnos, repitamos en voz alta, cantemos o escribamos las afirmaciones positivas.

Les dejamos algunos ejemplos de afirmaciones positiva para la vida diaria:
  • Soy un individuo único, seguro de sí mismo. Me acepto a mí mismo(a) completa y absolutamente, sabiendo que cualquier condición negativa en mi vida es sólo una sombra de los pensamientos que ya he eliminado.

  • Amo la persona que soy el día de hoy y en lo que me he convertido.

  • Amo mi vida y todas las grandiosas cosas que hay en ella

  • Estoy agradecido(a) por todo lo experimento en esta vida. Yo supero, crezco y progreso todo el tiempo. Mis bendiciones así como mis dificultades me hacen mejor individuo, me hacen más fuerte y me hacen más sentir más vivo(a).

  • El universo me provee todo lo que necesito

  • Estoy en paz conmigo mismo(a) y con todo el mundo. Amo a mi prójimo y en consecuencia todos me aman

  • Mi energía positiva atrae circunstancias y gente positiva a mi vida

  • Mi trabajo me permite expresar mis talentos y mis habilidades, agradezco el trabajo que tengo.

Fuente: somosuno.guru
Imagenes: mindfulscience.es

0 comments