7 cosas por las que no debes darle explicaciones a nadie

Aunque puedas darle más o menos importancia a lo que piensen demás, no tienes por qué dar explicaciones de las decisiones que tomas con respecto a tu vida

La mayoría de nuestras decisiones siempre van a ser cuestionadas o juzgadas.No obstante, eso realmente no debe importarnos y no tenemos por qué dar explicaciones a nadie por nuestros actos.
Nadie puede juzgar las decisiones de otras personas: eso significa libertad.

Aunque a veces pensemos que sí, y podamos sentirnos casi obligados a dar explicaciones si son amigos o familiares que las requieren, en realidad no es así.

Siempre y cuando no pases el límite ni perjudiques o lastimes a otros con tus actos, no tienes por qué rendir cuentas.

1. No debes dar explicaciones por tu apariencia física

Si eres delgado, más rellenito, si hace deporte o comes mucho o poco según tu peso, a nadie tienes que dar explicaciones por cómo te ves.

Lo importante es que tú te sientas bien y estés cómodo con tu cuerpo, haciendo lo que creas necesario para mantenerlo o cambiarlo.

2. La manera en la cual te alimentas

Si decides ser vegetariano, no comer dulces, no comer carne… Nadie te puede juzgar ni pedir explicaciones por cómo te alimentas.

Es tu decisión y la puedes haber tomado por mil motivos. Por tanto, los demás tienen que aceptar tu realidad, aunque pueden o no estar de acuerdo.

3. Tu sexualidad si eres un adulto

Tú decides cómo y con quién quieres vivir y tener tus relaciones.

Ya sea hombre, mujer, si quieres casarte o vivir solo si quieres tener hijos o no… Se trata de decisiones que tienes que tomar en tu interior y nadie las puede cuestionar.

Pueden darte un consejo si no te ven feliz o si te ven sufrir, pero nada más.

No tienes por qué dar explicaciones por tus decisiones con respecto a tus gustos o a tu idea con respecto al matrimonio.

4. Tu carrera o tu trabajo

En esta área tampoco tienes que dar explicaciones a nadie por la manera que tú has elegido de ganarte la vida, estudiar o seguir cierta carrera, sin importar la edad que tengas.

  • Aunque a veces hayas podido decepcionar a los tuyos por lo que esperaban de ti, es una decisión difícil de tomar y para muchos puede estar equivocada.
  • Por eso siempre es importante que la decisión haya venido de tu interior, de tu corazón, de lo que tú sientes que tienes que hacer.

5. Tus convicciones religiosas

No debes dar explicaciones a nadie por tus ideales religiosos sean cuales sean tus creencias. Incluso puede que seas agnóstico o ateo y que no te interese ninguna religión.

Deben aceptar tu manera de ver el mundo, no deben cuestionarte y, si lo hacen, no es tu problema.

6. Sobre tus conceptos de pareja

Puedes estar de acuerdo o no en vivir con alguien, vivir solo, no estar de acuerdo con la institución del matrimonio…

Todos tenemos distintos conceptos y maneras de vivir. ¿Cómo saber cuál es el que está bien o mal?

¿En qué criterio nos basamos para afirmar que uno u otro es mejor o más correcto? Lo que cada uno siente que está bien para uno, ese es su camino.

7. Si te gusta pasar tiempo a solas

Si disfrutas de la soledad tampoco tiene que dar explicaciones a nadie, ni significa que seas antisocial, o un ser egoísta y aislado del mundo.

Simplemente te gusta estar contigo mismo, disfrutar de tu espacio, escuchar tu música preferida, leer un libro.

Que te quieras tomar ese tiempo no significa que estés deprimido o enojado ni que tengas problemas con la gente.

Disfrutas de tu soledad cuando tienes ganas y solamente cuando tú quieres hablas con tu familia o con tus amigos.

Es importante que vivas tu vida a tu manera, tomando las decisiones que tú creas correctas, pero lo fundamental es que tú creas en ellas.

Lo que los demás crean o piensen no es importante.

Tienes que recorrer tu propio camino y lo harás solo, con errores y con aciertos, tomando en cuenta, por supuesto, los consejos de los demás, pero siempre decidiendo tú.

Solamente tú sabes lo que te conviene y lo que te hace bien, nadie más puede saberlo.

Tomar tus propias decisiones y estar feliz con ello sin tener que dar explicaciones a nadie habla de que eres un ser con seguridad en ti mismo y con gran autoestima, en definitiva, te amas a ti mismo.

El amor propio es lo fundamental en esta vida para ser feliz y para poder dar amor a otras personas.

👉 Eres libre de COMPARTIR a través de tus redes sociales favorita, o vía Whatsapp mediante los botones de la derecha de tu monitor o la parte inferior de tu dispositivo móvil

Fuente: Mejorconsalud.com

0 comments