13 señales que indican que vives en armonía con el universo

Estas señales aparecerán cuando te encuentres fluyendo con el Universo.

Gustavo Castaner, es un entrenador y sanador místico que hace las veces de gurú espiritual para la gente interesada en conquistar sus propias debilidades. Según su disciplina, el estado más alto de consciencia es el “yo mayor” de una persona, un estado de lucidez mental y armonía que se alcanza cuando la gente se hace responsable de sí misma y acepta quien es verdaderamente. Estas son 13 señales que aparecerán cuando te encuentres por buen camino y estés fluyendo con el universo

1. Sientes que tu intuición te guía

Tu intuición se desarrolla con rapidez. Has tenido momentos en que confirmas que esta no se equivoca. Sientes que estás en contacto con tu sexto sentido y este te guía.

2. Sabes cuál es tu misión en la vida o lo que es lo mismo has encontrado tu camino

No sólo sabes cuál es tu misión aquí en la tierra, sino que estás completando esa misión al hacer algo al respecto y caminar por el sendero indicado. Estás atendiendo tus necesidades humanas básicas de auto crecimiento y contribución y de estar al servicio de los demás.

3. Encontraste a tu alma gemela

Estás en una relación con una persona que saca a relucir lo mejor de ti. Al mismo tiempo, esta persona funcionará como un espejo de todo lo que debes trabajar en ti mismo. Esta relación se mantiene a través del auto-crecimiento, la contribución, el dar amor y la satisfacción. Un paso necesario para la manifestación de esta relación es cortar los lazos de apego con relaciones pasadas.

4. Sientes que puedes leer las señales

Tu conexión con el universo y la vida es evidente. Tus preguntas son respondidas a través de sincronizaciones y mensajes escondidos y las respuestas con reveladas a través señales. Encuentras mensajes y respuestas en libros, y en conversaciones con las personas. Al mismo tiempo, te vuelves consciente de lo poderoso y fuerte que se ha vuelto tu propósito. Lo que sea que te propongas se manifiesta de forma mucho más rápida que antes.

5. Te sientes responsable de tu felicidad

A medida que comienzas a encarnar a tu yo mayor, de das cuenta de lo poderoso que eres y de la forma en la que co-creas tu realidad a través de tus pensamientos y emociones. Te haces responsable de tu propia felicidad y dejas de culpar a los demás, el gobierno o cualquier fuerza externa. Hacerse la víctima es algo del pasado y te haces totalmente responsable de tu sanación y proceso de evolución.

6. Aceptas tus las emociones

Finalmente has trascendido más allá de ver algunas emociones como ‘malas’ o ‘negativas.’ Aceptas todas las emociones y en vez de reprimirlas les permites fluir a través de ti. Puedes usar la rabia para motivarte. Puedes ser empático con los demás con facilidad al mismo tiempo que mantienes tu integridad.

7. Sientes un amor propio incondicional

 Ya no sientes la necesitas de conseguir amor desde los demás, en vez de eso, te ves a ti mismo como una fuente infinita de amor. Una sensación de integridad comienza a aparecer a medida que empiezas a amar TODOS los aspectos de ti mismo, incluyendo tu oscuridad.

8. Eres honesto al decir sí y no

No te asusta decirle que no a los demás cuando tú guía interno te dice que no hagas algo o que no vayas a algún lugar. No tienes miedo de la reacción de los demás y eres consecuente contigo mismo. Cada vez que eres congruente con lo que quieres y lo que no quieres te sientes más poderoso. Al mismo tiempo, aceptas el arte de decir un ‘sí’ honesto cuando el universo te entrega lo que deseas. No intentas parecer ‘humilde’ o ‘espiritual’ rechazando lo que realmente quieres para tu vida.

9. Relaciones familiares armoniosas

“Si crees que has llegado a la iluminación, intenta pasar un fin de semana con tu familia.” Ram Dass.

Ya te has dado cuenta que la iluminación no sucede dentro de una cueva. Los días en los que seguías experimentando el mismo drama familiar una y otra vez se han ido. Tus familiares han cambiado la forma en la que se conectan contigo y tú has logrado aceptarlos y amarlos de la forma en la que son.

10. No hay culpa ni vergüenza

La culpa y la vergüenza son dos de los bloqueos energéticos de menor frecuencia en la humanidad. Para poder encarnar a tu yo mayor, debes dejar ir la vergüenza y la culpa. En vez de eso, decides aceptar la felicidad. Te has vuelto inmune a las estrategias de manipulación a través de la culpa que usualmente son usadas por quienes se hacen las víctimas.

11. Tomar decisiones que se alineen con tu "yo mayor"

En vez de tomar decisiones a través del miedo, la rectitud, la competencia o la falta de algo; tomas decisiones que se alinean con lo que realmente eres y quieres. Sientes que eres fiel a ti mismo y que no te traicionas.

12. Te desbordas en gratitud

La gratitud es tu actitud. Es tu oración. Sentir que te falta algo se ha vuelto algo extraño para ti, porque no puedes dejar de encontrar las muchas bendiciones que tienes. Este sentimiento de gratitud multiplica lo que sea que tengas y te trae más experiencias positivas. Incluso agradeces por los desafíos y los obstáculos que son inevitables en la vida, no puedes evitar verlos como oportunidades para crecer. Y es probable que tengas un diario de gratitud.

13. No te tomas a ti mismo tan en serio

Se supone que la vida debiese ser divertida y lo sabes. Ser extremadamente rígido y disciplinado le quita la diversión a todo. A pesar de que eres firme cuando se trata de trabajar en ti mismo, siempre te permites cometer algunos errores. De hecho, cometer errores es gran parte del proceso de aprendizaje. Tienes un gran sentido del humor y no te tomas tan enserio. Tu niño interior es quien manda y usualmente te sientes lleno de energía, inspiración y creatividad.

👉 Ayúdanos a COMPARTIR lo positivo {+} en tu red social favorita: Google +, Facebook, Pinterest, Twitter o la aplicación WhatsApp
Por Carolina Mila

Fuente: IPSOCL.com

0 comments