martes, 11 de abril de 2017

Luces y sombras de cada signo del Zodiaco

Con los los planetas en Astrología ocurre lo mismo que con la Luna, a veces vemos una de sus caras y a veces, vemos la otra. Y así pasa con cada uno de los signos del Zodiaco, a los cuales su planeta regente y su elemento, así como su ubicación en la rueda astral, los dotan de luces y sombras.

Luces y sombras de Aries

Los Aries, regidos por el Dios de la guerra Marte, son personas que no le temen a ningún reto, que son capaces de luchar lo que haga falta por lo que quieren y que poseen una gran fuerza y energía vital. Siendo los habitantes de la Primera Casa, los Arianos son los niños del Zodiaco y eso les dota de una gran pureza y nobleza de corazón.

Pero esta misma cualidad luminosa del signo hace que, a veces, los Aries desperdicien su energía porque se les escape de control ya que, una gran energía que no es bien manejada, puede llevarlos a ser irreflexivos y un poco temerarios. Esa cualidad de ser los niños del Zodiaco también puede volverlos extremadamente"malcriados" e iracundos cuando no logran salirse con la suya.

Luces y sombras de Tauro

Los Tauro, regidos por Venus y el elemento tierra, son personas que aprecian la belleza y que buscan "construir" en el mundo. Sus valores, tanto morales como materiales, suelen ser muy importantes para ellos, llevándolos a desarrollar un carácter muy sólido y sereno.

La sombra de Tauro radica en que, su necesidad de valores y certezas, lo puede volver excesivamente apegado a las cosas materiales, así como arrastrado por los placeres de los sentidos, lo que le induce a vicios o a comportamientos mezquinos debido a la codicia. También esa seguridad que necesita Tauro, le hace tener actitudes despóticas en el mundo.

Luces y sombras de Géminis

Una de las mejores cualidades de Géminis es su gran inteligencia y poder de seducción, ya que este signo bien aspectado, es una persona tan interesante, seductora y graciosa que es capaz de derretir un iceberg en pocos segundos. Por otra parte, su gran curiosidad y enorme gusto por la comunicación, lo hacen una persona que se sabe hacerse entender y que puede vender lo que quiera a cualquiera.

El lado oscuro o sombra de Géminis tiene que ver con volverse alguien manipulador y frío, que solamente explote a los demás, utilizando todo el poder del convencimiento con el que le dota Mercurio, para volverse un estafador y un mentiroso. También en alguien, que si bien sabe mucho de todo, está hablando todo el rato sin que nadie le pregunte y no deja hablar a nadie más.

Luces y sombras de Cáncer

Cáncer es un signo extremadamente sensible y maternal. Regido por la soñadora Luna, la imaginación de Cáncer no tiene límites y es una persona sumamente empática con los demás, siempre dispuesta a colaborar y una gran madre y cuidadora de todo tipo de seres desvalidos, desde ancianos hasta flores. Las madres Cáncer bien aspectadas son las madres por excelencia del Zodiaco y el arquetipo de madre tiene que ver con todo lo que genera amor, prosperidad y evolución femenina.
El lado oscuro de la Luna puede estar habitado por una excesiva sensibilidad, que roce la autocomplacencia y el infantilismo. Lamentablemente, la Luna también está relacionada con la locura que produce dejarse llevar por los sentimientos y no hacer higiene de las emociones. Es por eso que cuando Cáncer no utiliza positivamente su energía lunar femenina y, sumamente poderosa, puede volverse en una persona débil, depresiva y aislada de los demás. También alguien que manipula las emociones y que se niega a hacerse responsable de su propia vida, lo cual puede derivar en enganches a vicios o relaciones tóxicas.

Luces y sombras de Leo

La energía y luminosidad de Leo provienen del astro Rey Sol, por lo que Leo bien aspectado es la representación de la belleza del Dios sol, que para muchos estaba asociado también con Apolo, con la autorealización, con la mejor expresión de nosotros mismos. Apolo era un poeta y otorgaba creatividad a los hombres y es ese espíritu luminoso el que caracteriza a Leo y que lo hace ser tan noble y tan generoso. Leo es capaz de inspirar a otros para que saquen lo mejor de sí con su ejemplo.

Esta misma cualidad hace que, a veces, la sombra de Leo se encuentre en una naturaleza excesivamente egocéntrica. Y por cierto, Apolo era un Dios dado a los ataques de furia si alguien osaba ofender su enorme vanidad, por lo que la sombra de Leo está en un orgullo excesivo y en cierta tendencia a la ira.

Luces y sombras de Virgo

La luminosidad de la virgen radica en su afán de servicio y de serle útil a los demás. También en su gusto por el orden y la moderación. La pureza de la Virgen es lo que la hace ser una buena persona ya que no se deja llevar por emociones bajas y busca lo luminoso de cada situación. La compasión y la ternura son otras dos características luminosas de este signo, así como su amor por los animales.

El lado oscuro o la sombra de estas cualidades que otorga el arquetipo de la virgen, unido al planeta Mercurio y el elemento tierra, pueden hacer de Virgo alguien quisquilloso, criticón y además intrigante. A veces, el gusto por el orden puede devenir en un exceso de necesidad de control, lo que desemboca en necesidad de manipular a los demás.

Luces y sombras de Libra

Libra es un signo cardinal, de aire y representado por la balanza de la justicia. El gusto por el razonamiento y la inteligencia, la firmeza y exactitud de su juicio que le aporta el símbolo de la balanza le dan de gran lucidez, así como ese mismo amor por la justicia le permiten realizar juicios certeros sobre las situaciones, ya que siempre ven las dos caras de la moneda. Su búsqueda de la armonía y la belleza que le otorga la regencia de Venus, le lleva a tener un carácter bondadoso y una predisposición amistosa.

El otro lado de estas cualidades o su sombra está precisamente en que la balanza oscila de un lado a otro y la capacidad de ver dos ángulos de la misma situación puede llevarle a callejones sin salida a la hora de decidir. Su búsqueda de exactitud puede hacerlos inseguros, ya que pueden llegar a desconfiar de su propio juicio. Su gusto por la armonía y la belleza puede devenir muy fácilmente en excesivo afán de comodidad y en la más absoluta frivolidad, para no confrontar las situaciones que requieren una lucha o respuesta frontal.

Luces y sombras de Escorpio

Aunque parezca que un signo que está regido por el Dios del inframundo, Plutón, y representado por una animalito rastrero y peligroso como es el Escorpión, así como por el elemento agua, lo que mucha gente no sabe del lado luminoso de Escorpio, es que Plutón también era el dios del dinero y de la riqueza y además un Dios muy poderoso. Por otra parte, otro arquetipo de este signo tan poco comprendido es el Ave Fénix que renace de sus cenizas, lo que dota a los nativos de este signo de una extraordinaria capacidad para reconstruirse a si mismos y superar las más insólitas situaciones.

Y si eso no parece suficientemente luminoso, tenemos que recordar que Escorpio está también regido por el Águila, lo que les dota de autocontrol, nobleza y un espíritu elevado. La sombra de Escorpio es bastante oscura, ya que cuando su energía está mal canalizada, los puede hacer resentidos, destructivos y excesivamente intensos en lo emocional, lo que fácilmente degenera en personalidades tóxicas.

Luces y sombras de Sagitario

El lado más luminoso de este signo de fuego, regido por el dios principal del panteón olímpico Zeus, les otorga una amplitud de miras y una capacidad de ver más allá, lo que los hace grandes escritores, geniales sabios, filósofos y maestros espirituales. La enorme energía que les otorga su mitad animal de caballos los hace unos viajeros impenitentes y personas muy fuertes físicamente ya que tienen una especial habilidad para los deportes de riesgo. Poseen un encanto y una capacidad de seducción notables por su honestidad y carácter abierto.

La sombra de Sagitario se haya precisamente en su autoconfianza y su enorme poder que lo puede hacer destructivo para los demás cuando no controla las "flechas" que lanza en forma de palabras hirientes sobre sus semejantes. La sombra de su enorme respeto por lo filosófico y espiritual puede devenir en fanatismo religioso si le falta luz.

Luces y sombras de Capricornio

Capricornio representa la vejez, el invierno, a Saturno , y también el poder social, el padre, las leyes y las cosas que respetamos. Por lo que la parte luminosa de Capricornio se encuentra en su gran seriedad para perseguir las cosas en las que cree. Su paciencia, su fuerza para superar cualquier obstáculo que se interponga en su camino como demuestra el arquetipo de la Cabra que lo rige.

La sombra de Capricornio reside precisamente en convertirlo en alguien excesivamente rígido, poco espontáneo y hasta miedoso debido a una necesidad excesiva de seguridad y control. Por otra parte Saturno otorga un carácter severo a los nativos de Capricornio y la severidad puede ser tan dañina para ellos mismos como para los demás.

Luces y sombras de Acuario

La luminosidad de Acuario radica en su comprensión de las cosas más allá de su propio ego, lo que lo hace ser solidario y tener una visión amplia del mundo y de la vida. El carácter revolucionario con que lo dota su planeta regente Urano hacen de los acuarios personas capaces de tener visiones adelantadas a su tiempo. Su gusto por la amistad los hace gregarios y preocupados por la sociedad.

Una excesiva independencia puede tornarlos egoístas y la originalidad puede devenir en una propensión a ser excéntrico solamente por llamar la atención. Su gusto por la tecnología puede tentarlos fácilmente a ser engullidos por las redes sociales y descuidar la vida "real".

Luces y sombras de Piscis

La complejidad de Piscis lo convierte en un alma vieja dentro de la rueda zodiacal. En Piscis caben características de todos los demás signos. Y es que Piscis está regido por Neptuno , el dios de los mares , hermano del dios del cielo y que rige los mares profundos. Eso hace de los Piscis personas con una gran profundidad emocional y una gran sapiencia sobre las cosas del alma. Su enorme sensibilidad los hace artistas sublimes y músicos espectaculares.

La parte menos luminosa de esto habita en la profundidad de los mares, allá abajo en donde viven algunas de las criaturas más extrañas que uno pueda concebir. Para entenderlo mejor, digamos que si la Luna dota de cierta propensión a la locura, los mares profundos son otro nivel. Neptuno mal aspectado vuelve a estos nativos propensos a ser unos "soñadores" sin asidero con la realidad e incluso la parte más oscura de esto tiene que ver con la entrega a vicios como el alcoholismo y la mitomanía.

Fuente: Alicia Galván
Ilustración: ©Yuhon

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: