viernes, 14 de abril de 2017

Los 8 secretos de Albert Einstein para resolver problemas

¿Tienes problemas que no sabes cómo resolver? Definitivamente todos los tenemos.

Hacer frente a problemas que parecen no tener un final positivo es algo por lo que todos hemos pasado, pues muchas veces no sabemos cómo manejarlos, ni mucho menos cómo cambiar de perspectiva. Y esto es lo que precisamente el físico más importante del mundo dijo un día:

''Si tengo que resolver un problema, suelo pasar 55 min. pensando sobre el problema y 5 min. meditando la solución'' - A. Einstein

Según él, si miramos el problema desde todas las perspectivas, la solución aparecerá por sí sola. Aquí están los ingredientes necesarios de la receta que Albert Einstein utilizaba para resolver sus problemas. Prueba a aplicarlos en tus conflictos, ¡funciona!


1. Define el problema de diferentes maneras

La elección de las palabras adecuadas en relación con un problema es esencial para llegar a una solución. En otras palabras, si te tomas el tiempo necesario para definir un problema correctamente, seguramente te será más fácil de resolver. Esto se puede hacer en tres sencillos pasos: la exploración de la situación actual, explicar los resultados de la exploración, y claramente definirlo ("el problema que estoy tratando de resolver es: ____________ "), a continuación, pregúntate por qué lo que estás tratando de resolver. Cada vez que contestes a esta pregunta, pregunta "por qué" una vez más hasta llegar a la misma base.

2. Mira el problema desde una nueva perspectiva

La mayoría de problemas que enfrentas son usualmente una pequeña parte de algo más grande, lo que necesitas es la habilidad de ser capaz de acercarte a ellos desde diferentes maneras. Esto significa que cada vez que sientas que hay muchos pequeños obstáculos en el camino, asegúrate de no perder de vista el más grande de todos.

3. Estudia y resuelve el problema paso a paso

Si un problema parece insuperable, prueba a dividirlo en una serie de pequeños problemas, lo cual hará que sea más fácil empezar a resolverlos. Así ganarás una visión mucho más clara del problema o de la situación que estás enfrentando.

4. Usa un lenguaje motivador

Imagina que estás tratando de dejar de fumar. Tus hábitos son un gran problema pero debes decirte a ti mismo 'Voy a dejar de fumar''. Piensa sobre lo fácil que sería para ti llegar a la solución del problema si dices cosas como ''Voy a prolongar mi vida'', ''o voy a impulsar mis niveles de energía''.

5. Formula problemas como preguntas

Puedes tratar de formular el problema que estás enfrentando como una pregunta, es posible que llegues a la solución sin siquiera intentarlo. Esto se debe a que el cerebro humano ama los acertijos, y mantendrá una constante búsqueda de una respuesta por sí mismo.

6. Haz que los problemas sean fascinantes de resolver

Si encontrar la solución a un problema parece ser un plan atractivo y gratificante para ti, entonces el proceso de encontrar ducha solución será mucho más agradable. Por ejemplo, en lugar de decir "Voy a crear un blog para ganar más dinero", puedes decir "voy a inspirar a mis lectores a hacer cambios positivos en sus vidas a través de mi escritura".

7. Dale la vuelta al problema

Otro truco para solucionar el problema es imaginarte el peor escenario posible, como resultado terminarás encontrando la solución. Tienes que visualizar cómo se sentiría la derrota y cómo es probable que suceda. Una vez que tengas una idea clara en la cabeza, todo lo que tiene que hacer es asegurarte de no cometer estos errores en la vida real.

8. Colecciona tantos datos útiles como sean posibles

Estarás mejor equipado para encontrar una solución para el problema si aprendes de la información y los datos en que todo comenzó. Encuentra una misión de acuerdo a la relación del problema con la solución y créela posible.

👉 Compartamos lo positivo {+}
Fuente: Brightside.me


Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: