martes, 21 de febrero de 2017

Los 10 mandamientos de la prosperidad

Ganar dinero y obtener riqueza no es algo carente de espiritualidad. Muy por el contrario, es la manera de realizarnos de forma plena.

Para obtenerlos, se deben respetar estas 10 reglas básicas de la abundancia.

El significado que se le otorgue al dinero estará dado por nuestras motivaciones para obtenerlo. No debemos confundirnos, no es la solución mágica a todos nuestros problemas, sólo un medio para concretar sueños y objetivos. Esto significa que no es la cantidad de billetes lo que importa, sino lo que queremos obtener con ellos: bienestar, seguridad, placer, viajes, etc.

Vivir bien es un derecho

Todos pretendemos lo mismo: abundancia, bienestar, plenitud; aunque muchísimos dudamos de nuestro derecho a tales beneficios. El universo nos da testimonio de plenitud y armonía, la naturaleza manifiesta su belleza y abundancia, ¿no deberíamos nosotros gozar de los mismos beneficios?, ¿por qué no cumplir con el deseo de poseer dinero, libres de miedos o prejuicios?

En primer término es preciso confiar, creer genuinamente en la abundancia del Universo. Y, en segundo lugar, precisamos reconocer las motivaciones que nos guían y concentrar nuestra energía, sin distraernos de nuestros objetivos. Quien cierre sus ojos y sea capaz de visualizar una tierra generosa y se sienta con derecho a disfrutar de esa tierra, será capaz de alcanzar prosperidad.

Buenas decisiones

Ahora bien, una vez que estemos seguros de nuestro derecho a la abundancia, es sólo cuestión de saber elegir los métodos y tener la perseverancia necesaria para alcanzar el éxito. La confianza en nosotros mismos y en nuestras capacidades hará que decidamos bien.

Debemos tener presente que todo el esfuerzo, el tiempo y la energía que invirtamos, agregarán un valor extra a nuestros beneficios, pues nos permitirán desplegar nuestro verdadero potencial.

En otras palabras: aprender a ganar dinero no es tiempo perdido para el espíritu, sino todo lo contrario, ya que materializar bienes es un don positivo.

Luz interior, mente positiva


Necesariamente, la prosperidad se asocia con lo luminoso, ya que el camino de la abundancia requiere encarar la vida con una actitud positiva. Y quienes presten un servicio al prójimo, por ejemplo, los profesionales, deben estar convencidos que su esfuerzo merece ser recompensado, que es justo recibir la debida compensación por sus servicios.

Tenemos que programarnos frente al dinero y no esperar a que venga hacia nosotros. Hay que salir al encuentro de las posibilidades que el mundo nos ofrece y hay que utilizar la creatividad para transformarnos en generadores de riqueza.

Una vez alcanzada, la abundancia no debe ser un capital inmovilizado. Hay que hacerla circular para que se retroalimente y, así, expandir el círculo.

Materializar objetivos

La visualización es una herramienta poderosa. Pero, para que pueda funcionar, hay que ser conscientes de que podemos ser dueños de nuestro destino si adoptamos una actitud positiva y no claudicamos ante las dificultades.

La libertad para elegir en cualquier momento o circunstancia lo que deseamos experimentar tiene que ser una constante en nuestro camino hacia el éxito.

Las diez reglas de la abundancia

1.- Todo vuelve a quien lo crea, generalmente, tres veces. Así que, escojamos bien, porque los beneficios son enormes, pero también los perjuicios.

2.- Todo cuanto podamos imaginar es realizable Nuestra capacidad es ilimitada. Lo imposible es una ilusión.

3.- Primero: usted. Es fundamental que desarrolle sus propias capacidades y sus medios materiales. ¿Cómo va a ayudar a los demás si no es capaz de ayudarse a sí mismo?

4.- No entre en la dinámica de la competitividad. Si no hay límites para la creatividad, para qué competir, esto supone distraer nuestra energía de los objetivos que buscamos.

5.- No desperdicie tiempo queriendo dominar a quienes lo rodean. En cuanto empiece a obtener resultados, verá que controlar a otros lo desvía de su meta.

6.- No se empeñe en acumular bienes. Si puede movilizarse hacia donde quiera y cuando quiera, podrá disponer de la autonomía suficiente para lograr sus propósitos.

7.- Debe cuidarse de intervenir en la vida de otras personas afectando sus decisiones. La intromisión en la libertad ajena, ya sea de allegados o de familiares puede involucrarlo en situaciones de difícil resolución. Podría encontrarse envuelto en un conflicto que lo desviará de sus objetivos.

8.- No comunique sus deseos más íntimos. Sus trabajos de visualización deben permanecer en secreto hasta que logre los resultados esperados; una vez obtenidos, podrá compartir su experiencia con quien le parezca conveniente.

9.- Sea coherente con las cosas que pretende. Si inicia una empresa y cambia su estrategia a mitad camino, no logrará alcanzar ninguna meta. Sus mensajes serán confusos al igual que los resultados, y usted no podrá entender esas señales contradictorias, por lo que sus decisiones resultarán equivocadas.

10.- Permanezca alerta en todo momento. Tenga plena confianza en que todo resultará de acuerdo con sus deseos. Deje que la energía que usted ha movilizado, al experimentarla, haga su trabajo y no trate de forzar situaciones. Recuerde que los resultados no siempre surgen de la manera en que los imaginó, quizás, los caminos utilizados puedan sorprenderlo, pero, no por eso serán menos contundentes. A medida que vaya logrando realizar sus sueños, verá que la plenitud y la satisfacción llenarán su corazón.

Fuente: Revista Predicciones

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: