martes, 17 de enero de 2017

La gratitud: una droga que mejora el rendimiento

Hay una cosa que prescribo a todos mis pacientes, no importa por qué cosa vengan a verme. No es una píldora o un suplemento, es la gratitud. Y cada uno de nosotros puede beneficiarse de ella.
Voy a llegar tan lejos, como para llamarla una droga, que mejora el rendimiento, una droga con enormes beneficios, que podemos utilizar para sobresalir en todos los aspectos de la vida.


Por Dr. Jeffrey Egler

Gratitud por tu salud física

Cuando hablo de una práctica de gratitud y cuando la prescribo a mis pacientes; lo primero que les digo es, que una práctica regular de gratitud, fortalecerá sus relaciones, mejorará su autoestima y les ayudará a dormir mejor y a tener días más felices. La gratitud puede reducir significativamente la depresión y la ansiedad y ayudarnos a superar el trauma y el estrés. Científicos de la Universidad de Birmingham, encontraron incluso que una práctica de gratitud, puede resultar en menos dolor físico y mayor resiliencia. También puede mejorar la imagen corporal, lo que conduce a una mayor confianza y un mejor rendimiento en las actividades físicas.
Pero eso es sólo en su vida personal, y mis pacientes quieren sobresalir en sus vidas profesionales también. ¿Cómo puedo ayudarles? Gratitud de nuevo.

Gratitud por el éxito profesional

Además de los numerosos beneficios personales de la salud, la gratitud tiene sus ventajas en el lugar de trabajo también. Expresar gratitud a los clientes en tu negocio, es a menudo eficaz en influir en futuras compras. También puede ayudar a mejorar las relaciones entre los empleados y los jefes y ayudar a aumentar la productividad, potenciándote a que te entusiasmes más con el trabajo, que estás haciendo.

He estado recetando gratitud, desde que mi práctica se abrió en septiembre y ya he visto mejoras en los síntomas de humor y depresión, una reducción de la ansiedad e incluso un dolor reducido, incluso en los pacientes que incorporan las prácticas más simples de gratitud en su rutina. Tomar sólo unos momentos, para restablecer eficazmente los patrones de pensamiento, es ayudar a muchos pacientes a superar el insomnio, superar la niebla cerebral y aumentar la energía que ha ayudado, a muchos de ellos a alcanzar sus objetivos de bienestar de salud semanales.

Gratitud en acción: así prescribo la gratitud.

¿Se está preguntando probablemente cómo es que prescribo la gratitud? No es como usted puede dirigirse a la farmacia y recoger algunas (aunque sería bueno). Trabajo de la mano con entrenadores de la salud, para enseñar a mis pacientes cómo incorporar una o más de estas prácticas de gratitud en sus vidas, de manera práctica y pragmática.

1. Meditación de gratitud

Cada día, cierra los ojos durante cinco minutos (o incluso dos minutos, es solo una pizca) y simplemente haces una lista mental de todas las personas, lugares y cosas que te encantan. Respira hacia dentro y hacia fuera lenta y profundamente, mientras que imaginas la cara o una particularidad especial que te encanta de alguien. Dato para  expertos: puedes visualizar la cara de quien estas imaginando, incluso podría ser de tus mascotas.


2. Diario o lista de gratitud

Tómate el tiempo para escribir algunas frases, acerca de una experiencia, que tuviste aquel día, por el que estás agradecido. Esto no tiene que ser importante, tal vez sólo un encuentro inesperado, con un viejo amigo, quizás cuando tomaste un descanso en el trabajo, o una comida sabrosa. Como otra opción, mantener un diario en la cama y tratar de escribir tres cosas que te hacen feliz, cada noche, durante una semana. Según una investigación publicada en la Clinical Psychological Review, una práctica de gratitud antes de dormir, influye positivamente en el sueño a través del "mecanismo de las cogniciones de pre-sueño". Básicamente, pensar pensamientos positivos, antes de acostarse, está relacionado con la mejora de la calidad y la cantidad de sueño.

3. Expresión de gratitud conductual

Lleva tu práctica al siguiente nivel, incorporando gratitud en tus acciones. Escribe un correo electrónico o una carta a alguien, expresando tu aprecio por ellos o algo que hicieron. Esto podría ser cualquier cosa, desde el reconocimiento de un favor de un amigo, hasta mostrar aprecio por una contribución útil de un colega en el trabajo. Y si realmente quieres llegar al siguiente nivel, visita a la persona, específicamente con el propósito de agradecerles personalmente.

La belleza de una práctica de la gratitud, es que todo el mundo gana. Al incorporar estas prácticas de gratitud, en nuestra rutina diaria, podemos optimizar nuestro desempeño físico, mejorar nuestras relaciones personales y avanzar en nuestro éxito profesional, todo mientras hacemos que la gente que nos rodea se sienta especial y apreciada.

Autor: Dr. Jeffrey Egler
Fuente en Inglés: Mind Body Green
Traducción al español: Equipo Paramujeres
Tiene nuestro permiso para compartir este artículo a través de la licencia Creative Commons retribuyendo con un  vínculo de retroceso en directo a este artículo

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: