sábado, 28 de enero de 2017

6 maneras simples de quitar la energía negativa de tu hogar

La energía puede quedar atascada en las esquinas, en los estantes, por encima de las escaleras y por todas partes

Nuestras casas y lugares de trabajo, deben ser lugares seguros para descansar y crear. Tener un lugar donde te sientas cómoda y empoderada, para hacer lo que  sientas que es correcto, es crucial para nuestra salud mental y espiritual. Tu lugar de trabajo no debe ser una celda de cárcel, sino una plataforma para que puedas expresarte y crear nuevos aspectos.

Estos espacios pueden atrapar energía negativa o a veces crearla. Esto no es productivo ni saludable. A continuación hay algunas maneras de proteger tu espacio y transformar las energías a tu preferencia.

Aplaude intencionalmente

La energía puede quedar atascada en las esquinas, en los estantes, por encima de las escaleras y por todas partes. Para respirar vida en tu área, camina tratando de percibir la energía estancada o negativa. Cuando  sientas esa presencia aplaude con tus manos y  enfócate en afirmaciones positivas y productivas.

Designa espacios para fines específicos

Debes intentar separar tu espacio en áreas específicas de acción e intención. Por ejemplo, tu dormitorio es para dormir y descansar, así que quita cualquier televisor, escritorios, o cualquier artículo no relacionado con el sueño. Debes tratar de optimizar los espacios, para mantener una energía más enfocada en cada lugar.

Quema hierbas

Ir a una tienda naturista o una tienda oriental y comprar algunos paquetes de salvia o incienso. Es algo sabio y en particular, es ideal para protegerte de la energía negativa, los espíritus y activa crea energía positiva. Diferentes tipos de inciensos, cambian las energías negativas en varias energías potenciales.

Primero abre las ventanas y las puertas, y espera que las hierbas se quemen en cada habitación, pasillo y alrededor de la propiedad. Después de un tiempo o cada vez que sientas que es apropiado, cierra las ventanas y las puertas. Al día siguiente haz el mismo ritual, pero deja las ventanas y puertas cerradas.

Mantenlo todo limpio

Tu espacio no tiene que ser impecable, pero nunca debe ser asqueroso o desorganizado por largos períodos. Nunca dejes los platos sucios o la mitad de los alimentos comidos en cualquier lugar, que no sea el fregadero. El desorden y las áreas orgánicamente sucias, consumen energía positiva y crean una sensación de caos.

Compra plantas y ponlas en todas partes

Las plantas viven tomando toxinas en el aire y convirtiéndolas en aire. Sólo necesitan luz solar y agua para producir vibraciones saludables y productivas. Si  no estás bendecida, con una mano prodigiosa para las plantas, intenta conseguir las plantas que son resistentes y no necesitan supervisión.

Asegúrate de limpiar cualquier hoja o rama muerta. Si tu planta muere, asegúrate de eliminarla rápidamente. Una planta muerta será un punto focal para la negatividad y consumirá la energía positiva en el aire.

Reorganiza, Reorganiza, Reorganiza

Mueve los muebles en tu casa, cerca de, al menos una vez por mes. Esto te ayudará a realizar un seguimiento de lo que necesitas y lo que no utilizas. Bota o dona artículos no deseados. Los artículos superfluos drenan energía productiva y positiva.
A medida que muevas las cosas, juega con el espacio y ve cómo cada arreglo beneficia o dificulta la positividad y productividad de tu espacio.

Fuente:  Higher Perspectives
Traducción al español: Equipo Paramujeres 
Tiene nuestro permiso para reproducir este artículo en su sitio Web bajo la licencia  Creative Commons retribuyendo con un vínculo de retroceso en directo a este artículo en nuestro sitio Web.


Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: