miércoles, 16 de noviembre de 2016

Usa tu cuerpo para cambiar tus emociones. 6 trucos que debes aprender, según la Psicología

Más allá del lenguaje no verbal

Sabemos que la mayor parte de lo que comunicamos es expresión no verbal. Nuestro cuerpo, las posturas que adoptamos, nuestros gestos y microgestos dicen mucho sobre cómo nos sentimos y qué pensamos. Por ejemplo, levantar la cabeza y dirigir la barbilla hacia adelante nos comunica poder y dominio, mientras que bajar la mirada y ladear la cabeza expresa sumisión e inseguridad.

Interpretar y conocer el lenguaje no verbal es apasionante y nos ofrece muchas pistas para comprender a los otros y a nosotros mismos. Pero el interés del lenguaje corporal no acaba ahí, sino que puede ofrecernos una importante herramienta de cambio y mejora personal. ¿Cómo?

Por muy increíble que parezca, las investigaciones apuntan que adoptar ciertas posturas durante unos minutos, puede cambiar el nivel de confianza, reducir el estrés o incluso aumentar tu capacidad de persistencia ante una tarea.

Tu cuerpo, tu mejor herramienta

Contra la ansiedad sonreír y frotarse las manos. Son dos gestos con propiedades terapéuticas que producen hormonas anti estrés, según afirma el Catedrático de Psicología de la Universidad de La Laguna, Manuel Gutiérrez Calvo.

Tensar los músculos para aumentar la voluntad y la resistencia.  En una serie de cinco estudios de Hung y Labroo (2011) se encontró que cuando la gente tensaba sus músculos eran más capaces de soportar el dolor, resistir a los alimentos tentadores, tomar un medicamento desagradable y prestar atención a información perturbadora.

Cruzar los brazos para persistir. Si te atascas en un problema prueba a cruzar los brazos. Friedman y Elliot (2008) pidieron a los participantes de su estudio que hicieran ese gesto mientras resolvían una serie de anagramas difíciles. El resultado fue que aquellos que habían cruzado los brazos trabajaron el doble de tiempo y su persistencia llevó a soluciones más correctas, que los que no hicieron este gesto.

Acostarse para soluciones creativas.Lipnicki y Byrne, profesores de The Australian National University, demostraron que los anagramas se resuelven más rápido en posición horizontal. Según los investigadores, estar tumbado disminuye la actividad noradrenérgia en una zona del cerebro llamada locus cerúleus, lo que facilita la resolución del anagrama. Según los autores, dado que la resolución de anagramas es un problema de insight (comprensión de una causa y efecto específica), estar tumbado puede ayudar a resolver problemas de este tipo. Por tanto, prueba a tumbarte cuando necesites reflexionar sobre tu propia conducta, pensamientos y emociones para alcanzar una mayor comprensión de ellos.

Aumenta tu confianza con posturas expansivas. En un experimento, los investigadores de las Universidades de Harvard y Columbia les pidieron a los participantes que adoptaran diversas posturas durante un minuto cada una. Para algunos, las posturas fueron expansivas, mientras que a otros les pidieron que adoptaran posturas “encogidas”. Los resultados que obtuvieron fueron sorprendentes. Los y las participantes que adoptaron las posturas expansivas expresaron sentirse más seguros y con mayor control, dándose lugar a un aumento en sus niveles de testosterona, la hormona responsable de estas sensaciones y se redujeron los niveles de cortisol, hormona del estrés. Mientras que los que adoptaron posturas encogidas mostraron una disminución en los niveles de esta hormona y un aumento de cortisol. Es decir, en el grupo expansivo disminuyó la sensación de nerviosismo y ansiedad mientras que en el otro grupo aumentó.

Desfruncir el ceño alivia la preocupación. En nuestra experiencia clínica hemos comprobado como este sencillo gesto libera la mente de preocupaciones y permite afrontar los problemas de otra manera. También hemos visto, a través de nuestra Técnica de Bombeo Terapéutico, como otros gestos como abrir la boca, dar puñetazos en el aire o pisotear fuerte ayuda a liberar la carga emocional.

Por otro lado, si quieres que estos gestos tengan más efecto, intenta tomar consciencia de lo que te hacen sentir, y exagéralo con la imaginación y los pensamientos. Son cambios sencillos con grandes beneficios. 

 Fuente: psicomold.com


Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: