lunes, 28 de noviembre de 2016

Ciencia confirma: Mientras más café bebes, más tiempo vas a vivir

El café es una fuente importante de antioxidantes

El café es una hierba poco entendida, los estudios nos dicen que es bueno, pero al mismo tiempo que es malo, así como los expertos en salud; algunos lo recomiendan mientras que otros nos advierten sobre sus terribles peligros. Al final, la única confusión es creada por las mismas fuentes que nos confunden sobre todo, siempre nos dicen el contrario de la verdad y esto es extremadamente fácil de ver cuando hablamos sobre al café.

¿Por qué tanta diferencia de una fuente a otra?, ¿Por qué simplemente no se puede decir que el café funciona y punto, o no funciona? El café es una hierba estimulante y por ende va a tener diversos efectos en diversos tipos de personas, pero el factor más importante en determinar los efectos positivos o negativos del café, en una persona, es el método de producción utilizado. Aunque este artículo se trata sobre los beneficios del café para prevenir enfermedades y prolongar la vida, veamos por qué la gran diferencia en cuanto a lo que escuchamos sobre el tema.

Hay una gran diferencia entre los productos orgánicos, naturales, enteros, frescos, silvestres, etc. y los productos crecidos convencionalmente (estos son los producidos a escalas industriales y especialmente en los cuales se utilizan ingredientes tóxicos durante su procesamiento). Un ejemplo es la carne, mientras que la carne de res proveniente de una fuente convencional puede ser un alimento perjudicial para la salud (por los OMG {organismos modificados genéticamente}, hormonas, antibióticos y otros contaminantes), la carne de res crecida de forma humana y sin químicos agregado es completamente segura y promueve la salud de más de una manera.

El café no es una excepción. Tenemos el café convencional el cual es una de los cultivos más dosificados con químicos que existe en todo el mundo y en el mayor de los casos está contaminado con bacterias, virus, hongos, moho, y un sinnúmero increíble de toxinas (22 diferentes en promedio). Éstas son responsable de la mayoría de los efectos negativos que muchas personas ven y sienten al consumir café, esto se debe al proceso de producción y lo contaminado que está el producto final y no necesariamente al café en sí. Esto pasa igual con la leche de vaca pasteurizada, la cual es literalmente un veneno y provoca “intolerancia a la lactosa” – entre otros problemas- en un gran número de personas, pero cuando se compara con la leche cruda natural de vaca, la cual es uno de los alimentos más completos en el mundo, no vemos este problema y sólo se pueden apreciar los beneficios.

Tenemos muchos ejemplos sobre alimentos los cuales son dañinos o beneficiosos dependiendo de cómo son producidos, entre otros ejemplos se incluyen los aceites, la sal, la harina y básicamente todos los alimentos procesados de forma industrial, éstos pierden su integridad y valor nutricional, mientras que los alimentos enteros y crecidos de forma consciente resultan ser la medicina a la que Hipócrates se refiere cuando dijo:

Que tu medicina sea tu alimento, y el alimento tu medicina. —Hipócrates de Cos.

Resulta que el café es una de las bebidas más saludables que existe en el mundo. Esta bebida no sólo contiene cafeína, el compuesto más conocido en el café, cientos de sustancias están disponible las cuales poseen importantes beneficios para la salud.

Tomando estos factores en cuenta, vamos a ver algunos de los beneficios apoyados científicamente sobre el consumo del café.

El café es una fuente importante de antioxidantes

Siempre estamos escuchando sobre los antioxidantes y sus efectos positivos, se debe a que éstos nos protegen contra la oxidación, lo que implica los radicales libres los cuales dañan las moléculas en nuestros cuerpos, y se cree que es una de las causas principales del envejecimiento.

Hacer café es básicamente el procedimiento que se utiliza para hacer extractos medicinales con distintas hierbas. Cuando exponemos los granos molidos al agua caliente, las sustancias (de las cuales muchas son medicinales) en la mezcla de los granos de café son liberadas y forman parte de la bebida. El café en polvo puede ser considerado un superalimento como cualquier otro (Maca, cacao, clorela, espirulina, etc.)

Granos de café madurando en el árbol

De este proceso conseguimos sustancias como la cafeína y muchas otras, incluyendo algunas las cuales aún no han sido identificadas por la ciencia. Muchas de estas sustancias son antioxidantes y el café, aunque sea difícil de creer, es la fuente principal de antioxidantes en la dieta occidental superando las frutas y vegetales combinados[1, 2, 3]. Si este es tu caso, es muy importante consumir café orgánico de alta calidad.

Así que cuando tomas café no sólo estás consumiendo cafeína, sino también, muchos antioxidantes y otros compuestos beneficiosos.

Las personas que consumen café viven por más tiempo

Hay varios estudios que muestran que cuando las personas beben café, tienen un menor riesgo de morir a causa de diversas enfermedades graves. Un estudio, el más grande de su tipo, fue publicado en el New England Journal of Medicine en el 2012[4].

En este estudio, se estudió a 402,260 individuos entre 50 y 71 años de edad acerca de su consumo de café. Después de seguir a las personas por 12-13 años, los resultados fueron sorprendentes, aquellos que bebían más café eran  significativamente menos propensos a morir.


Como se puede ver en el gráfico, mientras más café bebían las personas, menor era el riesgo de muerte. Los mejores beneficios parecen estar entre 4-5 tazas al día, donde los hombres tenían un 12% menor riesgo y las mujeres un 16% menor riesgo. Beber 6 ó más tazas al día no proporciona ningún beneficio adicional y parece ser contra productivo.

Sin embargo, incluso el consumo moderado de café (1 taza por día) se asoció con una reducción de 5-6% en el riesgo de muerte, lo que demuestra que incluso tomar poco café tiene un efecto positivo sobre la longevidad.

Cuando se examinaron las causas particulares de muerte, encontraron que los bebedores de café tenían menos probabilidades de morir por infecciones, lesiones y accidentes, enfermedades respiratorias, diabetes, accidente cerebrovascular y la enfermedad cardíaca.

Los beneficios no pueden ser atribuidos a la cafeína, debido a que tanto el café descafeinado y café regular tuvieron el mismo efecto.

Aunque este es un estudio de observación -que no puede demostrar que el café causó la reducción en el riesgo-, es una buena garantía de que el café, por lo menos, no es el villano que nos han hecho creer que es.


Otros beneficios relacionados al consumo del café

Otros estudios han confirmado que los consumidores de café tienen un riesgo disminuido de muerte prematura comparado con los no consumidores[5][6].

La evidencia es clara, el consumo de café también es responsable por un riesgo reducido de contraer la enfermedad del Alzheimer, Parkinson’s, diabetes tipo 2 (al igual que el té) y enfermedades del hígado como la cirrosis[7,8,9,10].

Por último, el café tiene un efecto positivo sobre la mente. Estudios de Harvard muestran que el consumo de café te puede hacer más feliz, reduciendo los riesgos de depresión en un 20% y los de suicidio en un 53%.

Conclusión

Yo no tomo café, pero tengo tiempo que sé sobre sus beneficios y si algún día siento la necesidad o el interés, no dudaría en tomarlo. En ciertos casos, el café es una planta la cual debemos evitar (por ejemplo: personas con problemas para dormir, la presión y de la próstata), pero en la mayoría de los casos la evidencia es clara. Esta planta contiene propiedades medicinales las cuales nos protegen de más de una forma.

Fuente del artículo: Salud Cacera

Derechos de autor: Este artículo se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Fuentes:
– [1] sciencedirect.com/science/article/pii/S1043661807000291
– [2] ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/14506489
– [3] jn.nutrition.org/content/134/3/562.short
– [4] nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa1112010
– [5] ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21298466
– [6] annals.org/article.aspx?articleid=668690
– [7] onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1046/j.1468-1331.2002.00421.x/full
– [8] onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/ana.10277/abstract
– [9] archinte.jamanetwork.com/article.aspx?articleid=773949
– [10] ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16772246
– [11] archinte.jamanetwork.com/article.aspx?articleid=1105943
– [12] archinte.jamanetwork.com/article.aspx?articleid=621677

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: