martes, 13 de septiembre de 2016

El poder oculto de la Glándula Pineal: ¿Cómo potenciarla?

Este método de activación es simple y el fin que tiene es servir de terapia para centrar nuestra energía espiritual y mantenernos conectados con la Fuente, Dios o como prefieran llamarle.  La glándula pineal ha sido simbolizada a través de la historia de la humanidad en casi todas las culturas, y siempre como un "faro" de sabiduría o como el "tercer ojo".  Bueno, espero les agrade este ejercicio y lo más importante: lo practiquen y lo difundan.  

Activación del Centro Pineal-Pituitaria


Es recomendable seguir estas instrucciones para realizar la activación del Centro Pineal-Pituitaria, al menos al comenzar con el Método Alkymia. La Lectura y cada una de estas fases debe hacerse en la más absoluta tranquilidad, con paciencia y calma. A medida que vas escuchando, las palabras crear una idea en tu cabeza, debes confiar en esa idea y dejarte impulsar. Aquí no hay fórmula matemática. Esto no es un secreto, ni un truco mágico. Es un instructivo, pero la forma de concretar el resultado se la vas a dar tú a través de tu plena conciencia. Recuerda, aquí no hay nada que aprender, ya qye este aprendizaje lo tienes desde tu origen; solo escucha.

Recomiendo leer en voz calma y pausada, dando espacio de cinco a diez segundo entre cada orden.

1.- Enciendo

Nos sentamos cómodamente en una silla, con la espalda derecha (sin forzar), y ordenamos a nuestros músculos que cedan de una sola vez, soltándose a la gravedad de la tierra. Es como dar un salto al vacío. Recorremos en forma rápida nuestro estado de relajación de pies a cabeza. Buscamos silenciar las emociones y el flujo del pensamiento con órdenes simples. Ordenar, por ejemplo: "mis emociones y mis pensamientos se calman y se aquietan". En ese estado llevamos la atención a la Glándula Pineal y ordenamos que se encienda. Ella se enciende y la visualizamos como una esfera de Luz o una perla incandescente que ha comenzado a irradiar profusamente hacia ambos hemisferios cerebrales.

2.- Conecto

Podemos sentir, percibir o visualizar esta Luz, que se expande tanto, que por aquellos rayos que salen por sobre nuestra cabeza, vamos al encuentro de los Rayos Arcoíricos danzantes que provienen de la Fuente, Padre o Arquetipo Uno, conectándonos a la Fuente.

3.- A-Mor

Toda nuestra atención se encuentra ahora en la Fuente. Es importante en este momento prepararnos para recibir su Luz-Amor que se manifiesta en dos rayos arcoíricos: el rosa y el amarillo. Bajan desde el Centro Pineal hasta el centro cardíaco y se anclan allí. Al anclarse, se forma un sol en expansión permanente, que irradia en forma alterna en rosa y amarillo. Atendemos ahora a nuestra respiración, pero sin alterar su ritmo armónico. Al inhalar, irradiaremos el rosa y el amarillo desde el centro cardíaco hacia nosotros, y al exhalar lo irradiaremos hacia fuera. Hacia todos y hacia todo, sin límite. Podemos abarcar al planeta entero si así lo deseamos o ir aún más allá. Hemos activado de este modo una red de conexión con nuestro Padre-Madre, quien toma el gobierno de nuestro ser, desplazando lo humano en nosotros, para dar cabida a nuestra divinidad que comienza a despertar. Un sentimiento de A-MOR nos inunda mientras sentimos estas activaciones en manifestación.

4.- Rayos Arcoíricos

El paso siguiente es sentir los Rayos Arcoíricos que provienen de la Fuente pasando por nuestros brazos y saliendo por la punta de los dedos, como largos rayos de colores, que podemos enviar hacia donde los queramos hacer llegar. Así tendremos un punto de transferencia de energía desde los campos de creación superior hacia los campos creativos físicos.

5.- Sellado Violeta

Ahora sellaremos estas activaciones sintiendo cómo una espiral de color violeta eléctrico nos envuelve vertiginosamente desde los pies hasta por sobre la cabeza. Si es necesario, repetimos esta orden para mantener la unidad vibratoria de nuestro Ser-Luz activado a la frecuencia de la Fuente. Es momento de chequear cómo nos sentimos. Estamos experimentando sensaciones de paz, armonía, ausencia de limitaciones. Es nuestro Ser-Energía libre y armónico en disposición a la experiencia de co-crear con la Fuente.

6.- Flor De Luz

Intencionamos mantener estas activaciones en permanencia y simultaneidad. Llevando la atención a la Glándula Pineal, ordenamos reintensificar su luminosidad que ahora se expande hacia la Glándula pituitaria que se abrirá como una Flor de Luz centelleante. Mantendremos durante un tiempo nuestra atención en este proceso, hasta sentir que ambas se han fusionado en una sola red de Luz. Ambas, Pineal y Pituitaria, han recuperado su potencia creativa original, dando paso a una triangulación lumínica que es el portal de entrada hacia los campos de creación superior en donde lo no manifestado espera para ser traído en manifestación. Mantenemos la visualización de una Flor de Luz en medio del lóbulo frontal de nuestro cerebro. Es normal sentir presión o vibración en la zona ubicada sobre el entrecejo.

7.- La Fuente

En estos momentos sentiremos surgir del centro de la Flor de Luz, los Rayos Arcoíricos, cargados del poder creativo de La Fuente. Por ellos subimos a los campos de creación superior. Hemos llegado allí. Recordemos mantener la atención en la Fuente y el sentimiento de A-MOR irradiando en permanencia durante todo el acto creativo. Es momento de empezar a co-crear, a manifestar sueños y anhelos con el poder del sentimiento y el pensamiento que han sido elevados a la perfección de la Fuente. De esta manera iniciamos un nuevo proceso creativo que elimina el error de la experiencia.

Imagen para Activar la Glándula Pineal


Esta es una imagen que contiene un patrón de activación de tu glándula pineal (o también llamada “tercer ojo”, sexto sentido o intuición).



Extracto del  libro “Vivir sin morir”  de Lita Donoso
Publicado por Penguin Random House Grupo
Editorial Chile.

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: