sábado, 16 de julio de 2016

{Oráculo de los Gatos} ¿Cuál es el mecanismo de defensa que uso cuando algo me duele?

Los gatos pueden ser vidas pasadas y futuras, magia y poder, muerte y resurrección. Los gatos viven en el Mundo y entre los Mundos, como espíritus familiares o como brujas, capaces de comprender cada instante y jugar con los misterios de la vida. Con estas cartas podrá comprobar el Mundo con ojos alegres y sabios.
El oráculo de los gatos paganos, de Claudia Campos T.  hoy nos responderá ¿Cuál es el mecanismo de defensa que uso cuando algo me duele?

Navega hasta el final de la página y escoge entre la patita de color amarillo, verde o rojo. A continuación encuentra el resultado.

Si escogiste la patita de gato amarillo

Cuando algo te duele te conectas con la tristeza más profunda y puedes llorar mucho o entristecerte muchísimo también. Es un mecanismo de defensa porque de esta manera te ahogas en tus propias emociones y no te permites ver en forma más objetiva la vida.

Consejo: Es importante, si lo deseas, aprender ano ahogarte en tus emociones, aprender a mirar las cosas de otro punto de vista, porque así la gente que te rodea sabrás que estás dispuesta al diálogo y que no te esconderás detrás de la tristeza.


Si escogiste la patita de gato verde

La rabia es tu mecanismo de defensa, porque de esta maneras cierras todas las puertas al entendimiento y hasta te ciegas cuando viene hacia a ti ese ataque furioso. Como consecuencia, la gente no tiene deseos de hablarte ni de acercarse a ti porque sabe cómo reaccionarás.

Consejo: Detrás de la rabia, siempre hay pena. Llegó la hora de bajar las defensas, abrirte al cambio, a la opinión de los que te aman quizás, y sanar esa pena disfrazada de rabia.


Si escogiste la patita de gato roja

La actitud que usas como mecanismo de defensa es el amurrarte, encerrarte en ti mismo como lo hace un niño y no escuchar ni hablar con nadie. Lo debes hacer en forma inconsciente, pero así te defiendes de lo que te duele y de lo que no quieres escuchar.
Consejo: detrás de esta actitud, está tu niño o niña herida. Por eso llegó la hora que te des cuenta que ya nada ni nadie puede dañarte a menos que tú lo permitas, que el diálogo es lo mejor para sanar y que debes perdonar tu pasado.


Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: