jueves, 12 de mayo de 2016

25 enseñanzas que hubieran cambiado mi vida 10 años atrás

Sócrates fue considerado uno de los fundadores de la filosofía occidental y una vez fue nombrado el hombre más sabio de la tierra por el oráculo de Delfos. Cuando Sócrates escuchó que el oráculo había hecho tal comentario, creía que la declaración era incorrecta y dijo: "Yo sé una cosa:. Que no sé nada"

Para mí, "no sé nada" significa que es posible que sea una persona sabia, pero aun así, no sé nada. Todavía se puede aprender de todo y de todos. Una cosa que me gusta más que aprender de mis errores es aprender de los errores de otras personas. Con los años, he tenido la suerte de tener grandes mentores, maestros, familiares y amigos que me enseñaron sobre la vida.

Lo que encontrará a continuación es una lista de las cosas más importantes que aprendí de los demás y de los libros. Algunas de las lecciones me tomó mucho tiempo asimilarlas, pero si hubiera tenido que aprender estas cosas por mí mismo, me habría llevado mucho más tiempo.

Estas son las 25 cosas que aprendido en los últimos diez años y que me gustaría compartir contigo:

1. La lucha es algo positivo.

Nunca digas, "ya no puedo más." En vez de eso di "¡Sí puedo!"

2. No te quejes.

Quejarse es la pérdida de tiempo más grande que existe. O haces algo al respecto o si no puedes, deja de hablar sobre ello.

3. Pasa tiempo con las personas que amas.

Tu familia y tus mejores amigos… Si no tienes familia, crea una. La mayoría de las personas en nuestra vida son visitantes, la familia es por siempre.

4. No comiences una relación si no estás enamorado.

He hecho esto más de una vez. Alguien te gusta un poco y piensas, "bueno, podríamos ver que pasa entre nosotros." No es una buena idea. O estás enamorado o no lo estás. No te engañes. No es justo para ti ni para la otra persona.

5. Haz ejercicio a diario.

Siempre escuchamos que tenemos que ejercitar a diario, pero yo al menos realmente lo tomé en cuenta hace poco.  Un cuerpo sano es una mente sana y una vida sana. No nos olvidemos que somos el resultado de la combinación mente-cuerpo-alma, cuidemos de todos ellas.

6. Ten un diario de vida.

No, tener un diario de vida no es de niños. Es una buena forma de mirar nuestra vida con un poco de perspectiva, nos ayuda a digerir temas importantes para nosotros y también es un bello registro de nuestra vida.

7. Sé agradecido.

Da las "gracias" a todo y a todos.. "Gracias por este hermoso día", "gracias por su correo electrónico", "gracias por estar ahí para mí".

8. No se preocupe por lo que piensan los demás.

La importancia de la opinión de los demás la eliges tú. Siempre es bueno saber qué piensan o cómo actuarían otras personas, para poder decidir cómo actuar nosotros… pero la opinión más importante al momento de tomar una decisión es la tuya. Escucha tú opinión.

9. Toma más riesgos.

La vida es una, arriesga, ¡quien no arriesga no gana!

10. Elige una industria, no un trabajo.

Si quieres ser bueno en algo, probablemente tengas que pasar años haciéndolo. Si saltas de una industria a otra es poco probable que lo logres. Sigue tu instinto, siente la afinidad que tienes por un área u otra y haz lo que dice el punto 9, arriesga. O te la juegas o no, y que peor que ver que la vida pase frente a ti y tú sin hacer nada. Apuesta por tus intereses.

11. Dirige el camino.

Cuando te encuentras en una situación donde todo el mundo se mira entre ellos, es tu momento de liderar. Tú eres un líder, sólo tienes que decidir tomar ese rol. No hay un proceso de certificación, no hay una carrera. Es sólo una decisión. Lidera tu camino y lidera el de quienes te quieran seguir.

12. El dinero no es importante.

Realmente no lo es. Pero te tienes que entrenar para que no te importe el dinero. No te apegues a las cosas materiales de las que eres dueño, no dependas de ellas, de lo contrario ellas serán dueñas tuyas.

13. Sé amable.

Sé una persona agradable, amable y asertiva. No sólo sentirás que las personas responden mejor frente a tu presencia, sino que tú comenzarás a sentirte satisfecho contigo mismo por tu propia amabilidad. Sé cómo alguien que te gustaría conocer.

14. Aprende a diario.

Mantén tu cerebro alerta. No significa que te tengas que leer un libro a diario, significa que te mantengas curioso, atento en las conversaciones, no hay nada más satisfactorio que aprender. Además, puedes aprender de tu propia vida, de tus errores, de tus éxitos, de todo. La vida es una gran maestra.

15. Descansa antes de estar cansado.

Aunque adores tu trabajo y todos los días parezcan el mejor día del mundo, es importante que tomes momentos de descanso. Un cuerpo y una mente descansada son mucho más productivas, y muchas de las grandes ideas se vienen a la cabeza cuando no estamos inmersos en el trabajo.

16. No juzgues.

Sólo porque las personas toman decisiones diferentes a las que tomarías tú, eso no significa que estén equivocados. Todas las personas hemos nacido diferentes, hemos tenido vidas diferentes, queremos cosas diferentes, lo natural es que aceptemos, respetemos y aprendamos de esas diferencias, no que las rechacemos.

17. Piensa en los demás.

Sé considerado, eso es todo. La vida es mucho más entretenida, positiva y amable si la compartes con otros y si los demás la comparten contigo.

18. Da sin esperar nada a cambio.

No lleves la cuenta. Si piensas en todo lo que das y en todo lo que recibes te volverás muy calculador y los afectos pasarán a ser más una herramienta de intercambio que una fuente de amor y cariño. Da porque te nace, no por un interés. Por lo demás, la vida te sonríe cuando la miras sonriendo.

19. No hay una gran meta.

Nosotros somos seres cambiantes, que crecen siempre, aunque no lo elijan. Disfruta del camino, no pienses en el destino.

20. Disfruta de las cosas pequeñas.

Suena cliché, pero es tan real. La vida está compuesta por momentos, pequeños momentos, si logras encontrar felicidad en cada uno de ellos entonces serás una persona muy sabia y probablemente muy feliz.

21. No te tomes tan seriamente.

Todos seguimos aprendiendo. Siempre estamos aprendiendo. Parte de aprender es cometer errores, parte de aprender es reírse de uno mismo. Tómatelo con humor, de verdad que la vida fluirá mucho más fácilmente.

22. No culpes a nadie.

Ni a ti mismo, buscar culpables es clásico de las personas que no se quieren hacer cargo de ellas mismas. No seas de esas personas, si cometiste un error, acéptalo y piensa cómo podrías actuar la próxima vez. La culpa no es una emoción positiva, en vez de sentir culpa elige sentir que estás aprendiendo.

23. Crea algo.

No para dejar un legado, sino para plasmar en el mundo externo tu mundo interior. Elige cualquier cosa con la que te sientas cómodo, busca dentro tuyo, no me cabe duda de que algo que sólo tú podrías crear saldrá a relucir.

24. Nunca mires hacia atrás por demasiado tiempo.

Mirar hacia el pasado es bueno sólo para una cosa: aprender.

25. Ponte en acción.

¿Qué haces ahí sin moverte? ¡Manos a la obra! Haz algo, sin acciones no conseguirás resultados.


Via: El vaso medio lleno.guru
Artículo original de  DariusForoux.com

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: