miércoles, 23 de marzo de 2016

Reglas básicas para un hogar feliz. 2/3 {Armonía, Paz y Amor}

Cuanto más se jacte una persona de su buena fortuna más pérdidas y miserias va a generar
Otra regla básica para respetar es que jamás hay que jactarse de la buena suerte, abundancia o riqueza que se posee, ya que esto genera a quien no la tiene una fuerza  vibracional  que consciente o inconscientemente es negativa. Cuanto más se jacte una persona de su buena fortuna personal u hogareña más pérdidas y miserias va a generar. De la misma manera no es conveniente contar proyectos, anticipar hechos, comentar embarazos antes del tercer mes de gestación, ni hablar de economía, dinero o viajes. Asimismo hay que evitar hacer demostraciones afectivas en público. Esto pertenece al terreno de la intimidad. La relación de una pareja  debe desarrollarse en privado pues las grandes efusiones generan mala onda, envidia y vibraciones negativas en otras personas. Quien observa las demostraciones de felicidad puede sentir mucho dolor por alguna pérdida reciente, tristeza por un abandono, soledad por no poder hallar el amor etc. Estos sentimientos negativos se transmiten a la pareja y finalmente ésta termina perjudicándose. 
Nunca se debe tender la cama inmediatamente antes de salir de la casa o ir a trabajar. Antiguas creencias orientales dicen que si se hace esto el  descanso resulta perjudicial y se pasa una mala noche. Lo ideal es hacerla apenas nos levantamos o a lo sumo una hora antes de salir de casa. Tender la cama debe ser un acto afectivo y nada precipitado. Debemos tomarnos todo el tiempo necesario y hacerlo con prolijidad. Tal acto, tanto para una mujer como para un hombre simboliza la materialización  de sus deseos. Por eso, se debe hacer con real amor. Si se lo hace de malhumor o en forma despreciativa  hay conflictos de pareja, problemas afectivos, disgustos hogareños, falta de energía ambiental,  etc. Se recomienda a cada uno hacerse  su propia cama y no encargar esto a otras personas en especial  al servicio doméstico. Esto genera malos vínculos  y obstáculos  en la sexualidad. Las personas solteras que desean formar pareja  y tener su propio hogar deben tender su cama concentrados durante este acto en que quieren ver sobre ella a un ser amado, ya que la  cama  representa  el lugar del encuentro. Es conveniente que la cama la haga una sola persona que la cargue con su propia energía. Es nocivo y perjudicial tender la cama entre dos personas. En la Antigüedad este acto  era ceremonial y se lo veía  como algo sagrado. Por eso, si se quiere proseguir con las tradiciones es ideal aromatizar y perfumar la cama con esencias de rosa, lavanda, jazmín o incienso. 

Estos perfumes brindarán armonía, paz y amor al lecho.


Dentro del hogar jamás se debe hablar mal de los muertos, en especial de los familiares o seres queridos. Hay que recordarlos bien aunque hayan sido negativos pues para los  tibetanos chinos y japoneses ellos viven en mundos espirituales paralelos y perciben si nosotros los lastimamos. Por lo tanto el acto de hablar mal llega al alma de los difuntos y esto genera en los seres vivos  una involución Kármica. Tampoco se debe criticar, juzgar o difamar a los seres vivos en general, especialmente en lugares públicos. No  es conveniente realizar en el hogar reuniones sociales donde varias personas se junten para hablar mal de otras. Al contar secretos o revelar cosas íntimas se está perjudicando mediante la palabra. Tanto el pensamiento como el acto de hablar tienen forma  y directa  o indirectamente ésta se trasmite y le llega a la persona mencionada impidiéndole su evolución. A su vez, esto actúa como un boomerang porque la crítica vuelve a quién la hizo y lo perjudica. Es importante recordar que quien juzga severamente de la misma manera será juzgado. Si bien no es posible la perfección se recomienda la discreción y el respeto por los miembros del hogar y por todos en general.

Es conveniente tener en la casa o llevar en la billetera o cartera un billete de dólar estadounidense. Esto se debe a que la moneda americana tiene  mucho poder pues lleva impresa una pirámide de una sola cara. Sobre ésta se levanta un ojo que es símbolo de protección y evita que nos lleguen las malas vibraciones. Por lo tanto, poseer uno de estos billetes atrae la fortuna y la prosperidad.

Cuando estamos en presencia de personas negativas o recibimos visitas que generan mala vibración, es conveniente cruzar los dedos o pies. Esto trae buena suerte. Hay varias formas de hacerlo. Una de ella consiste en juntar el índice y el pulgar de cada mano.

Esto es para cerrar la abertura de los siete chakras y no permitir el ingreso de la mala energía. Otra forma es cruzando el dedo medio sobre índice. Esto representa el propio camino protegido por una montaña que no permite que le interrumpa la evolución.

Juntando el meñique con el pulgar y el índice representamos los tres senderos que más debemos proteger pues son los que la gente más envidia: sendero del amor, de la profesión y de la economía.

Al cerrarlos impedimos la interferencia de estos aspectos tan importantes.

En cuanto a los pies, hay dos formas conocidas. La primera se lleva a cabo cruzando las piernas poniendo la derecha sobre la izquierda y tratando de que el  pie quede colgado tocando al que está apoyado. Con esto cortamos la negatividad que puede obstaculizar la realización de proyectos futuros.

La segunda consiste en cruzar la pierna izquierda sobre la derecha. Con esto se logra proteger el presente y la actividad actual.

Todos los cruces aquí mencionados se relacionan con las terminales nerviosas, los puntos de recepción y de emanación, por eso efectuarlos en los momentos indicados da mucho resultado y nos brinda verdadera protección.

Es conveniente dormirse siempre antes de la medianoche. Esto brinda un buen reposo, con un descanso libre de toxinas que genera energía vital reparadora.

Parte anterior


Extracto del libro: "El hogar Mágico" de Waldo Casal 
Waldocasal.com

Tienes que ver esto también




No hay comentarios :

Publicar Comentario: